Estudio eseverri desktop movile

Azul y las 300 vacunas perdidas: La Justicia ordenó un procedimiento en la oficina del PAMI

Investigan a presunta perdida de 300 vacunas que perdieron la cadena de frío.

Foto: Angie Díaz Jacquot

Por Fabián Sotes / Diario El Tiempo

La investigación penal iniciada tras una denuncia en la justicia federal por la pérdida de la cadena de frío de trescientas vacunas contra el COVID-19 que estaban en el PAMI derivó en que en la tarde del martes se hicieran presentes en la UGL Azul.

En el marco de una diligencia ordenada por el magistrado Gabriel Di Giulio, el titular del Juzgado Federal número 1 con asiento en Azul, los efectivos de seguridad realizaron un relevamiento fotográfico del lugar donde estaban esas dosis que se perdieron, explicaron fuentes judiciales al Diario El Tiempo.

Además, recogieron diferentes elementos que son considerados de interés para el pulso de esta pesquisa. Específicamente, documentación vinculada con esas vacunas que, al haber perdido la cadena de frío, ahora ya no pueden utilizarse para ser suministradas a la población.

En el marco de una denominada “orden de presentación”, la diligencia había sido solicitada por Santiago Eyherabide, el titular de la Fiscalía Federal con asiento en Azul que tiene a su cargo la instrucción de este sumario penal.

Foto: Angie Díaz Jacquot

Avalada por el juez Federal Di Giulio, en subsidio ese magistrado había ordenado que la UGL Azul de PAMI fuera allanada; aunque finalmente no fue necesario llevar a cabo ese procedimiento para que desde la instrucción se pudiera acceder a los elementos que a modo de pruebas eran requeridos.

“Recabar documentación y hacer un relevamiento del lugar”, según un vocero allegado a la causa penal le refirió a este diario, fue el motivo que llevó a los efectivos de la PFA a realizar esa diligencia que se extendió por alrededor de cuatro horas.

Esa “orden de presentación” había sido solicitada por el fiscal Eyherabide al juez Di Giulio, sobre la base de declaraciones testimoniales que durante la mañana de ayer se recibieron con relación a este caso. Es decir, un día después a que esta situación fuera denunciada ante la justicia federal con asiento en Azul.

Tal lo que EL TIEMPO ya informara, hace dos días se detectó que trescientas vacunas Sputinik V que estaban en la sede local del PAMI perdieron la cadena de frío.

Las dosis fueron descubiertas por una enfermera que trabaja en la oficina local del PAMI.

Además, un policía de la Bonaerense que habitualmente realiza horas adicionales de servicio en el edificio de la UGL Azul, ubicado en una de las esquinas de San Martín y De Paula, confeccionó a sus superiores el informe que posteriormente, ese mismo lunes, derivara en la denuncia de la situación en la fiscalía a cargo del ya mencionado Santiago Eyherabide.

Al parecer desde el viernes o el sábado pasados, las vacunas que perdieron la cadena de frío quedaron fuera de un freezer, en una pequeña habitación del edificio del PAMI. En ese espacio las dosis se encontraban en el interior de una caja que estaba arriba de una heladera.

En la denuncia presentada ante la Justicia hace dos días se aportaron también imágenes de la manera en que esas vacunas fueron halladas.

Si bien la situación es materia de una investigación reciente, hasta el momento se presume que un accionar negligente, relacionado con la inobservancia de los deberes de cuidado para con las vacunas, fue lo que provocó que esas dosis de Sputnik V se perdieran. Una conducta ligada a lo que, en un futuro y de surgir uno o más responsables por lo que pasó, podría derivar en la eventual imputación por la comisión de un delito cometido de manera culposa y no intencional.

Comentarios
Cargando...