Cambio de carátula en la tragedia de Ruta 3: Un olavarriense se vio involucrado

Se trata de un fatal accidente que se produjo en la ruta 3 hace un año por el que perdieron la vida un padre y sus cuatro hijos. Un camionero de nuestra fue alcanzado tras la colisión.

El 23 de agosto de 2019, hace ya casi un año, ocurrió un fatal accidente en el kilómetro 225 de la Ruta 3, a la altura de Cacharí, en el que murieron cinco personas de Merlo que regresaban a su ciudad desde Tandil.

Producto del siniestro, se inició una causa por “quíntuple homicidio culposo y lesiones por accidente” a Horacio Luis Castilla, oriundo de Buenos Aires pero con domicilio en Tandil. Sin embargo, tras ofrecer una abultada suma de dinero, fue excarcelado.

Cerca de las 21.30 de aquel día, una camioneta Jeep Grand Cherokee, conducida por Castilla, impactó por alcance a un Chevrolet Corsa, que a su vez colisionó contra un camión Iveco que era manejado por el olavarriense Jonatan Fernández.

En el Corsa circulaban Alejandro Torres, de 39 años, sus hijos Daría (19), Damián (17) y Mía (6), y Lara, su sobrina de 14. Tras el impacto, el auto se incendió y los cinco quedaron atrapados dentro del habitáculo.

La autopsia que se practicó en la morgue de Azul unas horas después indicó que algunos de los ocupantes del automóvil murieron calcinados, otros por asfixia y otros por el golpe sufrido.

El conductor de la Jeep, un productor agropecuario de 67 años que reside en Tandil, fue acusado en aquel entonces por “quíntuple homicidio culposo y lesiones por accidente”. Sin embargo, fue excarcelado tras ofrecer una fianza de 10 millones de pesos, la cual alcanzó ofreciendo un inmueble en Capital Federal.

No obstante la Justicia comprobó, gracias a nuevas pericias, que manejaba de manera imprudente a más de 150 kilómetros por hora y cambió la calificación del caso: pasó de ser culposo a doloso, por lo que la pena podría de ser de 20 años. De todas formas, Castilla seguirá en libertad hasta el juicio.

Comentarios
Cargando...