Desesperado pedido de justicia de una madre con tres hijos

Su ex pareja fue liberada de la cárcel al cumplir solo uno de cinco años de prisión por la que fue condenado. Ahora ella y sus tres hijos se sienten presos en sus casas.

Yamila Obando una joven mamá de tres hijos que vive en el barrio Trabajadores está sufriendo un calvario y se siente “presa en su casa” junto a sus tres pequeños hijos al ser liberado su ex pareja de la cárcel bajo el beneficio de la Libertad Condicional.

Yamila le contó a En Línea Noticias, mientras se bajaba en la Comisaría de la Mujer a extender su denuncia a los ex suegros por amenazas y acoso, que “No recuerdo ya cuantas denuncias hice, pedí la cuenta”, dijo en un desesperado relato del calvario que vive.

La mujer, madre de tres pequeños hijos se enteró que el papá de uno de ellos, Diego Roberto Martinefsky, estaba en libertad cuando se lo encontró en la calle. “Fue hace unos pocos días cuando en Alberdi y Juan XXIII el me cruza y me agrede”, dijo.

“Allí fui a hacer una denuncia a la Comisaría de la Mujer y mientras me la tomaban me notificaban que estaba suelto, beneficiado por “Libertad condicional”.

“Solo estuvo un año en la cárcel, cuando lo condenaron a cinco de prisión en un juicio oral en agosto de año pasado.”

“Está vigente una prohibición de acercamiento a 200 metros de mi casa pero el vive a una cuadra y media. Es decir que solo viviendo ahí esta violando la restricción perimetral,” dijo a este medio.

“Ahora estoy extendiendo la ampliación de la denuncia a los padres de él para la restricción de acercamiento por las reiteradas amenazas.”

No puedo salir de mi casa, tengo miedo que agarre a los nenes. Pasa a cada rato, no puedo ir a trabajar. Lo condenaron por violar reiteradamente las medidas judiciales en innumerables episodios de violencia de género.”

Solo pido poder vivir en paz, poder ir a trabajar o que mis hijos y yo podamos andar por la calle. Estamos presos en nuestra casa, No salimos con este calor ni al patio,” comentó angustiada.

“Necesito de vuelta el botón antipánico, aunque sea para poder ir a hacer los mandados.”


“El estando detenido me amenazaba, me llamaba de distintos telefonos y me decia que me iba a matar, se iba a llevar el nene y que iba a prender fuego la casa, eso también lo denuncié.”

“Solo pido seguridad para mi y mis hijos. Solo queremos vivir en paz,” finalizó.


Comentarios
Cargando...