Abuso sexual: Jubilado detenido en Olavarría con prisión preventiva

Con información del Diario El Tiempo

La Justicia de Garantías, en primera instancia, dictó la prisión preventiva de Ramón Orlando Peñaloza (69) detenido en Olavarría acusado de un presunto abuso sexual perpetrado en la ciudad de Azul.

El hombre se encuentra alojado en la Unidad Penal N° 7 de la vecina localidad.

Ramón Orlando Peñaloza (69) está acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido contra una menor de dieciocho años de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente con la misma, en la modalidad de delito continuado.

Peñalazo fue formalmente imputado tras su detención en Olavarría y luego de cumplimentar distintas medidas de prueba la Fiscal Karina Gennuso solicitó la prisión preventiva que ahora fue avalada por la Justicia de Garantías.

El abogado que entiende en la defensa del acusado recurrirá a la Cámara de Apelaciones y Garantías de Azul en un intento más de revertir la preventiva de su cliente.

De acuerdo con lo sostenido desde la acusación, existen elementos que demuestran que el jubilado “abusó sexualmente en reiteradas oportunidades” de la nena que figura como victima en esta causa penal.

Según lo referido en el sumario, fueron varias las ocasiones en que estos abusos se registraron. A partir de cuando la menor tenía cinco años y “hasta pocos días antes de formular la denuncia” que se tradujo en el inicio de la instrucción desde la UFI 6 de ese expediente judicial a través del cual ahora el jubilado permanece detenido.

“La relación de convivencia” que existía entre el imputado y la nena se convirtió en una circunstancia a través de la cual -teniendo en cuenta la acusación formulada para el hombre- la habría accedido carnalmente en varias ocasiones. De ahí que al jubilado se le atribuya la comisión de un “delito continuado” de abuso sexual.

La Jueza de Garantías que había ordenado la detención del imputado, valorando las pruebas acercadas desde la Fiscalía interviniente en este sumario penal concluyó que existían en el caso “indicios suficientes que, valorados de manera integral y concordante, me permiten concluir que los hechos precedentemente relatados resultan en principio configurativos de los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido contra una menor de dieciocho años de edad aprovechando la situación de convivencia preexistente con la misma, en la modalidad de delito continuado”, según mencionó en la resolución a través de la cual ordenó la medida de coerción para el jubilado.

Autoridades del establecimiento educativo al que la menor concurre fueron quienes, al enterarse de la situación, denunciaron el caso ante la Justicia, después de que la nena le había escrito una carta a una compañera para contarle los abusos que desde hace años venía padeciendo.

También, a la causa se han incorporado declaraciones de familiares de la menor presuntamente violada. Y exámenes médicos a los que fue sometida se convirtieron en otro elemento para ordenar la detención del presunto abusador, teniendo en cuenta que esos informes revelaban que la niña presenta signos de haber sido violada.

Además, versiones de testigos refieren que esos abusos se registraban en momentos que la chica se quedaba sola con el jubilado, según también se indica en esa investigación que se está llevando adelante.

Comentarios
Cargando...