ARA San Juan: “Están vivos”, dijo un vidente tandilense

Se subirá al YANTAR para llegar hasta la zona donde en dice que se encuentra el submarino.


Hace ya semanas se da cuenta que psíquicos y videntes están cerca de los familiares de los tripulantes del Submarino ARA San Juan, desaparecido hace 73 días. Sin embargo es la primera vez que uno de estos videntes da cuenta de datos concretos. En este caso quien lo hizo es un vidente nativo de la ciudad de Tandil y que está esperando embarcarse para llevar a la Armada al lugar donde él dice que está el submarino.

“Los 44 (tripulantes) están con vida” asegura Alejandro García en una conversación que mantuvo con el portal ABChoy  y de inmediato aclaró que trece de ellos, entre los que se encuentra Eliana, están “en situación muy vulnerable, entrando en coma por estas horas” remarcó.

El vidente de Tandil fue contactado por los familiares de Ramiro Arjona, tripulante del buque desaparecido, de 32 años, nacido en la localidad de Campo Quijano, Salta, aunque desde hace más de 10 años vive en la ciudad de Mar del Plata junto a su esposa y sus dos hijos.

Según dijo el propio vidente en los próximos días espera poder embarcarse en el buque oceanográfico Yantar para ir a la zona donde él asegura se encuentra hundido el ARA San Juan, desaparecido hace 73 días.

Según García el submarino se encuentra a “unos 860 metros” de profundidad en “un área rocosa, entre dos grandes rocas, de difícil acceso”“Hubo familiares que accedieron a hacer terapia regresiva y también ‘vieron’ eso” añadió.

El vidente consideró además que el ARA San Juan tiene entre 18 y 22 metros de su estructura, visible para ser captado por el barrido de los sonares.

“Tuve una revelación de la Virgen de Luján 48 horas antes de encontrarme con los familiares en la Base Naval de Mar del Plata, de que yo tenía la misión de ayudarlos” explicó.

 

Alejandro contó que heredó el Don de su madre, aunque aseguró que las “manifestaciones” llegaron después de tres visitas consecutivas (2010, 2011 y 2012) a la Basílica de Luján, donde unió Tandil con Lujan en bicicleta. “Le hice una promesa y un pedido a la Virgen; quería desarrollar el Don de la videncia porque quería ayudar a mucha gente. Y ahí empezó todo” señaló.

 

Alejandro se define como “vidente”, especialista en terapia regresiva y practicante de la astrología “metafísica autodidacta”.

 

“Soy una persona tranquila, que medita todos los días, cuando amanezco y antes de conciliar el sueño. Me conecto con mi yo interior y el señor Jesús superior” indicó en otro tramo de la charla con este Portal de Noticias.

 

“Siempre me gustó ayudar, siempre desde la fe y desde el corazón, nunca pensando en una cuestión económica, nunca lo vinculé a un trabajo, lo que hoy estoy haciendo es una misión” cerró el vidente.

Comentarios
Cargando...