Estudio eseverri desktop movile

#8M Opinión / Escribe Florencia Juárez

“De nada valdría un movimiento femenino en un mundo sin justicia social”

Evita

Florencia Juárez Directora de Políticas de Género de la Municipalidad de Olavarría

Cada vez que conmemoramos el 8 de marzo el día internacional de las mujeres, cada vez que en nuestro país ocurre un nuevo femicidio, es imposible no reflexionar sobre los derechos humanos, pero en particular sobre los derechos de las mujeres y las disidencias.

Como trabajadoras del Estado, pero también como militantes sociales y políticas debemos transformar esta fecha en un día de lucha, de reflexión, de diagnóstico, pero sobre todo de planificación de las políticas públicas en materia de violencias por razones de género.

Las historias de cada una de las mujeres que acompañamos duelen. Las historias de cada femicidio duelen. Parecen ser historias con una similitud que asombra. Historias de vidas que piden por sus derechos, que desean ser libres. Y en todas ellas, el Estado (y las instituciones) las atraviesan. Y esas historias nos tensionan permanentemente. Y nos interpelan.

Argentina es un país de avanzada en materia legislativa y también en materia de políticas públicas. Infinidad de dispositivos estatales que a lo largo de años se activan para defender y proteger a las mujeres. Y aún así, no alcanza. Tenemos una enorme responsabilidad para seguir discutiendo qué más hay que hacer, dónde fallamos, qué se necesita para pensar en un posible escenario en que los índices de femicidios disminuyan. Tenemos la obligación de revisar colectivamente los circuitos de atención integral para evaluar las prácticas institucionales.

Estoy convencida que como Estado debemos generar políticas de abordaje integral, donde discutamos los recursos, las herramientas y los dispositivos de abordaje no sólo para las personas que transitan las situaciones de violencias, sino además para quienes ejercen esas violencias, que mayoritariamente son los varones. Deconstruir el modelo hegemónico de la(s) masculinidad(es). Reflexionar con ellos sobre los modos de vincularse que han aprendido en el proceso de sociabilización. Proceso que impone una forma de relación sexo-afectiva que vulnera los derechos de las mujeres, pero también sus propios derechos.

Cada 8 de marzo, Estado y Organizaciones Sociales, sigamos militando. Sigamos alzando la voz. Sigamos poniendo el cuerpo y las energías para erradicar las violencias por razones de género. Todas y todos, con mayor compromiso social para poder defender las banderas de la igualdad y garantizar el ejercicio pleno de derechos de todas las mujeres en nuestra ciudad.

Comentarios
Cargando...