El sector industrial en la Provincia acumuló una baja anual del 4,9%

2017-03-04

Tomando distintas fuentes (incluso oficiales) se elaboró un informe que repasa el movimiento industrial en la Provincia de Buenos Aires durante el último año. A esto se le deben sumar los dos meses de retracción del despacho de Cemento, informado por la Asociación de Cemento Portland.


Tomando distintas fuentes (incluso oficiales) se elaboró un informe que repasa el movimiento industrial en la Provincia de Buenos Aires durante el último año. A esto se le deben sumar los dos meses de retracción del despacho de Cemento, informado por la Asociación de Cemento Portland.

 

mariotto-cesar-valicenti-4567
Dip. Pcial Cesar Valicenti uno de los promotores del informe

 

El informe fue elaborado por el Frente para la Victoria, entre los integrantes se encuentra el Diputado Provincial Cesar Valicenti, quien desde hace mucho tiempo viene reclamando el inmediato nombramiento de un Ministro de la Producción en la Provincia de Buenos Aires. Este cargo quedó vacante luego de la salida de Joaquín De La Torre y su paso al Ministerio de Gobierno. Al día de hoy Vidal no ha nombrado un Ministro de la Producción.

 

Al carecer de estos datos oficiales es que se ha elaborado este informe que busca poner en evidencia la situación del sector industrial en la Provincia de Buenos Aires.

 

Mencionado informe indica que durante el mes de diciembre la producción industrial presentó una contracción interanual del 2,8% (con respecto a diciembre de 2015), y una baja de 1,1% (con respecto a noviembre de 2016). Con este resultado la industria acumuló una caída del 4,9% en 2016.

 

Vale indicar que de acuerdo con los datos proporcionados por la Dirección Provincial de Estadísticas del Ministerio de Economía hablan de una caída del 3,9%.

2017-03-04

Sectores

El informe además hace un desagregado de cómo impactó esta caída en los distintos sectores de la economía arrojando estos resultados. La mayoría de los sectores y actividades industriales registraron caídas en el 2016 con respecto al 2015.

 

Caída en metales básicos (-15,1%), menor producción de acero (-17,9%); minerales no metálicos (-13,1%),caída en la construcción (-12,7%); automotriz (-10,2%) por la baja del 20,8% de las exportaciones; metalmecánica (-8,5%); edición e impresión (-6,2%) donde la producción de libros retrocedió 49% en 2016, plásticos, papel y cartón (-4%). También sectores más mercado internistas como calzado (-11,2%), madera y muebles (-15%) y la cadena textilindumentaria presentaron bajas por la contracción del consumo y la presión importadora. La producción de alimentos y bebidas cerró el año con una caída en la producción (-1,2%), pero amortiguada parcialmente por la mayor molienda de oleaginosas (+8,4%). Descontando el efecto del bloque de oleaginosas la caída de alimentos y bebidas se profundiza (-3,3%). Por otra parte, la producción de sustancias y productos químicos aumentó 1,3%+ durante el 2016.

¿Cuales fueron las causas?

 

La contracción de la producción industrial en 2016 estuvo asociada a múltiples factores. Por un lado, el escenario internacional donde el comercio global está relativamente  estancado y Brasil, principal socio comercial, cerró el año con una caída cercana al 3,5%. La extensión en la contracción del mercado interno, el aumento de los costos, y sobre todo, las elevadas tasas de interés en conjunto de una mayor presión importadora en determinados rubros impactaron negativamente en la producción local.

La caída y su evolución trimestral

 

El mismo informe sostiene que descomponiendo la producción industrial de 2016 por trimestres se observó una baja en todos ellos, aunque con procesos diferenciados. Por un lado, durante el primer trimestre, la actividad descendió 0,8% traccionada por el sector  automotriz (-18,1%), metales básicos (-14,4%) por la caída del acero (-17,3%), metalmecánica (-13,1%) y minerales no metálicos (-5,8%), compensada por el sector de alimentos y bebidas que aumentó impulsado por las mayores liquidaciones de soja (+61,3%).

 

Descontando este atípico efecto, el bloque de alimentos y bebidas hubiera caído y la actividad industrial hubiera descendido 7,4% durante el primer trimestre del año. La contracción de la actividad industrial se profundizó durante el segundo (-6,9%) y el tercer trimestre de 2016 (-7,1%), con la mayoría de los bloques industriales cerrando estos periodos con menor producción que en el mismo trimestre del año anterior. Durante el cuarto trimestre se observó una mejora relativa los trimestres anteriores en términos interanuales (-4,5%) y una suba con respecto al tercer trimestre de 1%.

 

La mayoría de los sectores desaceleraron las tasas de las caídas en términos interanuales por dos razones: en algunos bloques comenzaron a registrarse mayores niveles de producción y las bases de comparación a fines de 2015 ya eran relativamente bajas.

 

El Informe hace hincapié también a lo que en Economía se denomina “Capacidad Instalada”. Al respecto indica que el indicador de la Utilización de la Capacidad Instalada en la Industria manufacturera mide la proporción utilizada, de la capacidad productiva del sector industrial. Para su cálculo se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada.

 

Se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas, empleando el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad. La utilización de la capacidad instalada promedio en la industria manufacturera en el 2016 fue del 64,5%, según el INDEC (en el 2015 la capacidad instalada alcanzó el 70,2% y en el 2014 fue de 74,1%).

 

Los sectores que en promedio utilizaron una menor proporción de su capacidad instalada fueron la industria automotriz (47,1%), metalmecánica (53,5%) y edición e impresión (56,9%).

¿Qué se cree que pasará en 2017?

 

El mismo informe, y teniendo en cuenta los datos antes mencionados, estima que la industria crezca entre 1% y 2%, dado que la base de comparación es baja. Si bien el escenario internacional en materia comercial presenta más incertidumbres que certezas, Brasil no traccionaría la producción local porque experimentaría un crecimiento muy bajo, pero al menos dejaría de caer.

 

La industria de transformación brasileña acumuló un 18,9% de caída en los últimos tres años, habiéndose retrotraído al nivel del año 2003. Por otro lado, si bien el aumento del consumo interno potenciaría la producción local, así como los planes de infraestructura públicos y privados podrían impulsarían sectores vinculados a la construcción, esto se da en un marco de costos crecientes.

 

Los costos logísticos aumentaron 41,3% el año pasado, los energéticos entre 60% y 600%, de acuerdo al tipo de usuario, los salarios 33%, los insumos importados 32,7%, y el precio del gasoil 33%4.

Si se repite esta dinámica, con los precios de la energía que ya aseguran un piso de un 60% de incremento en este año, en un contexto de comercio global estancado y exceso de producción en Asia (particularmente por el menor crecimiento de China), la recuperación industrial será aún más complicada.

Serás claves las modificaciones en materia crediticia, tributaria y comercial para potenciar la producción industrial.

El Informe da cuenta al mismo tiempo que existe un aspecto positivo es que el comercio exterior, tras cuatro años de caídas consecutivas en las exportaciones -tanto en dólares como en cantidades-, en 2016 estas crecieron un 1,7% en valores alcanzando los USD 57.737 millones y en cantidades el aumento fue aún mayor igual a 6,6%.

 

Si bien este cambio de dinámica denota que se tocó un piso en la caída de las ventas externas argentinas, aún los niveles están muy por debajo de los registrados en 2011 momento previo a la baja de las exportaciones.

 

Las exportaciones de manufacturas de origen industrial en 2016 se encuentran 41,7% por debajo de 2011, es decir USD 12.028 millones menos, con casi la mitad explicada por la caída de las exportaciones a Brasil. En 2016, la recesión brasileña continuó jugando un rol determinante en las menores exportaciones argentinas para 2016 a la vez que la recuperación en el margen que viene exhibiendo influyó en los mejores resultados observados en los últimos meses para algunos sectores industriales de exportación. En el año las exportaciones con destino a Brasil cayeron un 10,6% y está caída se profundiza para los bienes industriales (-17,5%). A su vez, cayó la participación de Brasil en las exportaciones totales (retrotrayéndose a un porcentaje similar al del 2003).

 

También el informe da cuenta de las importaciones y sostiene que en el año señalado cayeron en un 6,9% en valores y fueron de USD 55.610 millones. Esta caída vino dado por los menores precios de los bienes importados (-10,4%), mientras que las cantidades aumentaron en 3,8%. (mayor oferta mundial).

Otros datos

Actividades Industriales por Sector: Alimentos y bebidas Según datos preliminares de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) en 2016, el sector acumuló una caída del 1,2%. El complejo de oleaginosas (El Complejo Oleaginoso abarca desde la producción de granos hasta su industrialización: aceites crudos y refinados, subproductos de la industria aceitera procesados y biodiesel) fue el principal motor del bloque de alimentos y bebidas en 2016. Tanto en los primeros meses del año como en los últimos dos la molienda de oleaginosas contribuyó positivamente a la producción del sector La influencia del complejo de oleaginosas fue tal, que sin contabilizar su producción, el sector de alimentos y bebidas hubiese caído -3,3% en 2016.

2017-03-04 (1)

Sector automotriz: Durante el 2016 el sector automotriz alcanzó las 472.776 unidades en la fabricación de vehículos y se redujo 10,2% con respecto al año 2016. A pesar del aumento de las exportaciones de diciembre, en el acumulado del 2016 las exportaciones llegaron a las 190.008 unidades y cayeron 20,8% con respecto a 2015. En el acumulado de 2016, el 72,4% de las exportaciones fueron a Brasil, mientras que en el 2015 el 77,8% de las ventas al exterior se dirigieron al mercado brasilero. En cuanto al mercado interno, en el acumulado del año, las ventas de autos importados a concesionarias acumularon un aumento del 43,3% mientras que las de vehículos nacionales aumentaron 0,5%.

 

Metales básicos La producción de metales básicos experimentó un retroceso de 15,1% en el año 2016. De acuerdo a los datos provistos por la Cámara Argentina del Acero, la producción de acero crudo sector acumula dieciséis meses consecutivos de contracciones, experimentando en el acumulado de 2016 un retroceso de 17,9% con respecto a 2015. Entre los múltiples causantes de esta situación se encuentran dos factores. Por un lado, la contracción observada en los principales sectores que utilizan al acero como insumo clave de su producción (construcción e industria metalmecánica). Esta situación dificulta la inserción de la producción local en mercados foráneos y al mismo tiempo genera una mayor presión en el mercado interno. En lo referente a los productos terminados aguas abajo en el proceso de producción se observó una dinámica contractiva. La producción de hierro primario, la producción de laminados en caliente, de laminados en frío, la contracción de estos tres subsectores alcanza el 26%, 15,7% y 3,9%, respectivamente en el 2016 respecto de 2015.

 

Metalmecánica: La industria metalmecánica, es el sector que comprende las maquinarias industriales y las herramientas proveedoras de partes a las demás industrias metálicas, siendo su insumo básico el metal y las aleaciones de hierro, para su utilización en bienes de capital productivo, relacionados con el ramo. La producción metalúrgica se contrajo, según lo informado por el Departamento de Estudios Económicos de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA). De esta manera, en el 2016 la actividad metalúrgica acumuló una caída del 8,5% respecto al año anterior. En sintonía con la menor producción, el nivel de Utilización de la Capacidad Instalada (UCI) cayó 9,8% en comparación con 2015.

 

En 2016 se redujo el empleo y aumentaron las suspensiones en el sector. En efecto, en el acumulado del año el nivel de empleo se redujo 3,2% con respecto al año anterior.

2017-03-04 (2)

Los ingresos por ventas de las empresas del sector crecieron 9% en 2016. Sin embargo, este incremento en la facturación estuvo por debajo del aumento de precios experimentado en los últimos doce meses.

2017-03-04 (3)

A su vez, la caída de la demanda interna no fue compensada por el mercado externo. Por un lado, las exportaciones metalúrgicas disminuyeron 10,5% en el acumulado del año. Por otro lado, las  importaciones del sector mostraron una caída acumulada del 7%, explicada por la contracción del nivel de producción. Si bien la caída de las importaciones del sector metalúrgico fue más leve que el descenso de las exportaciones, el déficit comercial del sector cayó un 6,5% en comparación con el 2015.

 

Sector textil e indumentaria:  La producción textil se contrajo ante un escenario delicado para los distintos actores que participan en la cadena productiva y el sector cerró el año con una caída en la actividad en comparación con 2015. La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) registró un aumento del 28% en lasimportaciones de indumentaria en volumen con respecto a 2015. Por su parte, el volumen de exportaciones en 2016 se redujeron en diez de los doce meses y se acumuló en el año un retroceso de las ventas al exterior del 26,9% con respecto a 2015. Fuente: CEU-UIA en base a Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI)

 

Sector de Calzado: La producción de calzado cayó 11,2% en 2016 en comparación con 2015, según información de la Cámara de la Industria del Calzado. Las importaciones de calzado aumentaron 20,8% al pasar de los 22,6 millones de pares en 2015 a los 27,3 millones el año pasado.

 

Sector de sustancias y productos químicos: En el acumulado enero-diciembre, la actividad del bloque creció 1,3% con respecto a igual período del año pasado. El análisis de los subrubros del sector mostró una dinámica heterogénea. Petroquímicos Intermedios, Básicos Orgánicos, Polímeros y Elastómeros y Básicos Inorgánicos acompañaron el crecimiento del sector (28%, 11%, 11% y 9%, respectivamente), mientras que Agroquímicos y Fertilizantes exhibió una dinámica contractiva (-37% ). Los sectores Polímeros y Elastómeros, Agroquímicos y Fertilizantes, Básicos Inorgánicos y Petroquímicos Intermedios si bien disminuyeron sus ventas en el mercado interno, lograron aumentar sus colocaciones en el exterior.

 

La capacidad instalada utilizada en el acumulado del año en las empresas del sector alcanzó en promedio el 89% y el 71% para los petroquímicos y los básicos e intermedios, respectivamente; superando respectivamente 8 y 2 puntos porcentuales a las registradas en el 2015. Las ventas en cantidades de la industria farmacéutica aumentaron 1,1% en 2016 en comparación con 2015, mientras que en valores crecieron 46,8%, informó la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA). Las exportaciones de productos farmacéuticos cayeron 13,4% en valores el año pasado al pasar de los 1.046,7 millones de dólares en 2015 a los 906 millones el año pasado, mientras que las importaciones descendieron de 10,1% (2.400 millones en 2015 y 2.157 millones en 2016).

 

Minerales no metálicos:  El bloque de minerales no metálicos cayó por décimo segundo mes consecutivo y acumuló en 2016 una contracción interanual del 13,1%. Según el INDEC calculó que el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) acumuló una caída del 12,7% entre enero y diciembre de 2016 en comparación con el mismo periodo de 2015. La Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) Los despachos totales en 2016 fueron de 10.879.321 toneladas, retrocediendo un 10,8% con respecto a 2015. Por su parte, los despachos de cemento al mercado interno y las exportaciones disminuyeron en el año 10,8% y 9,2% respectivamente.

 

Por otro lado, la industria de insumos, materiales y productos utilizados en la construcción, según el índice elaborado por el Grupo Construya, experimentó un retroceso por décimo primer consecutivo, acumulando en 2016 una caída del 15,1% respecto al año anterior. Por su parte, el índice desestacionalizado elaborado por la misma entidad registró un incremento mensual del 6,3%.

 

Comentarios
Cargando...