Chillar: Ofrecía clorito de sodio para curar el coronavirus

Allanamientos y una causa judicial en marcha que podría traer distintas derivaciones.


Una chacra en la localidad de Chillar, epicentro de un brote de Coronavirus en las últimas semanas, fue allanada en las últimas horas en el marco de una causa judicial que se instruye en la vecina ciudad de Azul.

El Diario El Tiempo informa que en la finca se domicilia un hombre que al parecer ofrecía la cura para el coronavirus.

El procedimiento estuvo a cargo de efectivos policiales pertenecientes a la Subcomisaría de Chillar y fue luego de recibir una orden del Juzgado de Garantías N° 2 de la ciudad de Azul.

La investigación está a cargo del doctor Adrián Peiretti, el fiscal a cargo de la UFI 13 que por el caso lleva adelante una investigación a través de un sumario penal caratulado como “curanderismo”.

La orden del magistrado incluía hallar e incautar en ese objetivo convertido en escenario de este procedimiento “clorito de sodio y toda otra sustancia química o medicinal, frascos vacíos, botellas de plástico y todo otro envase apto para el fraccionamiento, embudos, elementos aptos para preparación, fraccionamiento y distribución de productos medicinales”, como así también el teléfono celular del hombre que está siendo investigado, quien formalmente -según voceros judiciales refirieron a este diario- no figura aún en carácter de imputado en ese expediente penal que se está instruyendo.

La chacra allanada está situada a la altura del kilómetro 360 de la Ruta Nacional número 3, en la Prolongación de la calle Juan Manuel de Rosas y en inmediaciones del camino vecinal que conduce a Tedín Uriburu.

Informa el Diario El Tiempo de Azul que el procedimiento arrojó resultados positivos para la investigación, ya que los policías hallaron e incautaron en ese establecimiento rural el teléfono celular del sospechado de este caso de “curanderismo”. También, dos recipientes de plástico que en su interior respectivamente contendrían, según señala textualmente el etiquetado de los mismos, “clorito de sodio al 28%” y “ácido clorhídrico”.

Mensajes por WhatsApp

Las primeras averiguaciones en torno a este caso se iniciaron después de que funcionarios municipales con asiento en Chillar informaran al titular de la Subcomisaría de esa localidad que vecinos se habían contactado con ellos porque el hombre que ahora está siendo investigado promocionaba, a través de WhatsApp, una cura para el coronavirus.

Por medio de esos mensajes, el ahora sospechado ofrecía a residentes en Chillar clorito de sodio para combatir el virus, un compuesto químico considerado altamente tóxico en caso de ingestión, peligrosidad de la que dan cuenta diferentes artículos científicos que aluden a las características del mismo.

Una vez que pudo ser identificado el hombre que ofrecía ese compuesto químico y afirmaba que lo estaba usando para “curar el coronavirus”, desde la Policía se reunieron diferentes elementos que sirvieron para que el Fiscal que investiga este caso solicitara ese allanamiento realizado ayer jueves en la vecina localidad perteneciente al Partido de Azul.

Otro de los datos colectados por personal policial se relaciona con los testimonios brindados por dos vecinos que en Chillar contrajeron coronavirus.

Según se menciona en la orden para la realización de este allanamiento, una de ellos contó que el hombre que está siendo investigado “le había ofrecido a título gratuito un preparado” con clorito de sodio para curarse.

En cuento al sospechoso en la causa se indicó que es un hombre de 66 años identificado como Jorge Alfredo Mozo.

Comentarios
Cargando...