Cortan el servicio de Diálisis a afiliados al PAMI

No se admitirán nuevos ingresos a diálisis de afiliados de Pami. Los prestadores no obtuvieron respuestas suficientes a los pedidos de actualizar los valores de las prestaciones.

La medida fue dispuesta tras infructuosas reuniones mantenidas con autoridades del PAMI que no dieron respuestas suficientes a los reclamos
públicamente planteados por los prestadores. Los casi 500 centros de diálisis que brindan atención vital en todo el país a más de 10.000 afiliados de PAMI, se encuentran al borde de la quiebra debido a que el precio que reciben por cada sesión de diálisis no logra cubrir los costos mínimos que implica la prestación.


Esta prestación es vital para 10 mil argentinos que tres veces por semana realizan su tratamiento, que no puede interrumpirse ni ser reducido debido a que implica riesgo de vida.


La grave situación se ve profundizada por el escenario de pandemia frente al COVID-19, ya que se tomaron medidas extraordinarias que incrementaron sustancialmente los costos de los tratamientos, a fin de preservar la salud de los pacientes renales y del personal sanitario.
Lamentablemente a la fecha, no se ha dado respuesta suficiente a los pedidos claramente justificados.


Por este motivo, la Confederación de Asociaciones de diálisis de la República Argentina (CADRA), la Cámara Argentina de Productos y Servicios de Terapia Renal y la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires que agrupan a los centros especializados, preocupados por la atención de sus pacientes y para
preservar sus tratamientos se verán imposibilitados para admitir nuevos ingresos a diálisis en las condiciones actuales.


Como consecuencia de lo expuesto, los pacientes afiliados a PAMI que actualmente se encuentran en tratamiento seguirán recibiéndolo.


Durante el gobierno anterior los prestadores de diálisis recibieron incrementos muy por debajo del aumento de los costos. Sumado a ello en julio 2017, en forma unilateral PAMI dio de baja el pago diferencial por incentivos de calidad, un ítem que representaba cerca del 9% del valor de
la prestación. Por ello en agosto de 2019 el Instituto aplicó por única vez un porcentaje de adecuación al valor del módulo de diálisis que escalonadamente desde ese mes hasta febrero 2020 intentaba corregir el valor nominal de las prestaciones, de manera extemporánea y
todavía insuficiente.


En este contexto, hoy PAMI pretende desconocer las razones que motivaron el ajuste mencionado argumentando que el sector recibió un reajuste diferencial suficiente, evitando reconocer la necesidad de corregir el valor nominal de los tratamientos.


El actual desfasaje acumulado, relacionado con la escalada del dólar, la inflación del año 2020 y los incrementos de costos, producto de las múltiples medidas de bioseguridad que se debieron asumir de acuerdo a lo requerido por el Ministerio de Salud de la Nación ante la pandemia de Covid 19, hace que la diferencia actual entre el precio que el Instituto reconoce por la prestación y el costo de la misma se encuentre por encima del 45%.


Así como el precio actual no permite cubrir el costo de las prestaciones, tampoco lo hacen los adicionales vinculados a las medidas de bioseguridad que debieron y deben seguir siendo implementadas para atender a los pacientes en el marco de la pandemia COVID 19.


El servicio de diálisis es impostergable, diario y no puede ser interrumpido, se requiere de la participación de personal altamente calificado, médicos especialistas, tecnología específica, y una compleja estructura de soporte (psicólogos, nutricionistas, cirujanos vasculares, transportistas, etc.) para continuar brindando la prestación en forma continua y adecuada.


La falta de recomposición del precio de las prestaciones genera un desfasaje imposible de sostener en el tiempo.

Comentarios
Cargando...