El obispo de Mar del Plata dio una misa a un mes del crimen de Fernando Báez Sosa

La Plata, feb 18 (DIB).- Esta tarde, pasadas las 18, el obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, ofició una misa frente al boliche Le Brique de Villa Gesell, donde fue asesinado Fernando Báez Sosa el 18 de enero, al cumplirse un mes del violento episodio.

“Nos comprometemos de corazón en esta tarde, cada uno, a ser artesanos de la paz en el lugar específico de nuestra vida. Este es el núcleo del mensaje para que podamos vivir en serio desde la verdad y la justicia todos los argentinos. Damos comienzo a la misa en la cual tenemos presente a Fernando, a sus papás, a sus amigos, a sus novias, oramos para todos los que han sido víctimas de la violencia y pedimos verdad y justicia para todos”, subrayó Mestre al dar inicio a la celebración religiosa.

El obispo también compartió con los presentes, la mayoría jóvenes, una breve carta que le envió el Papa Francisco. “Quiero asegurarte mi compañía en ese día”, escribió de puño y letra el pontífice en la misiva, que Mestre mostró a la multitud congregada.

La misa se dio en simultáneo a la movilización que se realizó frente al Congreso Nacional, encabezada por los padres de Fernando Báez Sosa, y que tuvo réplicas en varias ciudades del país. (DIB) AR

Comentarios
Cargando...