Femicidio de Valentina: Las mentiras y el ensañamiento de Pais plasmadas en una resolución judicial

En Línea Noticias accedió a la resolución del Juez Carlos Villamarín que dictó la prisión preventiva del único acusado por el femicidio de la joven ocurrido a principios de enero.

En la jornada de este jueves En Línea Noticias accedió a la Resolución dictada por el Juez de Garantías Carlos Eduardo Villamarín respecto a la prisión preventiva dispuesta contra Diego Ezequiel Pais acusado de ser el autor penalmente responsable del femicidio de la joven Valentina Gallina ocurrido el 4 de enero.

La contundencia de las pruebas relevadas como así también el trabajo del Ministerio Público Fiscal parecen haber sido determinantes para que en un tramo de la resolución el Juez sostenga: “no tengo dudas – por la presencia de indicios suficientes y vehementes – que Diego Ezequiel Pais, ha sido el autor penalmente responsable del hecho” y agrega: “Valentina Gallina fue encontrada con vida y agonizando – producto de la extrema violencia ejercida en su contra-, en el domicilio de Pais y ante su inmediata presencia.”

Villamarín detalla, de manera minuciosa, el macabro escenario en el que fue hallado el cuerpo de Valentina, los esfuerzos médicos para salvar su vida y los detalles de su final. En todos los puntos de la resolución el Juez hace especial hincapié en las contradicciones del único acusado del crimen.

Sobre aquella mañana del sábado 4 de febrero, el Juez de Garantías funda su decisión afirmando: “se puede ir precisando que Valentina Gallina fue víctima de una violencia extrema, materializada con diferentes elementos de porte, en forma persistente, continua y sostenida por parte del agresor, en diferentes sectores de la vivienda.” El Juez, sostenido en las pruebas del expediente sostiene que Valentina luego de ser atacada “no podía salir a pesar de sus intentos de escaparse, que le demando un sufrimiento agónico innecesario provocado por el victimario, que procuró instalar una coartada en vez de solicitar asistencia a la joven.”

La declaración de Pais frente a la Fiscal.

Días atrás En Línea Noticias informaba que Diego Ezequiel Pais , ya preso, había decidido a brindar frente a la Fiscal de la causa su versión de los hechos. En primera instancia se había negado a declarar y luego brindó un testimonio donde continuó con su intención de desviar la investigación. Permanente, en toda su indagatoria, Pais señala que a la vivienda ingresaron varias personas que llevaron adelante una serie de disparos que – según él – fueron los que provocaron las heridas de Valentina.

Pais en su declaración confirma que la noche previa al femicidio estuvo en la vivienda junto a Valentina y relata una serie de episodios que se fueron generando aquella madrugada y hasta el amanecer.

“Cuando amaneció ella veía sombras y me decía son muchos Diego, anda mucha gente. Yo le decía gorda deja de flashear. Ella me había dicho que había visto alguien de rojo que se había asomado por la cerradura de la puerta de adelante” se puede leer en la indagatoria del encartado que ahora se encuentra en la resolución que le dictó la prisión preventiva.

Pais menciona en más de oportunidad la insistencia de Valentina dando cuenta de la presencia de personas en los alrededores de la vivienda hasta donde sostiene que le pide un Revolver Calibre 22 que estaba “en un sillón” y sigue relatando: “con el revolver voy a la pieza trasera, le dije vos quedate acá. Ella se quedó entre el baño y la pieza. Cuando me voy asomando desde afuera tiraron un tiro para adentro del lado del patio. El tiro me rozo, me quedé sordo y me caían gotitas de sangre.”

Pese a estar en conocimiento de la importante cantidad de pruebas en su contra y que desenmascaran su coartada, Pais – en su indagatoria – insiste en la presencia de atacantes en la finca.

“Yo me agache debajo de la venta y me puse a mirar. Como tengo cortinas largas al haber claridad se veían dos sombras. Ahí cuando vi las sombras yo tire para el lados de las sombras. Ellos en total tiraron dos o tres tiros. Valentina se metió en la pieza cuando escuchó los impactos”, dice el acusado.

Luego describe varias maniobras que tanto él como Valentina habría realizado para defenderse de los presuntos atacantes y sostiene que esa situación se extendió desde las 7 a las 11 de la mañana.

“Yo le dije alcánzame las balas gordita. Ella sabía donde estaban las balas y viene con las balas. Las trae de la cocina. Le pongo una bala más al revolver y nos quedamos ahí tirados”, dice Pais a la Justicia en el momento de declarar ya como imputado.

La escena que gráfica Pais, que no existe para los investigadores, concluye cuando sostiene que ingresa por una ventana “una chica” que traía un revolver: “entró ella sola y le empezó a pegar con el revolver, no sé en que partes del cuerpo. Valentina la encaró y empezaron a pelear.”

Más allá de lo extenso del relato de Pais hay que detenerse en la opinión del Juez al respecto cuando resalta que el encartado manifiesta “mendacidad” en su relato y “una verdadera contradicción con los elementos probatorios objetivos obrantes en la presente Instrucción.”

“No solamente se descarta que se hayan producido disparos desde afuera de la vivienda, sino que todos fueron detonados desde adentro, y los proyectiles incautados pertenecerían a un arma de calibre 32”, asegura Villamarín desterrando la versión de País.

Al mismo tiempo y para echar más luz aún, el Juez Villamarín se detiene en la mención de un revolver 22 mencionado por Pais y lo incautado por la policía: “más allá de no haber cooperado en la supuesta incautación del arma utilizada por él en la supuesta repulsa, él la instala como de calibre 22 cuando no existe ninguna recidiva que la coloque en la escena”, dice.

Pero es más contundente el Juez cuando dice: “la presunción me lleva a sostener que por la localización de los impactos y sus evidencias físicas, todos los disparos fueron ejecutados por el propio Pais luego de la agresión a Valentina, y como parte de una pretensa coartada dirigida a la intervención de terceras personas” y agrega: “no existe evidencia física ni testimonio alguno que haya podido percibir en esa franja horaria de la mañana de un día sábado, que en el lugar haya habido una presencia violenta y tumultuosa de más de tres personas, y la lógica y el sentido común indica que salvo una incursión furtiva – extremo que de acuerdo al relato de Pais no fue así – al menos alguien del vecindario lo tendría que haber observado. Ni sus familiares llegaron a tanto, ya que ni ellos sostuvieron que los vieron.”

El ensañamiento y violencia extrema

El Juez Carlos Villamarín, basado en la exhaustiva investigación llevada adelante por la policía y el Ministerio Público, insiste en el hábito o costumbre de mentir de parte del encausado. Es cuando dice: “otro punto de inculpación es la mendacidad en la prontitud que pidió asistencia para su pareja, lo que se extrae de lo plasmado en cuanto a que la sangre hallada en el cuerpo de Valentina al momento del arribo de los facultativos tenía consistencia “como que hubiese comenzado a secarse, infiriéndose que había transcurrido un tiempo.”

Agrega el Magistrado “de allí que más allá de demostrar un ensañamiento absolutamente innecesario y que privó a la víctima de asistencia inmediata, lo cierto es que ello marca que terminada su agresión y estando la misma en estado agónico, el mismo se tomó un tiempo suficiente para pergeñar su coartada antes de requerir la ayuda de terceros.”

En este tramo de la Resolución expresa: “situado que Pais estuvo con la víctima durante la agresión, que su explicación de los hechos resulta incomprensible y descalificada por las evidencias físicas, resta analizar si la relación que el mismo mantenía con ella, o su comportamiento ante personas de igual sexo, podían proyectar que el mismo fuese el autor de tamaña agresión mortal.”

Sobre este último punto, luego de resaltar varias declaraciones testimoniales, el Juez asegura: “la relación que mantenía Valentina con Pais era de extrema vulnerabilidad, estando sometida mental y psicológicamente a sus impulsos, donde se había naturalizado la violencia como comportamiento tanto hacia ella como a otras personas.”

La situación procesal

La expectativa de pena y los peligros de fuga aparecen fundados, más de una vez, en la Resolución. De todas formas hay que mencionar que lo dictado por Villamarín no sólo significó la prisión preventiva de Pais sino que además se ratificó en un todo la imputación llevada adelante por el Ministerio Público Fiscal. Hoy el encartado está acusado de “Homicidio triplemente agravado por haber sido cometido contra una mujer con la que mantiene relación de pareja,  mediante violencia de género y  por su comisión con ensañamiento  en los términos del art. 80 incs. 1, 2 y 11 del Código Penal.”

“La agresión estuvo enmarcada en un contexto asimétrico y de cosificación a la mujer por su condición de tal, que se venía acentuando en el tiempo y en forma persistente, tanto hacia ella como a otras personas de igual sexo, con vejamenes y exposiciones obscenas en su integridad corporal”, asevera el Magistrado.

Claramente para agravar la situación procesal del imputado el Juez sostiene en su Resolución que existen “serios  indicadores de peligro de fuga que entiendo aplicable con respecto al encartado son, en primer lugar, la objetiva valoración y gravedad del hecho reprochado, donde en forma inexplicable y sin razón alguna, dio muerte en forma brutal a su pareja, por medio de arteros golpes, dejándola en un estado de agonía sin ayuda asistencial que podría haber evitado su muerte, y ello con el fin de planificar una fallida coartada que desligara su responsabilidad.

Hasta el dictado de la presente Resolución, Pais se encontraba alojado en la alcaldia de la Unidad Penal N° 38 aunque el Doctor Villamarín ordenó el traslado “al sector de población común” de dicha unidad.

Comentarios
Cargando...