Abuso sexual: En junio se inicia el juicio contra Omar Rojas, ex titular de la AJB Azul

Con información del Diario El Tiempo de Azul

El ex Secretario General de la Asociación Judicial Bonaerense de la Departamental Azul, Omar Rojas finalmente llegará a juicio oral y público por los hechos que fue denunciado en julio de 2016.

En mazo de este año la Cámara de Apelaciones y Garantías de Azul confirmó la elevación a juicio y ahora se conoce la fecha del proceso al que será sometido.

Procesado por una serie de hechos donde como víctima figura una joven, entre los cuales le atribuyen haber abusado sexualmente de ella, el ex dirigente gremial de los trabajadores judiciales comenzará a ser juzgado en junio del año entrante.

La totalidad de los hechos se ventilará en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal número 2 de Azul que contará con las intervenciones de los jueces Inés Olmedo, Joaquín Duba y Martín Céspedes.

El ex dirigente gremial de los trabajadores judiciales, que luego de que se conociera su procesamiento había sido expulsado de la Asociación Judicial Bonaerense, está acusado de los delitos de sustracción de persona con fines de menoscabar su integridad sexual en concurso ideal con privación ilegal de la libertad agravada (tres hechos) en concurso real con abuso sexual simple y abuso sexual con acceso camal en grado de tentativa.

Tras la denuncia formulada en julio de 2016, luego de que el día 24 de aquel mes y año Omar Rojas fuera demorado por la Policía, en momentos que en su automóvil circulaba trasladando a la joven que figura como víctima en esta causa penal, la investigación que se inició derivó en que posteriormente se terminara ampliando la acusación para el ex Secretario General de la AJB de la Departamental Azul.

El sumario lo sustanció Marcelo Fernández, el fiscal titular de la Unidad Funcional de Instrucción número 1 que tiene sede en los Tribunales de esta ciudad.

Aquel domingo 24 de julio de 2016 una vecina de Azul se convirtió en la denunciante del hecho por el que Rojas en principio fue procesado, ante la sospecha -según señalaría después la propia mujer- que el hombre había subido por la fuerza a su automóvil a una menor de edad. Una situación que después se comprobó que no era así, ya que la joven que figura como víctima en este sumario tenía en ese entonces 20 años.

Cuando el juez de Garantías Villamarín se refirió a ese hecho, en la resolución de primera instancia donde ordenó elevar a juicio esta causa penal, sostuvo que el incidente se produjo poco antes del mediodía de ese domingo ya referido.

Afirmó también, con los elementos reunidos en la investigación penal llevada adelante por el fiscal Fernández, que Rojas manejaba su automóvil Peugeot 308 cuando interceptó a la joven –“quien padece un retraso mental”-, una situación sucedida en momentos que ella iba caminando por la Avenida Piazza, entre Malvinas y Constitución.

En esas circunstancias ha sido señalado que Rojas “la intimidó mediante amenazas, para obligarla a subir al automóvil con la intención de transportarla contra su voluntad hacia otro lugar, a fin de someter a la joven a prácticas sexuales vejatorias”.

Dichas prácticas, al parecer, implicaban sacarle fotos “sin ropa” a la joven y “obligarla a mantener relaciones sexuales, menoscabando así su integridad sexual”, había mencionado el juez Villamarín con relación a aquel incidente.

Toda la situación referida fue observada por una vecina que en aquel entonces comenzó a seguir el auto en el que Rojas y la joven se trasladaban y que, al mismo tiempo, dio aviso a la Policía sobre lo que estaba pasando.

Esa mujer se convirtió en la principal testigo de esta situación y se trasladaba también en un auto, vehículo que estacionó en cercanías al de Rojas, quien -a decir del Juez de Garantías- “doblegó la voluntad de la joven mediante amenazas de muerte y logró que subiera al rodado, sustrayéndola contra su voluntad del lugar dónde se hallaba y privándola de este modo ilegítimo de su libertad de locomoción personal”.

La vecina siguió en su vehículo al de Rojas cuando arrancó llevando a la joven en su interior. Al mismo tiempo, tras ese llamado al 911 para denunciar lo que estaba pasando, instantes después un móvil de la Policía interceptó en la Ruta 3 el Peugeot del ex dirigente gremial de los trabajadores judiciales.

Aquel día, la joven fue trasladada a la Comisaría de la Mujer y la Familia de Azul, donde quedó radicada la denuncia por lo sucedido.

Al mismo tiempo, Omar Rojas fue demorado por los efectivos de seguridad, después de que -según lo demostrado en la causa cuya elevación a juicio ahora ha sido ratificada desde la Cámara Penal- trasladaba en su auto a la joven “contra su voluntad” y a pesar de que ella se opuso en todo momento a que él la llevara.

Comentarios
Cargando...