Estudio eseverri desktop movile

Abogado de uno de los represores de Monte Pelloni suspendido para ejercer la profesión

Se trata de Claudio Castaño, de Tandil, quien ahora además afrontará un juicio por «abuso sexual con acceso carnal»

El abogado Claudio Castaño de trascendencia en Olavarría tras defender a uno de los represores involucrados en el juicio de Monte Pelloni fue suspendido para ejercer su profesión por el Colegio de Abogados de Azul. Castaño el año próximo será juzgado por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

La medida, que fue resuelta por la unanimidad de los miembros del Consejo Directivo, se funda en la comunicación que llegara a la Institución con fecha 8 de noviembre proveniente del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Azul, mediante la cual se informa la fecha fijada para el debate en la causa que se lleva contra el profesional por «abuso sexual con acceso carnal» y en el marco de las atribuciones que le concede el artículo 26 de la ley 5177, que regula la profesión y otorga a los Colegios de Abogados provinciales facultades disciplinarias para con sus colegiados.

El artículo citado establece que el Consejo Directivo del Colegio profesional “podrá decretar la suspensión provisoria en la matrícula a aquellos profesionales que se encuentren imputados por delito doloso”, por las “dos terceras partes de los miembros del Consejo cuando la gravedad del delito y la verosimilitud de las pruebas así lo acrediten, y por simple mayoría cuando exista acusación fiscal”.

La medida decretada por el Consejo Directivo del Colegio de Abogados de Azul ya fue notificada al Dr. Castaño en fecha 28 de noviembre en el domicilio que el profesional tiene constituido en el Colegio de Abogados, a los fines de poder ser notificado de toda resolución de la institución.

En el marco de la resolución se dispuso la comunicación de la medida a la Suprema Corte de Justicia Bonaerense, la Cámara en lo Civil y Comercial de Azul, la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Azul, al Fiscal General departamental y a la Cámara Federal con competencia departamental.

Defensor de Genocidas y acusado de abuso sexual: El Perfil del Dr. Claudio Castaño

El abogado Claudio Castaño, suspendido de manera provisoria por el Colegio de Abogados de Azul para ejercer su profesión, fue protagonista del histórico juicio por las atrocidades cometidas en Monte Peloni durante la última y sangrienta dictadura cívico – militar. Claudio Castaño asumió la defensa de uno de los imputados en esa causa, que finalmente quedó detenido.

El letrado tandilense Claudio Castaño fue uno de los defensores del teniente primero retirado Horacio Rubén Leites y durante el histórico juicio de Monte Peloni mantuvo fuertes cruces con el juez Falcone, con testigos de la acusación y con militantes de Derechos Humanos.

Desde la primera audiencia, mostró un afán de protagonismo especial. Su primer cruce con el presidente del Tribunal, Roberto Falcone, y desde ahí su comportamiento fue constante durante las audiencias del juicio. En la segunda audiencia pidió para “el general” Ignacio Aníbal Verdura un trato humanitario y también, cenar en el calabozo con su defendido para que su relación exceda la defensa legal. “Es una cuestión humanitaria, dentro de 20 años puedo estar yo en el calabozo o usted puede tener que rendir cuentas sobre este juicio”, le dijo Castaño a Falcone.

CASTAÑO

El juez respondió con una advertencia por “improcedente”.

Lejos de modificar su actitud, el abogado que supo recorrer programas de chimentos en defensa de Rodrigo Díaz, pareja de Ricardo Fort, se encargó de hostigar (y provocar) a las víctimas del terrorismo de Estado preguntándoles a todos si habían cobrado resarcimientos del Estado por ser víctimas o familiares. Luego de declarar Carmelo Vinci y Osvaldo Fernández, pidió que queden incomunicados. “¿Qué? ¿Me quiere meter en cana de nuevo…?, preguntó Vinci. El Tribunal negó el descabellado pedido del ahora denunciado abogado penalista.

Después del conmovedor testimonio de María del Carmen Fernández, hermana de dos víctimas, Castaño pidió preguntar a la testigo. Antes dijo: “Este testimonio atravesó la coraza del defensor y llegó al ser humano”. El público reprobó una vez más su intervención. El punto máximo de repudio a Castaño fue cuando, al final de la audiencia, pidió que Pura Leopolda Puente de Villeres, madre de uno de los desaparecidos de Olavarría, se quitara su pañuelo que la simboliza como Madre de Plaza de Mayo. “No es un símbolo patrio, es un símbolo sectario y partidario que altera el desarrollo de la audiencia”, argumentó y Falcone, una vez más, negó la petición.

Más adentradas las audiencias el tandilense volvió a tener un fuerte cruce con el juez Falcone, mientras declaraba Araceli Gutiérrez, sobreviviente de Monte Peloni. Castaño la interrogó con un tono policial, como si en lugar de víctima la mujer fuera una sospechosa. “Y la picana también la supone, porque no la vio, imagino”, le preguntó. El juez dijo que la pregunta era improcedente e irrespetuosa. “Entonces a Leites lo tiene que defender Dios”, insistió. Falcone le señaló que cambiara el tono. “Si usted no tiene la sensibilidad necesaria para preguntar en este tipo de juicios, va a tener que hacer un curso”, le dijo.

Hubo aplausos. “Mi silencio es mi respuesta a su consejo, señor”, lo desafió Castaño

Con información de : InfoJus.

Comentarios
Cargando...