Celeste Arouxet: «Lo que hoy es basura, se puede convertir en materia prima»

La precandidata a Intendente propone que la basura sea 100% reutilizable, mediante un proceso tecnológico, Olavarría podría convertir la “basura” en materia prima, por ejemplo, en baldosas que se adapten a personas no videntes.

Imagen aportada por el equipo de campaña de Celeste Arouxet

Que la basura se transforme en baldosas inclusivas y sean destinadas a restaurar las veredas de la ciudad. Esa sería una de las alternativas que se desprende del ambicioso plan de recolección y tratamiento de residuos que la precandidata de Ahora Olavarría propone para el distrito. Celeste Arouxet cuestionó el servicio que actualmente lleva adelante la administración de Ezequiel Galli por tratarse de un basural a cielo abierto, con todo lo que ello implica y por sus altísimos costos que terminan duplicados a lo largo de un año debido a la inflación.

En contrapartida al reconocido déficit de 750 millones anunciado por el intendente, la precandidata a intendente Celeste Arouxet, se diferencia “Nos preparamos para que Olavarría recupere la dinámica de una ciudad pujante, moderna, referente en el centro de la provincia de Buenos Aires” y con ese objetivo, “proponemos un ordenamiento de las cuentas públicas, recuperar el ahorro y transformarlo en inversión en infraestructura para avanzar rápidamente a una ciudad modelo, como lo indica nuestra historia”.

“Somos el único espacio que presentó un programa de estas características, donde especificamos qué vamos a hacer y cómo hacerlo”, destaca la contadora que la semana pasada dio a conocer las propuestas que tiene en torno de salud pública.

Los detalles de la plataforma de este espacio político que, a nivel nacional hizo alianza con La Libertad Avanza, que lidera Javier Milei, está disponible en el https://drive.google.com/file/d/17UOY6l9V17Yaolpy5HLRGNZoaxTNJsF-/view?fbclid=PAAabRFvSe603ag3mJXelP_Z35BceU478O4yNJa6_t7YaW5mumI9MmZi6IHXo

Pero ese no es el único eje de gestión. En materia de Medio Ambiente, la precandidata hace hincapié en un nuevo sistema de recolección y tratamiento de residuos, también propone implementar su proyecto de ordenanza de Neumático Fuera de Uso, el recambio de todas las luminarias a led, continuar con las obras de construcción de muros de contención y el sendero costanero del arroyo Tapalqué.

¿En qué consiste el nuevo proyecto de recolección y tratamiento de residuos rólidos urbanos que propone Celeste Arouxet en el caso de asumir el 10 de diciembre?

En primer lugar, la referente opositora señala que “la recolección de residuos sólidos urbanos y su tratamiento representará 3.600 millones de pesos anuales a las arcas municipales, el contrato más oneroso, pagando por tonelada de residuo recolectado y tratado, tres veces más que lo que sale a los marplatenses, por mencionar un ejemplo”.

Debido a lo costoso y complejo que representa el actual contrato del Municipio con la empresa Transporte Malvinas, Celeste Arouxet y su equipo trabajan en un proyecto más económico, moderno, que transforma a los residuos en valor agregado para otros procesos productivos, es decir, transformar la basura en un subproducto con alto valor económico.

El desafío será avanzar con un “sistema moderno que llevan adelante las grandes ciudades y es el ideal para implementar correctamente la separación en origen. El mismo consiste en la distribución de contenedores cada 100 metros que semanalmente, serán recolectados y llevados hasta la planta de tratamiento. Uno para residuos húmedos (orgánicos) y otro para secos (reciclable – basura), donde los vecinos depositaran sus residuos que previamente separaron en sus domicilios”, explica la precandidata que aspira a la intendencia del municipio a partir del 10 de diciembre.

Luego un moderno camión compactador-grúa recogerá y repondrá los contenedores y trasladará los desechos urbanos a una planta de separación y tratamiento. Allí se aplicará  “un proceso tecnológico y moderno mediante un sistema físico mecánico, sin agregados de químicos y totalmente natural, asegurando que las bacterias que nos hacen daño, no sobrevivan”, explica Arouxet.

Una vez finalizado dicho tratamiento, se obtiene como resultado “una materia prima amigable totalmente con el medio ambiente, cuyo volumen es un 75% menor y hasta un 30% más liviano respecto al original. Esta masa es reutilizable en su totalidad para múltiples fines como ladrillos, baldosas o suela para calzados”.

La implementación del sistema se llevará a cabo en etapas, comenzando por la instalación de planta de tratamiento de residuos en un nuevo centro de tratamiento. A diferencia del actual método, “el residuo que se obtiene de este proceso es una materia prima ciento por ciento reutilizable”.

Una opción será “convertirla en baldosas que se utilizarán para modernizar la red de veredas en todo el partido de Olavarría”.

Finalmente, Celeste Arouxet observa que se apostará a que “el producto final sea inclusivo, es decir, se desarrolle una baldosa acorde a las necesidades de personas no videntes. Todas nuestras propuestas están pensadas y diseñadas para que nos transformemos en una ciudad inclusiva y amigable con el medio ambiente. Es por ello que estamos convencidos que nuestras ideas representan a todos los olavarrienses”.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...