Familiares de víctimas de un fatal siniestro en la Ruta 3 marcharon en Tandil

Si bien no fue responsable de las muertes un camionero de Olavarría estuvo involucrado en el incidente vial. Por el hecho hay un empresario de Tandil imputado que fue liberado tras pagar una millonaria fianza.

Fuente y foto: ABCHOY

El siniestro vial que tuvo una multiplicidad de víctima será recordado en nuestra ciudad dado que un camionero con domicilio en Olavarría quedó involucrado en el hecho aunque ajeno a la muerte de una familia que viajaba en la Ruta 3. Los familiares de las víctimas se movilizaron en Tandil donde reside el único imputado: un empresario que pagó una millonaria fianza para quedar libre.

Hay que recordar que el pasado 25 de agosto, Alejandro Torres regresaba a su ciudad, Merlo, en la provincia de Buenos Aires, después de haber pasado su cumpleaños en Tandil, junto a sus tres hijos y una sobrina.

El fin de semana de festejos se vio truncado en el kilómetro 225 de la Ruta Nacional N° 3 cuando el Corsa Classic en el viajaba la familia, fue chocado por alcance por una Jeep Grand Cherokee, que conducía Horacio Luis Castilla, con domicilio en Tandil, quien según los peritos, circulaba a 200 km/h.

Al ser impactado desde atrás, el Corsa embistió a su vez a un camión cementero conducido por un olavarriense que se desplazaba adelante y el auto se incendió. También quedó muy dañada la Grand Cherokee, que incluso terminó calcinada, pero Castilla logró salir de su habitáculo.

No fue el mismo el destino para los ocupantes del otro rodado, donde además de Alejandro, (que ese día cumplió 39 años), murieron sus 3 hijos: Daira (19), Demián (17) y Mía (6); y su sobrina Lara Torres (14).

Semanas después la Justicia de Garantías de Azul dispuso que Castilla quedara en libertad, tras pagar una caución de 10 millones de pesos, consistente en una propiedad que el hombre, dedicado a la producción agropecuaria, posee en Capital Federal. Está imputado por “Quíntuple Homicidio culposo agravado”.

Sin embargo, Castilla vive en Tandil y es por eso que los familiares de los fallecidos estuvieron el pasado sábado, para movilizarse y reclamar “justicia”.

Los familiares de la víctimas consideran que la libertad del hombre que provocó el choque fatal y la muerte de cinco personas, “es una impunidad, otorgada por el Juez de Garantías de la causa, que recayó en el Dr. Federico Barberena, de Azul, mientras que la fiscal es la Dra. Karina Genusso, del mismo Departamento Judicial.

“No podemos permitir que esto siga pasando”, cuestionaron los familiares, que viajaron especialmente a Tandil el pasado fin de semana, desde la localidad de Merlo, para hacer visible su reclamo.

Comentarios
Cargando...