Estudio eseverri desktop movile

Cinco años de un homicidio que conmocionó y movilizó a Sierras Bayas

En la noche del lunes 9 de enero fue hallada sin vida María Elena «Nené» Vigneau viuda de De Luca en el barrio Villa Arrieta de Sierras Bayas. Primero se investigó un «robo» y luego derivó en la detención de la ex nuera quien fue condenada acusada del asesinato.


La noche del hallazgo. Las pericias se extendieron más de doce horas.

Este domingo se cumplen cinco años de un homicidio que conmocionó y movilizó a Sierras Bayas: en las últimas horas del lunes 9 de enero de 2017 fue hallada sin vida María Elena «Nené» Vigneau viuda de De Luca en el barrio Villa Arrieta. Las primeras pesquisas policiales ubicaron al hecho como un robo aunque días después todo cambiaría y la policía apresaba a la ex nuera de la víctima a quien acusaron del homicidio.

El reclamo vecinal de Sierras Bayas. Hubo varias manifestaciones.

La víctima tenía 73 años y fue hallada sin vida por su hijo en la vivienda que habitaba en la calle Hernández 1811. La mujer estaba tirada en el baño y con una importante cantidad de golpes. El dato que más desorientó a los investigadores, en el inicio de la investigación, es que la vivienda de la víctima no tenía ningún acceso forzado.

El sábado 14 de enero el crimen de Sierras Bayas cambiaría su curso.

La Fiscal a cargo de la causa, Paula Serrano, el entonces Jefe de la Policía (hoy Subsecretario de Seguridad) Mario Busto y el Intendente Ezequiel Galli convocaban a la prensa una conferencia en la Sala de Reuniones del Palacio Municipal San Martín.

La conferencia de prensa para confirmar que era un homicidio y no un hecho de inseguridad

Allí se anunciaba la detención de la ex nuera de la víctima a quien identificaban como Susana Elizabeth Stuñek y a quien acusaban de «homicidio doblemente calificado», tanto por la alevosía y por haberlo realizado «con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación». Stuñek había sido pareja del hijo de la víctima.

La imagen oficial de la detención.

Antes de ser detenida Stuñek había declarado como testigo por lo que en aquella conferencia de prensa, la doctora María Paula Serrano no dudaba en informar sobre la escena del crimen: «la escena fue severamente modificada» y agregaba que la detenida buscaba «crear una idea de robo u otro móvil».

El Juicio por Jurado y la condena

Desde que fue detenida Susana Elizabeth Stuñek pese a distintos intentos de parte de sus abogados defensores no recuperó la libertad y fue juzgada por un Jurado Popular a finales del mes de agosto de 2018. La sala de audiencias de la Excelentísima Cámara Penal de Azul doce civiles la encontraron «culpable» del delito de «homicidio simple».

Si bien la Fiscal Serrano y la abogada Elda Donatelli (representaba los intereses de los de la víctima) había planteado una serie de «agravantes» estos no tuvieron acogida en el jurado popular por lo que el encuadre del delito fue menor al del pretendido por la querella.

Después de la decisión del Jurado Popular, fue el Juez Martín Eugenio Céspedes, del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1 quien determinó la pena a purgar: Susana Stuñek fue condenada a 18 años de prisión y continuó alojada en la cárcel de mujeres de Azul.

En la Resolución de Cespedes se lee que Stuñek con «aprovechamiento de la nocturnidad para cometer el hecho, alejarse de la escena y procurar su impunidad, la modificación del lugar del hecho y el ocultamiento de los elementos utilizados en la agresión que nunca fueron habidos, el despliegue de la agresión con el fin de causar la muerte y la edad de la víctima, lo cual demuestra un mayor grado de vulnerabilidad de ésta última frente a la edad que presentaba la imputada al momento del hecho, lo que revela mayor peligrosidad».

Comentarios
Cargando...