Contador Mauro Remis: “Este es el momento para hacer una reforma tributaria”

02 Mauro enero 17

“Hay una cosa curiosa en la política argentina”, afirma el Contador Mauro Remis. “La oposición siempre ha criticado fuertemente las medidas impositivas tomadas por los gobernantes de turno. Pero cuando esa oposición ha accedido al gobierno, no ha cambiado el esquema tributario: lo ha mantenido usando las ventajas de un afán recaudatorio que, en estos momentos, se ha vuelto insostenible. Además, esto demuestra claramente que en campaña está todo permitido, incluso propuestas que desde la gestión son inviables en el corto plazo”.

De los dichos del titular de HumanWork se desprende que el tema no es nuevo, al mismo tiempo que cabe preguntarse por qué razón la reforma debería hacerse ahora y con tanta prisa. “Este gobierno ha tomado medidas macroeconómicas que plancharon el consumo”, explica. “Mientras  la gente podía satisfacer sus necesidades adecuadamente, otros problemas no quedaban a la luz. Pero desde que bajó el poder adquisitivo y se redujeron los ingresos, lo que antes era ‘una molestia’ debido a la presión tributaria, ahora se ha vuelto insostenible. Este es el momento para hacer una reforma tributaria. El actual gobierno no es la mejor expresión política para pensar en un reparto equitativo. Pero es necesario comenzar a pensar donde queremos estar en el mediano – largo plazo y trabajar en consecuencia”.

 

Dos puntos de vista

 

Mauro Remis cree que la reforma tributaria que el país necesita tiene dos miradas; la conceptual por un lado, y la operativa por otro.

“Desde lo conceptual, uno ve que hay un Estado voraz que no reduce los impuestos; y el contribuyente responde con acciones incorrectas, como la informalidad, falta de inversión, el desempleo. Entonces el Estado le responde con más acciones incorrectas, como la persecución fiscal o la inequidad. La espiral perversa se torna imposible de volver atrás”.

Apuntando al concepto del esquema recaudatorio argentino, llama la atención que “el mayor porcentaje de la recaudación se lo lleva el consumo, considerando el IVA a la cabeza, además de Ingresos Brutos o Comercio Exterior. En los países más avanzados esto no es así, y lo que se grava es la ganancia. Esto es un concepto, sin embargo en Argentina han pasado gobiernos de distintas ideologías y nadie cambió esto”.

 

¿Cómo puede impactar en Olavarría?

 

Consultado acerca de si esta reforma podría tener algún impacto en Olavarría y la región, el integrante de Olavarría Pública explica: “Sí, el Partido está atravesando desde hace años una reconversión de su matriz económica. Y el movimiento industrial, que años atrás era privativo de las grandes empresas, ahora lo sostienen las Pymes. En el esquema tributario actual, las Pymes son las más castigadas. Por lo tanto, de ocurrir una reforma tributaria a nivel nacional que, como espero, contemple la realidad de los más pequeños, cabe esperar que la zona resulte especialmente privilegiada”.

01 Mauro enero 17

 

Las claves

 

Para lo operativo, Mauro Remis sostiene algunos puntos que deberían ser atacados a la brevedad. Rechaza, desde su formación profesional, llamarlos “los cinco tips para la reforma tributaria”, pero admite que ha debido elaborar un resumen.

  • Establecer el techo de la carga tributaria. La suma de los impuestos no debe superar determinado porcentaje de los ingresos. Esto no es solamente “justo”, sino que invierte el sentido de la preocupación: cuando el consumo es alto, el Estado recauda, pero cuando la economía global va mal por decisiones del gobierno, la tributación también baja, por lo que el Estado se ve obligado a tomar medidas reactivadoras. Asimismo, es necesario permitir a los contribuyentes el ajuste por inflación para no tributar sobre ganancias ficticias.
  • Simplificar el esquema tributario. La gigantesca cantidad de impuestos y su complejidad acobardan al contribuyente. Estamos lejos de la reforma que hizo Estonia en 1994 creando un monoimpuesto del 26%, pero la idea no es acercarnos a los países de recaudación fiscal más engorrosa.
  • Poner a la banca al servicio de la producción. Esto se entiende desde la cuestión actitudinal (hoy el dinero del circuito bancario está disponible para los que ya tienen dinero, no para los que quieren invertir), así como desde la operativa (¿cuántos impuestos aparecen en el extracto bancario cada vez que hacemos una operación?).
  • Plata en la calle, vuelve bajo la forma de impuestos. El Estado debe entender que el motor es el consumo, y a partir de ahí el ciudadano se vuelve generoso para tributar. Consume, paga y tributa.
  • Eliminar las retenciones y percepciones que los contribuyentes realizan en favor del Estado. Se le impuso a los ciudadanos un rol (gratuito) que no corresponde. Los regímenes de retención y percepción se han vueltos verdaderos impuestos ocultos debido a los grandes saldos a favor que tienen las empresas y que son prácticamente irrecuperables, consumiendo de esta manera capital de trabajo.

 

La propuesta industrial

 

El Contador Remis está, a través de su actuación profesional, muy ceca de la industria olavarriense. Desde ese rol, En Línea lo consultó acerca de la propuesta de reforma tributaria presentada días atrás por la Unión Industrial Argentina al flamante Ministro de Hacienda.

“Creo que las propuestas realizadas siguen mirando solo una parte del problema, atacando con acierto determinados ejes del sistema tributario, pero sin dar una solución al sistema en forma integral. Hoy es preciso trabajar y pensar en una reconstrucción del sistema en forma integral, pasando por el Estado Nacional, el Provincial y el Municipal, unificando y simplificando la recaudación tributaria. Esto conlleva dos cuestiones a tener en cuenta: Por un lado, cualquier reforma fiscal debe ser cuidadosamente pensada sin desatender su contrapartida, ‘el gasto público’, las cuentas no pueden estar desequilibradas. Y el segundo punto es que será necesario pensar y readecuar el actual sistema de coparticipación desde el Estado Nacional a los demás estamentos”.

 

 

 

Comentarios
Cargando...