Caso Píparo: Encontraron el Iphone denunciado como robado por la Diputada


Una vecina de La Plata encontró y entregó a la policía el teléfono que le habrían sustraído a la dirigente de Juntos por el Cambio, Carolina Piparo, en la noche de año nuevo cuando ella y su marido atropellaron y arrastraron a dos jóvenes que iban en motocicleta.

La mujer llamó al 911, entregó el dispositivo Iphone hallado, al cual le sacaron el chip para peritarlo y devolvieron el celular a su dueña, según informó el periodista Fernando Tocho en diálogo con C5N.

De manera paralela la Justicia que investiga el confuso episodio protagonizado por Carolina Piparo y su marido Juan Buzali corroboró en las últimas horas la existencia del robo sufrido por la diputada de Juntos por el Cambio, pero no encontró ningún indicio para conectar con ese hecho de inseguridad a los dos motociclistas que fueron atropellados y abandonados por la pareja en la madrugada de Año Nuevo, en La Plata.

Tras una intensa jornada de declaraciones, la Justicia comenzó a armar el rompecabezas en el que se había convertido el caso. En tanto, el aporte de las imágenes de las cámaras de seguridad de la Municipalidad de La Plata, que trascendieron hoy, da más claridad sobre el extenso recorrido que hicieron Piparo y su marido tras el robo.

Fuentes judiciales indicaron que los investigadores confirmaron que la diputada fue abordada en la casa de su suegro por motochorros que le sustrajeron su cartera y el teléfono celular. De hecho el smartphone fue hallado poco después del hecho por una pareja que caminaba por la zona. 

Sin embargo, a raíz de los diferentes testimonios de testigos y del propio visionado de las cámaras de seguridad, los investigadores concluyeron que “no existen indicios” para vincular a los jóvenes atropellados por el matrimonio Piparo con los autores del robo. 

En este escenario, el abogado de los jóvenes, Martín Vargas, pidió que Buzali sea imputado por “homicidio en grado de tentativa”. “Está demostrado por testimonios coincidentes que los chicos venían de Abasto, que es una zona rural en las afueras de La Plata, chicos que trabajan en el campo. Venían siguiendo la ruta de los muñecos que se queman todos los años”, dijo el letrado. (DIB)

Comentarios
Cargando...