Estudio eseverri desktop movile

¿De qué trata el grupo de WhatsApp de Olavarría «Operativo Policial»?

grupo-whatsapp

Entérate cómo se comunican más de un millar de olavarrienses.


Olavarria tierra del ingenio. Hecha la Ley hecha la trampa. Seguramente existen antecedentes, y Olavarría no es la única ciudad en el país que cuenta con una «herramienta» de estas características. Cerca de un millar de vecinos de la ciudad comparten un grupo de WhatsApp. Todos los grupos de WhatsApp tienen al momento de su creación una finalidad concreta: el grupo de «Mamis del Jardín», el grupo de «La Peña de los Miércoles», «El Grupo del equipo de fútbol», entre otros.

 

Ahora en Olavarría está el Grupo que se ha denominado «Operativo Policial».

 

El mismo tiene como objetivo central «evitar» controles policiales que pudiese disponer la autoridad policial en distintos sectores de la ciudad. «Operativo en Lavalle y Del Valle», puede ser uno de los mensajes que advierte un atento transeúnte y se multiplica por mil en milésimas de segundo, si la señal de celular ayuda.

 

Tras esto la cosa funciona así: Una persona avisa y de inmediato se multiplican los emoticones dando el «Ok» y el visto al mensaje del que alertó, que seguramente mañana será alertado.

 

Si bien la Dirección de Acción y Control Urbano últimamente se ha puesto rutinaria en cuanto a los lugares donde se realizan los operativos, nunca se sabe donde se pueden poner los agentes de tránsito que buscan evitar infracciones permanentes de tránsito.

 

Ahora «Operativo Policial» es una «alternativa» encontrada por un buen número de vecinos para «esquivar» el control de la Ley.

 

La anticara

El pasado 04 de marzo el Diario Clarin publicaba una noticia donde daba cuenta de la creación de un Grupo de WhatsApp donde integraban al Comisario y de esa manera protegerse.

 

En el imaginario colectivo, las redes sociales y las aplicaciones de los celulares se usan para la recreación. Pero los comerciantes de San Justo –organizados bajo el nombre de “Juntos Somos Más”– le dieron otro sentido para prevenir la inseguridad en la zona. A través de WhatsApp crearon una red de seguridad que los comunica directamente con la Comisaría Distrital Noroeste 1ª de La Matanza. De esta manera, se genera una comunicación fluida que agiliza el accionar de la Policía. “Nosotros nos sentimos protegidos y la Policía tiene más ojos en esta zona”, señalan los dueños de los negocios. Justamente en esa zona, el domingo a la noche robaron en un cajero automático del Banco Columbia.

 

Dentro del grupo de WhatsApp llamado “San Justo seguridad comercio” están el comisario Luciano Paz y 33 referentes de las 24 manzanas que conforman el centro comercial. Cada uno fue seleccionado para representar a su cuadra. En el chat de la aplicación intercambian información sobre movimientos extraños en las calles o cualquier ilícito que los comerciantes crean relevante. El comisario, por su parte, evalúa la situación y envía efectivos, en caso de que sea necesario.

 

A sólo dos días de poner en marcha el grupo tuvieron que usarlo por primera vez y, según cuentan, la respuesta de Grass fue inmediata. “Había dos chicos en una moto mirando los negocios, posiblemente haciendo inteligencia. Avisamos al grupo y en seguida vino un patrullero. Los pararon, les pidieron documentos y averiguaron si tenían antecedentes”, cuenta Damián Santostefano, que tiene un local de lotería sobre la avenida Arieta.

 

Desde “Juntos Somos Más” admiten que en la zona hay robos como en cualquier lado, pero que la Policía, en general, actúa rápido. Las mecheras o “pungas” son lo más común y, cada tanto, hay casos de delincuentes que asaltan los negocios a mano armada. Sin embargo, utilizando la tecnología como aliada, los comerciantes aseguran que se sienten más protegidos. “El grupo de seguridad ayuda mucho para prevenir cualquier tipo de delito. Nosotros estamos más unidos que nunca. Antes, si alguien veía algo extraño quizás no avisaba. Ahora hay más solidaridad entre nosotros y estamos todos en alerta permanentemente”, dice Santostefano.

 

Además del chat con el comisario, los comerciantes tienen otros dos grupos. Uno lo integran quienes tienen sus locales sobre Arieta del 2800 al 2900 y las calles aledañas. En total son 120 negocios. El otro abarca toda la zona de la peatonal y nuclea a 150 comercios. “Los dividimos así porque cada sector tiene su problemática. Nosotros tenemos problemas con las veredas que, por ejemplo, en la peatonal no tienen”, revela.

 

Comentarios
Cargando...