Estudio eseverri desktop movile

Casación rechazó la «suspensión de juicio a prueba» en un caso de grooming con victimas menores de edad

La Sala IV de mencionado Tribunal entendió correcto el enfoque dado por el Fiscal Lucas Moyano quien encuadro los hechos en «violencia de género». La Defensora Oficial, a cargo de asistir al imputado, llegó a Casación luego de encontrar el rechazo del Juzgado Correccional de Olavarría y la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Azul.


logistica olavarria

Días atrás la Sala IV de la Cámara de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires declaró inadmisible un recurso presentado por la Defensora Oficial, doctora Soledad Kelly en una causa de Grooming que había instruido el Fiscal Lucas Moyano en su calidad de titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 22 del Departamento Judicial de Azul.

Con la sentencia de Casación se rechazó que se aplique el Instituto de Suspensión de Juicio a Prueba tal como solicitaba la Defensora Oficial.

La sentencia fue firmada por el doctor Carlos Ángel Natiello y Mario Eduardo Kohan en una causa que tiene como encausado a un hombre identificado como Enzo Alfredo Aguilar.

La causa llegó a Casación toda vez que la Excelentísima Cámara de Apelaciones en lo Penal de Azul había ratificado lo resuelto antes por el Juzgado Correccional Nº 1 de Olavarría donde en el marco de esa causa se había rechazado la suspensión de juicio a prueba solicitada por la Defensora Oficial. Soledad Kelly entendiendo que tanto el fallo de primera como de segunda instancia no estaban ajustados a sus intereses recurrió a Casación y encontró idénticos resultados.

La Fiscalía, en cabeza del doctor Lucas Moyano, había encuadrado la imputación de Grooming como un caso de violencia de género toda vez que la víctima resulta ser una menor de edad. La doctora Soledad Kelly – pese a los dos rechazos de primera y segunda instancia- fue en queja a Casación argumentando en contra de la postura del  Ministerio Público toda vez que dijo  “para que haya violencia de género en los términos de la Ley 28.485 y en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la mujer, no basta con que el agresor sea el hombre y la victima una mujer, sino que se requiere algo más, esto es, la subordinación implícita de la cual ellas son víctimas, es decir, un elemento de dominación y poder, que,  de no existir no estaríamos en la presencia de violencia de género”.

En sus argumentos a la hora de votar, el Juez doctor Natiello dijo “que el recurso no pude ser acogido favorablemente. Entiendo que la decisión de la Excelentísima Cámara de Apelación y Garantías en lo penal del Departamento Judicial de Azul, en cuanto confirmó el auto dictado por el Juzgado Correccional Nº 1 de Olavarría que denegó la suspensión del juicio a prueba a favor de  Enzo Alfredo Aguilar resulta ajustada a derecho”.

Agregó Natiello la Cámara de Azul tuvo en consideración la oposición presentada por el Ministerio Público Fiscal quien – dice – “acertadamente fundó su disconformidad en la naturaleza del delito reprochado, captación por medio tecnológicos de menor de edad con fines sexuales (Grooming) tres hechos en concurso real entre sí, el cual lo subsume en un caso de violencia de género, siendo que la víctima es menor de edad”.

Un párrafo central en el voto de Natiello es cuando éste sostiene que el “Fiscal  basó también su posición en la naturaleza de los sucesos ventilados, en los cuales no puede desentenderse que están involucrados como víctimas menores de edad, cuyo grado de vulnerabilidad es aún mayor, debiéndose enmarcar el presente dentro de los lineamientos de la normativa internacional relativa a la protección de la niñez” y reitera “los sujetos pasivos del ilícito en cuestión, son menores de edad”.

“La oposición fiscal a la concesión de la suspensión del proceso a prueba es vinculante y sella la suerte adversa del planteo defensista”, dice con contundencia Natiello en la resolución a la que accedió En Línea Noticias.

Comentarios
Cargando...