“Estafas”: El Escribano Catanzaro “fue notificado de la formación de una causa en su contra”

“Existe, en esta instancia, un grado de sospecha de que el Escribano tuvo un acto de participación” . Son frases que corresponden al Fiscal de la Unidad de Delitos Especiales del Departamento Judicial Azul, Ignacio Calonje quien el jueves ordenó un allanamiento en la Escribanía Catanzaro de Olavarría. Solicitaron la apertura de los teléfonos secuestrados para periciar.


En la jornada del jueves el Fiscal Ignacio Calonje, titular de la Fiscalía de Delitos Especiales del Departamento Judicial de Azul, allanó una Escribanía de Olavarría cuyo titular es el Escribano Alfredo Catanzaro. Durante el procedimiento, llevado a cabo por efectivos policiales de la ciudad de Azul, fueron secuestrados distintos elementos vinculados a una investigación por presunta “Estafa”.

Avanzado el proceso el Fiscal Calonje brindó una serie de precisiones en diálogo con En Línea Noticias. “Tras el allanamiento el Escribano fue notificado de la formación de una causa en su contra”, fue lo primero que aclaró el titular de la Fiscalia de Delitos Especiales de Azul y ahondó: “Existe, en esta instancia, un grado de sospecha de que el Escribano tuvo un acto de participación” en los hechos que se investigan.

El funcionario del Ministerio Público Fiscal aclaró que el Escribano Catanzaro “no está imputado ni procesado” sino que reiteró “se lo notificó de la formación de una causa en su contra”.

Calonje, ahora, deberá analizar el material secuestrado y considerar que temperamento adopta para todos los mencionados en la causa y, llegado el caso, cumplimentar la audiencia prevista en el Artículo 308 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires que convierte a los “mencionados” en “imputados.

Puntualmente lo que está investigando Calonje es una denuncia, realizada en el año 2018, acerca de una transacción inmobiliaria que habría terminado en una estafa económica. Al ser consultado sobre el monto de la estafa no brindó demasiadas precisiones como así tampoco mencionó otros “involucrados” y “mencionados en la causa”.

La Fiscalía de Delitos Especiales, como se sabe, tiene en su órbita las investigaciones penales contra funcionarios públicos o integrantes de las fuerzas de seguridad por lo que el Fiscal Calonje aclaró “el Escribano por su función reviste las características de un funcionario público”.

Sobre éxito del allanamiento dijo: “lo que fuimos a buscar las encontramos, el material que había en la Escribanía era sensible para la investigación.”

Al mismo tiempo el Fiscal Calonje le dijo a En Línea Noticias que solicitó “al Juez de Garantías Carlos Villamarín la autorización para realizar la apertura de los teléfonos” secuestrados durante el allanamiento realizado el jueves. El Fiscal cree que puede haber “información de interés para la investigación” en dichos teléfonos pero teniendo en cuenta el carácter privado de los teléfonos es que cualquier requisa al mismo debe ser autorizado por un Juez.

Calonje resaltó que durante todo el allanamiento estuvo presente una veedora dispuesta por el Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires que supervisó que el material que se iba a secuestrar correspondiera con la causa que se investigará y quedara a salvaguarda cualquier otro tipo de información sensible que puede existir en una Escribania.

Te puede interesar

Comentarios
Cargando...