Estudio eseverri desktop movile

Bolívar: Movilizaciones y rechazo a las medidas dispuestas por el Intendente Pisano

La ciudad de Bolívar se encuentra en una virtual Fase 1.


En la jornada del sábado en una movida que fue ideada por un obrero de la construcción se concretó una importante movilización en la puerta de la casa del Intendente Marcos Pisano. Protestaron por el cierre de la actividad y específicamente la paralización de todas las obras, públicas y privadas, donde se desempeñan muchos operarios de este oficio y otros conexos que son, en rigor, empleados jornalizados. Por esa razón aducen que, si ellos no trabajan ese día no cobran y por lo tanto ponen en riesgo su capacidad de subsistencia.

Ante la llegada de una importante cantidad de gente también se sumaron a la pacífica protesta pequeños comerciantes de rubros tales como mercerías y otros hombres y mujeres con oficios diversos, tales como peluqueros, reparadores de calzado, plomeros, electricistas, etc., que coincidieron en la necesidad de mantenerse activos a pesar de la pandemia como única forma de poder afrontar los compromisos diarios.

Lo que comenzó con una simple aglutinación de personas en el Centro Cívico manteniendo distancia y con la utilización de barbijos, derivó de inmediato a una concentración al pie del mástil central de la ciudad provocando el corte de la avenida principal que debió ser acordonada por efectivos de la policía local. Allí se escucharon aplausos, gritos y diferentes consignas que fueron expresadas por parte de los manifestantes a través de un altoparlante precariamente instalado a esos fines.

“Los pobres, los que andamos sucios, los que trabajamos todos los días en una obra parece que somos los únicos que contagiamos”, dijo uno de ellos en una parte de su alocución, haciendo un llamado a las autoridades públicas para que se reabran las actividades utilizando todos los protocolos necesarios. “Si hay que trabajar de 9 a 17 está bien, lo haremos; pero no nos cierren los corralones, porque sin materiales es imposible trabajar”, argumentó.

Cuando todo ya había transcurrido y la mayoría de los congregados ya se había desconcentrado, uno de los más visibles líderes espontáneos de la movida dijo que “exigimos que aparezca el intendente y dé la cara. Muchos de los que estuvieron hoy acá fueron sus votantes. Ahora necesitamos que nos escuche y nos dé una solución”.

Todos ellos, a su tiempo, dijeron que comprenden el esfuerzo que están haciendo los médicos y personal de salud abocado a controlar la pandemia, pero que igualmente necesitan poder seguir llevando un plato de comida a sus mesas.

Mientras tanto, decidieron que el lunes volverán a trabajar, cada uno de ellos en su lugar de tareas específico. “Ante cualquier problema (vinculado con posibles sanciones) que nos avisen. Y allí vamos a estar todos juntos para defenderlos”.

En horas de la tarde la manifestación se trasladó al domicilio del Intendente de Bolívar.

continúa ahora en el domicilio del intendente Marcos Pisano, donde decenas de personas esperan por una comunicación del mandatario municipal.

El grupo se reunió pasadas las 16 horas en la Estación de Tren, y allí lograron mantener una breve comunicación telefónica con el intendente.

Fuente: Diario La Mañana.

Comentarios
Cargando...