Constructores de buenos momentos

Se inauguró el mural realizado a través de un proyecto de la FIO con el Centro “La Casa de Helen”.

Con una jornada cargada de emociones, quedó oficialmente inaugurado en la Facultad de Ingeniería, el mural “El arte y la química en la cerámica”. La puesta artística nació en el marco de una iniciativa entre el Proyecto de Extensión Para Emprendedores (PEPE) y el grupo “Los constructores” del Centro de Formación Integral “La Casa de Helen”. Estos tres años de recorrido, se celebraron en una hermosa jornada que tuvo lugar en la Plazoleta de la Reforma, con una mateada, música en vivo y feria abierta al público.

 

La experiencia tuvo diferentes etapas, entre las que se destacan la recolección de arcilla en canteras locales, el trabajo en los laboratorios de la FIO, el armado de la piezas en la Casa de Helen y su cocción en un horno montado en el Complejo Universitario de la UNICEN, con la posterior plantación de árboles para “devolver” la leña utilizada. Las actividades fueron coordinadas por la Dra. Araceli Lavat en 2015 y 2016, y la Dra. Xoana Gayo en 2017, además del docente y artista Mauricio D’Amico. Y se sumó la participación de estudiantes y docentes voluntarios. El motor que moviliza son los y las jóvenes que asisten al CFI, y que el martes celebraron con gran entusiasmo.

 

Un lugar especial

 

La inauguración oficial se realizó con la pompa que merecía. Hablaron los referentes del proyecto, tocó la banda “Los Mercenarios” de Villa Aurora y hasta se montó una venta de remeras, bolsas ecológicas, conservas y piezas cerámicas, realizada por adolescentes que asisten a la Casa de Helen. Además, se descubrieron pequeñas placa con los nombres de cada alumno participante.

 

La primera en hablar fue la Dra. Xoana Gayo, una de las impulsoras de la iniciativa. “Las arcillas nos permiten modelar con nuestras manos infinidades de obras, sin limitaciones, cada cosa que imaginamos. La cerámica es símbolo de eternidad, es un arte ancestral que nuestros antepasados emplearon y actualmente hoy se utiliza para dejar rastros y expresiones culturales”, sostuvo la joven. “Este vínculo, generado por el PEPE, ha sido factible que se llevara a cabo por la predisposición y trabajo continuo del profesor Mauricio D’Amico”, destacó, y agradeció a Ingeniería.

 

 

“Queremos dejar esta huella que simboliza y representa un largo camino entre ambas instituciones y que continuará con el PEPE 2018 con más ideas por delante, porque emprender, continuar y concretar proyectos como este es lo que nos incluye, unifica y nos hace creer como sociedad”, concluyó.

 

En tanto, la Dra. Araceli Lavat, que integró la iniciativa como docente y luego ya jubilada, no pudo estar presente y envió su saludo. “La concreción de esta obra es el resultado del trabajo mancomunado a lo largo de varios meses y ha implicado la generación de un vínculo indisoluble entre ambas instituciones. Constituye un aporte cultural a la FIO en un espacio convivible para los estudiantes y resto de la comunidad universitaria y un legado para las futuras generaciones en el compromiso de su conservación”, se leyó en el acto.

 

“Los constructores” surgió desde la visión de tomar como referencia el proceso geológico que forma parte del paisaje serrano de la ciudad (sistema de Tandilia), y comenzar con el trabajo de exploración de los yacimientos ya existentes, a diseñar obras y objetos de arte que permitan desarrollar con los alumnos tareas pedagógicas y técnicas, como así también poner de manifiesto su creatividad. Para ello proponen la construcción-creación de obras-objetos tales como: placas murales para paredes exteriores e interiores, bachas para baño, jaboneras, guardas para baños, zócalos, etc. Estos materiales y su instalación forman parte de algunas de las iniciativas de inserción laboral de los alumnos que asisten a la institución ubicada en Aguilar 1847. En el 2016 comenzó a montarse el mural, y ya hoy forma parte del paisaje del frente de la FIO.

 

“Esto simboliza que la Universidad no tiene fronteras, este mural les pertenece, como les pertenece toda la universidad, de manera que es un placer para nosotros estar este momento recibiendo esta obra de arte inédita para nuestra casa de altos estudios y en un lugar tan emblemático”, expresó el decano de la FIO, Marcelo Spina. “Este lugar que se llama Plaza de la Reforma tiene que ver con que en el año 1918 la Universidad Pública argentina decidió abrirse decidió tomar el camino de la integración con la sociedad y ese camino hoy queda absolutamente reflejado con este mural, con los artesanos que formaron parte de esto, con el proyecto educativo del PEPE, con el proyecto donde nuestros investigadores y docentes formaron parte de alguna capacitación, pero el talento es de ustedes. Debemos reconocer y valorar que hoy hayan decidido que este sea el lugar, la Facultad de Ingeniería, donde ustedes puedan expresar este talento que nos llena de emoción. Este lugar lo conservaremos porque representa lo que nosotros sentimos como Universidad, que la Universidad es de todos”, finalizó.

 

Por su parte, el artista Mauricio D’Amico resaltó la experiencia. “Para nosotros es muy importante estar acá, somos una institución de modalidad especial. Hay una anécdota personal que no la voy a contar del todo pero mi vocación por el arte empezó acá en Ingeniería, en el año 1998. Así que mirá las vueltas de la vida cuando estos ciclos son positivos, volví con mis alumnos a hacer esta obra hermosa”, señaló. “Ha sido todo positivo realmente , la apertura de ustedes, de los profes, de Marcos, Xoana, Araceli, y cada uno de los estudiantes con quienes hemos compartido tres años de corrido de trabajo, porque empezamos en 2015, 2016 y este año que ha sido maravilloso”.

 

El docente destacó que “hemos compartido aprendizaje, conocimiento; nuestros chicos saben mucho, tienen mucho para dar y ni hablar la generosidad de todo el equipo de la Facultad, nos han tratado de maravillas y así da gusto trabajar. Hay que celebrar estos encuentros y ahondar porque nos hace bien, nosotros que bregamos por la inclusión de los chicos, pero desde la felicidad, porque somos felices haciendo esto, porque qué mejor que trabajar de lo que a uno le gusta hacer. Estamos trabajando en emprendimientos para que los chicos puedan trabajar de esto”, adelantó.

 

Marcos Lavandera, director del proyecto PEPE, contó por su parte, cómo nació la Plazoleta de la Reforma y el lugar simbólico que ocupa ahora el mural, para luego tomar el micrófono los estudiantes de la Casa de Helen, entre ellos algunos egresados que brindaron su agradecimiento. “Es muy alegre trabajar en equipo, esto no termina, esto sigue. No se cierran puertas, se abren más grandes. Como egresado y como todos los que estamos acá quiero decir que estoy orgulloso de trabajar con ellos. Gracias, muchas gracias”, expresó Jesús Tolosa. La recreación y el mate se apoderaron inmediatamente de la jornada, donde la alegría fue sin dudas, el común denominador.

 

 

Comentarios
Cargando...