Alberto Fernández: “Nacimos para ser la voz de los desposeídos”

El ex jefe de Gabinete del gobierno que reestructuró la deuda externa con la mayor quita de la historia, tal como recordó Cristina Kirchner, adelantó que el Frente de Todos se ocupará de “los pobres que deja Macri”. Convocaron a votar la boleta completa del Frente de Todos.

 El Frente de Todos cerró su campaña de cara a las elecciones del próximo domingo con un multitudinario acto en Mar del Plata, en donde sus máximos referentes pidieron que “nunca más” gobierne “el neoliberalismo” en el país, y solicitaron a sus seguidores votar la “boleta completa” del espacio, favoreciendo a los intendentes propios frente a las estrategias de corte del oficialismo.

El escenario se enmarcó detrás del Hotel Provincial, con el mar de fondo. Tal como lo hizo en toda la campaña, el peronismo apeló al cotillón “patriota”: las banderas argentinas adelante y las demás (de agrupaciones políticas y de sindicatos), en el final.

Alberto Fernández, Cristina Fernández, Axel Kicillof y Verónica Magario, junto a la local Fernanda Raverta, compartieron escenario con varios gobernadores peronistas. Todos coincidieron en remarcar el “fracaso” del actual gobierno, al que no dudaron en calificar de “neoliberal”.

En ese sentido, Cristina Fernández aseguró que “hoy no estamos cerrando una campaña electoral, estamos cerrando un ciclo histórico que debe ser que definitivamente nunca más la Patria caiga en manos del neoliberalismo”.

Por su parte, Kicillof advirtió sobre el “fracaso del neoliberalismo en Argentina”, al que calificó como “una forma de política basada en el enemigo, en el sálvese quien pueda”.

“Vamos a poner la Argentina de pie”

Por su parte, Alberto Fernández destacó el hecho de que “estamos cerrando la campaña otra vez todos unidos”, y añadió que con CFK “vamos a poner de pie a la Argentina como hace falta”.

El candidato presidencial se mostró emocionado y sostuvo que dos de los momentos más importantes de su vida política fueron “cuando me crucé con Néstor y cuando me reencontré con Cristina (Fernández de Kirchner)”.

“Un día me llamó Cristina y me dijo “es tu turno”. Y uno es un militante, se sacó el saco del que operaba por la unidad y se puso el saco del que tenía que conducir”, sostuvo sobre su actual situación. En ese momento “le pedí a Cristina ‘hagámoslo juntos para hacerlo bien’. Demostremos que el mejor equipo de la Argentina es este, el que piensa por los argentinos”, dijo mientras señalaba a los candidatos y gobernadores que se encontraban detrás de él en el escenario.

Fernández se mostró muy crítico con el gobierno de Mauricio Macri, al que acusó de “llenar los bolsillos de los bancos, mientras toda la Argentina se empobrecía”. “Está claro que hay algunos que abrazamos la política sabiendo qué intereses representamos y ellos representan a esos intereses, que benefician a los poderosos”, señaló.

En tanto, aseguró que sus promesas de campaña son “un contrato moral y ético para hacer la Argentina que atienda a los desposeídos, a los olvidados y para hacer una Argentina que vuelva a crecer”.

“El domingo nosotros tenemos que empezar a dar vuelta una página oprobiosa que empezó a escribirse en diciembre de 2015. Tenemos que volver a poner a Argentina en el lugar donde nunca debía haber dejado de estar”, señaló.

“Siempre

Por su parte, CFK destacó la figura del candidato presidencial, de quien indicó que “fue el Jefe de Gabinete del proyecto político que en 2003 le devolvió la dignidad a los argentinos”.

También sostuvo que “siempre pagamos las deudas que otros contrajeron”, y en ese marco destacó que Fernández “fue el Jefe de Gabinete que le pagó al FMI la deuda que arrastrábamos desde 1957”.

La senadora nacional también resaltó que los dirigentes del Frente de Todos no son solo “candidatos de un frente electoral”, sino que “comparten ideales, miradas y visiones”.

Y destacó que tanto Kicillof como Raverta “son diputados desde 2015. Cuando los vientos habían instalado de nuevo el neoliberalismo en Argentina, ellos no sucumbieron al canto de las sirenas”.

“Dijeron que no había que endeudar al país para pagarles a los fondos buitre porque no iban a llover inversiones. También votaron la ley antidespidos”, sostuvo. También mencionó, en una referencia al candidato local de Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, que ninguno de los dos “le dieron el voto a la reforma que vino a sacarles la plata a los jubilados. No sé si todos los candidatos de esta ciudad puedan decir lo mismo”.

“Boleta completa”

En otro tramo de su discurso, el exministro de Economía se dedicó a reforzar el pedido de votos para los intendentes de su espacio, frente a los esfuerzos de los jefes comunales de Juntos por el Cambio por municipalizar la elección.

“Los intendentes se dedican a esconder al presidente y la gobernadora, como si fueran vecinalistas. En el Frente de Todos no queremos esconder a nadie, y les pedimos que voten toda la boleta, con los candidatos que vienen a recuperar los derechos perdidos, y a cambiar las prioridades”, señaló.

En los últimos días los esfuerzos de los principales candidatos del peronismo se dirigieron a resaltar la importancia del voto local para “alinear los municipios a los gobiernos provincial y nacional”.

En ese sentido, en su discurso de cierre Alberto Fernández señaló que “hay muchos aquí en Buenos Aires que durante todos estos años hicieron todo lo contrario a lo que hoy dicen querer hacer. Montón de intendentes que parece que se han olvidado de lo que hicieron, de lo que apoyaron, y que ahora dicen ‘corten boleta y vótenme a mí’”. Y cerró: “El domingo, en Buenos Aires, en cada municipio, ¡boleta completa y adentro!”.

Las gradas de la unidad

Al costado del escenario, se agolparon en un “vip” de gradas varios dirigentes y referentes peronistas de diversos sectores y funciones.

Allí estuvo el líder del Frente Renovador y primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Sergio Massa. También el exgoberndor Daniel Scioli, y personalidades cercanas a Alberto Fernández como Santiago Cafiero y Daniel Arroyo.

Además, fue fuerte la presencia de los intendentes del Conurbano, y de sindicalistas de distintos sectores que años atrás difícilmente hubiesen compartido un mismo espacio político. Entre ellos, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky; y Héctor Daer, de la CGT.

Entre los legisladores se mostraron Victoria Donda, Luana Volnovich, Mirta Tundis y Leonardo Grosso. Mientras que llamó la atención la presencia de la periodista y expareja de Amado Boudou, Agustina Kämpfer.

El objetivo de arrebatar Mar del Plata

Ganar Mar del Plata parece ser hoy, tras el buen desempeño en las PASO, un objetivo claro para el Frente de Todos.

Kicillof describió como “acertado” el hecho de cerrar la campaña en la ciudad balnearia, mientras que Raverta lo describió como un “honor” y llamó a los marplatenses a “homenajear a Néstor” el domingo, cuando se cumplan nueve años de su fallecimiento.

“A partir de las PASO, la campaña tomó otro color. Se abrió una marea de esperanza”, sostuvo Raverta, que en las primarias fue la candidata más votada, pero que quedó a unos 29.000 sufragios de los que sumó la interna de Juntos por el Cambio. (DIB) MT/JG

Comentarios
Cargando...