Estudio eseverri desktop movile

El Fiscal Lucas Moyano investiga otro caso de grooming, ahora en Cacharí

Hubo allanamientos.


Foto y Fuente: Diario El Tiempo

Dos teléfonos celulares y un blíster de un chip se incautaron durante un allanamiento realizado en Cacharí, diligencia que fuera ordenada en el marco de una investigación penal relacionada con un caso de grooming en la que como víctima figura una nena que tiene doce años de edad.

Efectivos de la DDI Azul – a las ordenes del Fiscal Lucas Moyano – llevaron a cabo el procedimiento, que el lunes había sido dispuesto por Magdalena Forbes, la magistrada a cargo del Juzgado de Garantías 1 con asiento en el Palacio de Justicia local.

Moyano, al menos por ahora, mantiene la investigación bajo la caratula de «captación por medios tecnológicos de menores de edad con fines sexuales».

En el domicilio allanado vive un joven de 26 años de edad que está sospechado de haber sido el autor de este episodio delictivo enmarcado en los términos de lo que establece el artículo 131 del Código Penal, que castiga con penas de seis meses a cuatro años de prisión a quienes cometen ese tipo de delitos.

La causa penal que este lunes se tradujo en la realización del allanamiento había comenzado a instruirse en agosto pasado, después de que la madre de la menor que figura como víctima formulara una denuncia ante la Justicia.

De acuerdo con lo que esa mujer expresara, a principios del mes anterior pudo constatar que en la cuenta de Instagram de su hija existía una conversación con el joven al que ayer le fuera allanada su vivienda, charla a través del cual el sospechado le decía a la menor que cuando él fuera a su casa la saludara con «un beso en la boca».

Las capturas de pantalla que hizo de aquella conversación entre su hija y el ahora investigado se convirtieron en elementos de prueba que la madre de la nena después aportó en esa denuncia que formulara.

Además, de acuerdo con lo referido por la mujer, posteriormente a leer esos chats habló con el ahora investigado, a quien le advirtió sobre el contenido de los mensajes que le enviaba a su hija, situación que el joven negó que haya sucedido.

Las averiguaciones llevadas adelante por los investigadores en el marco de la tramitación de esta causa penal permitieron identificar al sospechado de este caso de grooming y localizar el inmueble de la vecina localidad de Cacharí donde vivía.

Con las pruebas aportadas a esta pesquisa, el fiscal Moyano solicitó a la jueza de Garantías Forbes el allanamiento llevado a cabo ayer, la diligencia donde personal de la DDI Azul halló e incautó los elementos ya mencionados: dos teléfonos celulares y el blíster con un chip.

«La menor de 12 años de edad fue contactada por una persona a través de la red social Instagram…, enviándole mensajes con connotación sexual…, lo cual configuraría prima facie el delito de captación por medios tecnológicos de un menor de edad con fines sexuales», sostenía el fiscal Moyano al aludir a las circunstancias relacionadas con este caso de grooming por las cuales la magistrado Forbes dio lugar al allanamiento en la casa del joven investigado.

Comentarios
Cargando...