Comienza el test parlamentario para suspender las PASO y las miradas se posan en la provincia

El oficialismo anunció que esta semana promoverá la discusión en el Congreso nacional, pero para que la medida sea efectiva necesitará que se pliegue Buenos Aires, donde JxC tiene la última palabra.


El oficialismo comenzará a discutir esta semana la posibilidad de suspender las Primarias en 2021, tal como los gobernadores peronistas y afines le pidieron la semana pasada al presidente Alberto Fernández, pero la discusión más importante pasará por la provincia de Buenos Aires, donde Juntos por el Cambio tiene la última palabra por la mayoría que ostenta en el Senado.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, aseguró este lunes que la idea de suspender las PASO comenzará a debatirse esta semana en la Cámara de Diputados de la Nación, y adelantó que la medida será “temporal” en el contexto de pandemia por coronavirus. Además, aseguró que tendrá “un tratamiento exprés”.

Capitanich formó parte del grupo de gobernadores que la semana pasada, durante el almuerzo en Olivos con el que se coronó la firma del nuevo Pacto Fiscal, le pidió al Presidente la suspensión de las Primarias, bajo el argumento de que sería riesgoso ir a votar dos veces mientras aún continúe la pandemia del coronavirus.

Fernández apoyó la idea, pero la condicionó al acompañamiento de la oposición. En este contexto, el oficialismo buscará esta semana instalar la agenda en Diputados para avanzar con la propuesta, con el objetivo de tenerla lista cuanto antes, sobre todo porque el calendario electoral del año próximo dependerá de esa definición.

“Estamos ante la limitación de que la legislación electoral no puede modificarse en el año mismo de las elecciones, por lo cual hay que hacerlo antes de fin de año”, explicó Capitanich en diálogo con El Destape Radio.

En este sentido, indicó que “a partir del miércoles ya estará la iniciativa legislativa suscripta por los legisladores” y que “la idea es que tenga un tratamiento exprés en un plenario de comisiones, para luego darle media sanción en Diputados y remitirla al Senado”.

Por su parte, la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, indicó hoy que el Gobierno Nacional “escucha los motivos por los cuales se deberían suspender” las PASO para luego “tomar una decisión al respecto”.

La exministra de Economía bonaerense, encargada ahora de la relación financiera con las provincias, señaló que “el argumento sanitario fue el más fuerte” a favor de quienes prefieren suspender las PASO debido a la pandemia del Covid-19. Pero reconoció también que en relación a lo económico “va a ser una elección un poco más cara porque todavía vamos a estar en pandemia y hay que atender a esa situación con los kits sanitarios”.

La provincia, clave

Sin embargo, aunque el oficialismo logre aprobar la suspensión de las PASO a nivel nacional, la intención de evitar el doble turno electoral será letra muerta si no es suscripta por todas las provincias, y principalmente Buenos Aires, donde reside más de un tercio del padrón electoral total.

Es que si una provincia mantiene las PASO como forma de elección de sus cargos electivos locales -legisladores provinciales, concejales y consejeros escolares- sus ciudadanos deberán ir igualmente dos veces a las urnas. 

En ese escenario, si Buenos Aires y Capital Federal no se pliegan a los cambios, casi la mitad de los habitantes del país en condiciones de votar estarían obligados a cumplir con el doble turno, lo que le restaría efectividad a la intención declarada por el oficialismo de evitar las aglomeraciones de personas, sobre todo en invierno, cuando suelen celebrarse las Primarias.

En ambos distritos la decisión final quedará en manos de Juntos por el Cambio. El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, controla la Legislatura local, mientras que en la Provincia los legisladores que responden a María Eugenia Vidal son mayoría en el Senado, con lo que tienen la llave para aprobar o no la suspensión.

Pese a ello, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, sostuvo esta mañana que hay “un consenso muy amplio” en el oficialismo y “en buena parte de la oposición” para suspender las PASO. 

“Se trata de momentos particulares, el año que viene también será complejo y habrá un proceso de vacunación amplio. Hacer una movilización con un proceso eleccionario podría ser contraproducente, ya que vamos a tener que seguir conviviendo con el virus”, explicó el funcionario de Axel Kicillof.

Sin embargo, el presidente del bloque de senadores de Juntos por el Cambio, Roberto Costa, advirtió que la suspensión no será tarea fácil y que requerirá “un acuerdo amplio”.

“Estamos dispuestos al diálogo pero no vamos a permitir que existan reglas poco claras, o que se intente manipular una situación por conveniencia partidaria del oficialismo”, sostuvo el legislador macrista, al tiempo que agregó: “Creemos que si no hay compulsa interna de los partidos es lógico suspender las elecciones primarias, pero si hay compulsa interna habría que mantenerla”.

Fuentes parlamentarias señalaron a DIB que por el momento no ingresó a la Legislatura -formal ni informalmente- un pedido para modificar la ley electoral, pero reconocieron que el tema inevitablemente estará en la agenda si avanza en el plano nacional, algo que ya está ocurriendo.

Como suele ocurrir, la suspensión de las PASO perjudica más a las fuerzas opositoras, puesto que una Primaria les sirve para ordenar las líneas internas dispersas -sobre todo a nivel local- y evitar fugas en el cierre de listas, y contar con una “gran encuesta” que luego les permita beneficiarse del “voto útil” de otros espacios opositores, cuyos votantes pueden migrar hacia la opción más votada contra el Gobierno. Es por ello que en 2019, cuando sectores de Juntos por el Cambio impulsaban la eliminación de las PASO, desde el Frente de Todos se oponían a la idea. (DIB) JG

Comentarios
Cargando...