Contagios en Olavarría: La Justicia dictó resoluciones para “prevenir la circulación viral”


En Línea Noticias / Diario El Tiempo

Este miércoles se conoció una Resolución del Fiscal General del Departamento Judicial de Azul, Marcelo Sobrino mediante la cual dispone una serie de medidas teniendo en cuenta el brote de coronavirus generado en Olavarría y deja explicitadas una serie de acciones para quienes cumplen funciones en el Ministerio Publico Fiscal.

En Línea Noticias accedió a la Resolución que está fechada este miércoles y que ya ha sido notificada a la totalidad de los miembros del Ministerio Público Fiscal.

“La propagación exponencial del virus COVID-19 en el partido de Olavarría obligó a las autoridades municipales de dicho partido a dictar el Decreto Municipal 1704-20 por el cual se dispuso el cumplimiento obligatorio del aislamiento social, preventivo y obligatorio”, dice la Resolución de la Cámara de Apelaciones y Garantías con asiento en Azul que ahora adhiere el Ministerio Publico Fiscal.

Sostiene además entre los fundamentos que “es habitual que personal del Poder Judicial Bonaerense con residencia en Olavarría, se desplace a otras localidades que forman parte del Departamento Judicial de Azul porque es allí donde efectivamente cumplen sus funciones de magistrados funcionarios o agentes judiciales y, una vez finalizada la jornada laboral, retornen a su domicilio de origen”.

Además es “habitual que personal del Poder Judicial que reside en otras localidades del Departamento Judicial de Azul, se desplace a la localidad de Olavarría a fin de cumplir sus funciones atento a tener domicilio laboral en dicha localidad para luego volver a su localidad de residencia una vez finalizada la jornada laboral”.

El Fiscal General Marcelo Sobrino determinó resolver en consonancia con lo hecho por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Azul y dispone.

“Exhortar a los titulares de los organismos de toda la Departamental Azul que contaren entre su personal con funcionarios o empleados judiciales con domicilio de residencia en la localidad de Olavarría y no sean absolutamente imprescindibles para garantizar el adecuado servicio de justicia y el efectivo cumplimiento de las resoluciones dictadas por la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, que dispensen a los mismos de la prestación laboral presencial durante el periodo de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Municipio de Olavarría”, escribió el Fiscal General.

Además se exhorta “a los titulares de organismos judiciales con sede en la localidad de Olavarría que contaren entre la dotación de su personal con funcionarios o empleados judiciales que deban trasladarse desde sus domicilios habituales de residencia en otras localidades del Departamento Judicial de Azul hacia Olavarría durante la jornada laboral y no sean absolutamente imprescindibles para garantizar el adecuado servicio de justicia y el efectivo cumplimiento de las resoluciones dictadas por la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, que dispensen a los mismos de la prestación laboral presencial durante el mismo periodo.”

Por último el Fiscal General recomienda “a los titulares de organismos judiciales que, en el caso de ser absolutamente imprescindible la prestación laboral presencial de personal a su cargo comprendido en las situaciones contempladas en los casos anteriores e incluso la propia asistencia del titular del organismo – si también se hallare en alguna de estas situaciones –  extremen las medidas sanitarias y de aislamiento personal a los fines de resguardar del contagio del virus al resto del plantel y a la comunidad en general.”

La Resolución Cámara de Apelaciones y Garantías

La resolución del Fiscal Sobrino, va en relación con lo dictado por la Cámara Penal de Azul.

El doctor Carlos Pagliere (h), quien actualmente también se encuentra en ejercicio de la Superintendencia Departamental, se pidió a los titulares de los organismos judiciales con sede en Olavarría que tengan entre sus funcionarios y empleados a personas que deban concurrir a esa ciudad desde otras localidades que, de no ser necesarios ni imprescindibles para garantizar el servicio de justicia, “dispensen a los mismos de la prestación laboral presencial durante el período de aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Municipio de Olavarría” a causa de la actual pandemia.

Desde el lunes que pasó, de la mano del crecimiento exponencial de casos de coronavirus, Olavarría se convirtió en una de las ciudades que forman parte del Departamento Judicial Azul donde la pandemia se ha manifestado de manera más grave y preocupante.

De esa manera, se volvió a la primera y más rigurosa de las fases impuestas a través del decreto nacional que está vigente desde el pasado 20 de marzo por la emergencia sanitaria que aún persiste a causa de la pandemia de coronavirus.

Desde hace dos días, y hasta el próximo 15 del corriente mes, en Olavarría están cerradas las actividades comerciales e industriales y ha sido restringido a lo esencial el desplazamiento de las personas, tanto de quienes residen en la vecina ciudad como de aquellas que a diario deben concurrir a la localidad, por ejemplo, por cuestiones laborales.

Esta resolución judicial se conoció ayer martes, mismo día en que en horas de la noche el intendente Galli anunció que siete casos de coronavirus se habían sumado a los ya existentes por la pandemia, que mostró su faceta más crítica en la vecina ciudad cuando el mandatorio comunal diera a conocer el sábado pasado un notorio ascenso de personas infectadas por el COVID-19.

Eso hizo que nuevamente Olavarría regresara a la Fase 1 del aislamiento preventivo social y obligatorio, siendo actualmente la localidad que más casos de coronavirus registra si se toman en cuenta las once que forman parte el Departamento Judicial Azul en la zona centro de la provincia de Buenos Aires.

En esta nueva trama marcada por la actual pandemia de coronavirus, el movimiento habitual que a diario llevan a cabo personas que desempeñan tareas en la Justicia, desplazándose hacia Olavarría o viajando desde esa ciudad hacia otras del Departamento Judicial Azul, ha llevado a extremar las medidas sanitarias, al igual que está sucediendo en los demás ámbitos laborales.

En ese contexto se inserta la dispuesto ayer martes por uno de los actuales integrantes de la Cámara Penal de Azul.

“En el marco de esta situación de pandemia que nos toca atravesar y de la específica situación emergente -escribió en los fundamentos de la resolución el juez Carlos Pagliere (h)- se estima importante la adopción de medidas, a los fines de colaborar en la contención del brote del virus COVID-19 en el Partido de Olavarría y, a su vez, prevenir la circulación viral hacia otras localidades integrantes del Departamento Judicial Azul”.

Comentarios
Cargando...