Barrio Norte: Sorpresa de los vecinos, la obra de cordón cuneta no se completará en su totalidad

Se trata de una obra licitada por Siete millones novecientos cuarenta y cinco mil pesos ($7.945.000), que no se completará por el conflicto con un frentista.

Los vecinos del sector difundieron un comunicado:

En el Barrio Norte, en septiembre de 2017, se originó un conflicto por la construcción del paredón de una vivienda en el medio de la calle (Lisandro de la Torre y 9 de julio)[. Luego de diversos reclamos y solicitudes, así como reiteradas reuniones y visitas a las dependencias municipales, un decreto (N° 2666) revocó el plano de la vivienda y estableció la cesión de la media calle, respetando la extensión ya establecida por la línea municipal.

En noviembre de 2018 se licitó la obra de cordón cuneta para el Barrio Norte. Los vecinos pensamos que su ejecución plantearía una solución a la demarcación de la calle y nos daría tranquilidad. Pero se generaron más problemas y es por ello que decidimos comunicar nuestra preocupación e indignación.

Paredón sobre la calle. La falta de demarcación efectiva de la calle Lisandro de la Torre ha generado tales cuestiones, que bloquean el paso de los ciudadanos y su acceso a servicios como la recolección de basura.

La obra licitada por el municipio “comprende las calles: España entre Juan XXIII y Lisandro de la Torre, 25 de Mayo entre Juan XXIII y Lisandro de la Torre, 9 de Julio entre González y Lisandro de la Torre, González entre 9 de Julio y Lamadrid, Lisandro de la Torre entre 9 de Julio y España, y Errecart entre Colectora y España”[2] (sitio oficial de la Municipalidad de Olavarría).

Una vez iniciado el trabajo en las calles –actualmente en ejecución -, algunos vecinos dialogamos con los empleados de la empresa a cargo y comenzamos a escuchar versiones acerca de la no realización del cordón en la calle Lisandro de la Torre, a pesar de estar incluida en la licitación.

Ante la información que recibimos por parte de los trabajadores, decidimos concurrir a la Secretaría de Mantenimiento y Obras Públicas, donde algunos nos reunimos con el subsecretario Federico Vidal y el director de Pavimento, Walter Cabri. Los funcionarios nos comunicaron que por la situación conflictiva con algunos propietarios, se decidió no realizar el cordón en uno de los lados de la calle ni demarcarla. La obra se había planteado con una calle de siete metros y dos veredas de cuatro (quince metros en total).  Pero ante la situación, y en perjuicio del bien común y de gran parte de  los vecinos que vivimos en dichas cuadras, como así también de todos los vecinos de Olavarría que transitan por el lugar,   se pensó en achicar la vereda para uno de los frentes (dos metros aproximadamente), dejando, entre otras cosas, los caños de gas sobre la calle. Esta situación, no cumple con lo planteado en la obra ni soluciona los problemas que hace años se han generado en la calle Lisandro de la Torre: cañas, poste de luz, arbustos, paredón, entre otros, que bloquean la circulación. La decisión adoptada por la Municipalidad de Olavarría es contraria a su propio accionar, y vulnera y habilita el incumplimiento por parte de la empresa contratada, quien por la decisión imprudente y negligente del estado municipal deja a los vecinos de la cuadra sin su cordón cuneta. La obra se licitó y se aprobó la licitación ut supra referida en los términos publicados, y hoy se pretende “borrar  con el codo lo que se escribió con la mano”. Huelga señalar que la obra se abona por el total, pero no se realiza, es decir, se dispone del dinero de todos y se paga algo que no se ejecuta, un disparate.

Plantas que ocupan la mitad de la vía. En zonas que ya han sido cedidas y, por lo tanto, forman parte de la vía pública, hay plantas y arbustos que impiden la circulación y el acceso a servicios. A pesar de ser un espacio público, nunca se realizó la limpieza y delimitación de la calle correspondiente.

Los vecinos del Barrio Norte estamos preocupados e inquietos, ya que si la calle Lisandro de la Torre no se delimita como corresponde, ni se toman las decisiones políticas necesarias para el beneficio de la comunidad, se nos negaría a muchos el acceso a la libre circulación, pero principalmente el acceso a los servicios como recolección de basura, salud, transporte y seguridad. Incluso, la calle es utilizada por niños y jóvenes que concurren al establecimiento educativo del barrio, quienes deben sortear los obstáculos y peligros del lugar. Si no se cumple con lo establecido, los vecinos tampoco podremos estacionar nuestros vehículos porque en algunos sectores bloquearíamos el paso totalmente y los camiones, colectivos y rodados de este tipo no podrían circular en la zona, vulnerando así nuestros derechos y el de todos los habitantes de la ciudad.

Solicitamos la inmediata resolución de este conflicto por parte de nuestras autoridades ya que la obra se encuentra licitada, aprobada y en ejecución. Tememos que no se avance con el cordón cuneta por este conflicto que no generamos o, peor aún, se avance en detrimento del interés general del barrio y de la ciudad: contar con calles en donde pueda pasar el camión de recolección de residuos, la ambulancia o el móvil policial como mínimo.

A continuación, se incluyen algunas fotografías que ilustran parte de lo explicitado en los párrafos anteriores.

En un recorrido por la calle Lisandro de la Torre, entre 9 de julio y España, se puede observar:

Cañas, plantas, pastizales y un poste de luz en el medio de la calle. Hace años que los propietarios del lugar realizaron la cesión correspondiente. Pero la calle nunca fue demarcada ni se limpió el lugar o corrió el poste. Estos obstáculos interrumpen el tránsito constituyendo un peligro para quienes circulan por el lugar. Además, en el sitio hay insectos y roedores que inquietan a los vecinos. Ante el ofrecimiento de algunos propietarios de quitar las plantas, los funcionarios municipales les habrían negado la posibilidad por tratarse de la vía pública.


Comentarios
Cargando...