Badía y su mensaje de esperanza cuando habló con Infoeme

Juan Alberto Badía
falleció a las 0:15 de este viernes a los 64 años y más de 40 de
trayectoria en la radio y la televisión. Estaba internado desde el lunes
y peleaba contra un cáncer que le habían detectado a fines de 2010.

El último verano, el locutor y periodista concedió un momento a Infoeme
en su radio de Pinamar y esa entrevista exclusiva para Olavarría ahora
pasó a ser una de las últimas de Badía con un medio del interior.

En esa nota, el conductor que venía de superar una operación por su
enfermedad dio su opinión sobre la realidad del país pero también habló
de su lucha contra el cáncer, y dejó un mensaje de esperanza para
siempre.

Así era Badía, un tipo querible y sincero.

El cáncer, los medios y el país

Día de sudestada. Pero vale la pena la espera. Ya empieza el programa de
Juan Alberto Badía en Estudio Playa, su radio ubicada a metros del mar,
donde una vez más ha pasado todo el verano.

Es casi el mediodía en Pinamar, el viento sopla fuerte del sudoeste. El
conductor sale de la casilla dos minutos antes de comenzar el programa,
puntual. Ese es el tiempo que queda para la nota que se había pautado a
medias dos días antes. Sin embargo no hay nada que reprocharle al
creador de programas que hicieron historia (“Imagen de radio” y “Badía
& Compañía”) y quien es probablemente el admirador argentino número
uno de “The Beatles”.

Badía, de 64 años, ajustó sus prioridades desde el momento en que le
detectaron un tumor en el mediastino -zona del tórax ubicada entre el
esternón y la columna vertebral- que empezó a combatir con tratamiento
oncológico a fines del 2010. El pasado 12 de diciembre superó una
delicada operación en la que le extirparon el tumor. Y su vida cambió
definitivamente.

“¿Tenés para grabar? Dale, vení”, apura Badía y ya corren los dos minutos.

“Ejemplo es una palabra demasiado grande, tratá de sacarla de la
charla”, responde al halago. Es un referente para sus pares en los
medios y de repente se convirtió en un ejemplo (perdón “Beto” por no
hacerte caso) para mucha más gente.

“No hay ejemplo, es una experiencia de vida que al ser público se
expandió, pero es una experiencia de vida, me tocó poner el cuerpo y
después todo lo hizo Tata, la verdad” confiesa.

La gente aprecia cuando una figura pública cuenta su experiencia, es como que se queda más tranquila.

O ayuda a algunos… Así que estoy saliendo de eso, pasa que no soy
médico y no puedo devolverlo científicamente; no soy manosanta, no puedo
devolverlo sanando, sólo puedo decir que no nos entreguemos, que
peleemos y que después nos pongamos en manos de Él.

¿Qué le gusta más, hablar con un par y transmitirle su experiencia en
medios o esta parte, hablar de la vida y de un hombre que aprendió a
vivir de nuevo?

En realidad no sé todavía bien porque estoy aún saliendo de todo esto,
así que no sé en qué va a terminar este Badía, lo que sí sé es que no
estoy arrepentido para nada de lo que he hecho hasta acá, así que si me
toca ser el mismo está todo bien también.

Pero corre con alguna ventaja ¿no? Conoce la cara mala que mucha gente nunca vio.

Tuve mucho amor de la gente y de todos mis seres queridos, la verdad que también eso ayuda mucho.

Los medios de hoy, espontáneamente, ¿qué le producen?

Lo que merecemos, lo que tenemos. Los medios, los presidentes, los
políticos, son lo que nos toca por ser como somos, ni malos ni buenos,
como somos…

Los segundos se esfumaron como las pompas de jabón. Sobraron las preguntas. Igual Badía fue el de siempre, y dijo mucho.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...