Estudio eseverri desktop movile

¿Cómo conseguir precios más bajos al pedir traducciones?

En la actualidad muchas personas buscan economizar al solicitar cualquier servicio, sean traducciones, consultas médicas, clases privadas de idiomas, etc. Por esa razón algunos clientes optan por contratar al que le ofrezca el precio más bajo, pero eso puede repercutir en la calidad de la traducción que reciban.

Por ello, vale la pena conocer consejos que sirvan para pagar menos, sin que vaya en prejuicio del servicio a obtener. En ese sentido, una de las recomendaciones que poco se mencionan es otorgar cualquier información relevante al tema, en caso de que se hayan encargado traducciones con anterioridad. Es decir, se le puede entregar otras traducciones al profesional para que pueda tener referencias, además de tener una mejor idea de lo que se quiere conseguir. Por cierto, es ideal indicarle la meta que se busca lograr con la traducción, para que el traductor trabaje para acercar al cliente a conseguirla. Ésta puede ser conseguir la residencia permanente en un país, facilitar los trámites de mudanza al extranjero, etc.

¿Qué otras especificaciones se pueden señalar?

Aparte de los tips mencionados, existen detalles más técnicos que simplificarían la labor del traductor y podrían lograr que el baje la tarifa de traduccion. Se le puede comentar el nivel de informalidad o formalidad que se requiere y si existe alguna preferencia de trato por dialecto. Por ejemplo, hay lugares en los que el “usted” se considera informal y el “tú” como formal, lo cual va en sentido contrario de la mayoría de los lugares en los que se habla español. Eso en el caso de que el idioma destino sea español; si es otro lenguaje puede que hayan otras particularidades. En cualquier caso, el traductor debe estar enterado de todo esto. Por otro lado, es posible que las oraciones deban mantener cierto número de palabras, o si son subtítulos, puede incluso haber límites con la cantidad de caracteres. Al informar dichas condiciones no solo se ahorra dinero, sino también tiempo. A su vez, se minimiza las potenciales modificaciones que se tengan que hacer más adelante. Vale decir que quizás el profesional esté dispuesto a hacer una o dos ediciones sin costo alguno, pero de allí en adelante empezaría a cobrar por cualquier otro cambio que haga.

¿Qué características técnicas ayudarían a bajar el precio?

Para empezar, el formato del contenido puede influir en la tarifa, por lo que sería bueno trabajar con un formato popular, para que no surja la necesidad de buscar un software especial para abrirlo y modificarlo. Incluso se le puede preguntar cuál es el tipo de archivo que prefiere antes de encargar el trabajo. Tal vez al ahorrarle el inconveniente de usar programas especializados, tenga más voluntad de reducir la tarifa. Y bien, no se debe olvidar las clásicas recomendaciones que siempre se comentan, como establecer plazos amplios de entrega, asegurarse de que el texto no sea muy rebuscado y que el tema central no esté relacionado con temas como ingeniería, electrónica, medicina o cualquier otro ámbito con terminología complicada. Ello con el fin de encontrar precios más económicos.

Comentarios
Cargando...