Femicidio: Detuvieron al padrasto de la nena violada y asesinada en San Luis

DetencionEl hombre de 32 años lloró ante las cámaras por la desaparición de su hijastra. La mamá de la nena, estaba internada teniendo a su bebé. 


Carina Di Marco parió a su beba el martes a la mañana. El miércoles, mientras ella seguía internada en la maternidad, su hija mayor desapareció justo en el horario en el que tenía que estar en la escuela.

Fue su pareja -padrastro de la estudiante y padre de la recién nacida- quien radicó la denuncia policial y quien, ante la conmoción que se apoderó de San Luis, pidió ayuda por los medios de comunicación.

La desesperación de esta madre se transformó en desgarro cuando la nena fue hallada asesinada, el jueves a la tarde en la localidad de Saladillo, a 54 kilómetros de su casa. Pero aún faltaba más horror: la Policía detuvo al padrastro como principal acusado del crimen.

La nena asesinada tenía 12 años y se llamaba Florencia. Según los peritos, la violaron y la asfixiaron con un lazo (aún no saben de qué material) hasta matarla. Luego arrojaron su cuerpo desde un puente de la ruta provincial 41, sobre el arroyo Saladillo.

Allí la encontró un vecino que la vio y alertó a la Policía, cerca de las 18.30 del jueves. Solo vestía una campera y una media, y estaba golpeada por la caída, aunque ya la habrían llevado muerta al puente. Los forenses también confirmaron que había sido abusada y que “vivió un calvario” antes de morir. Estiman que falleció unas 30 horas antes del hallazgo.

Ricardo Torres, forense del Poder Judicial de San Luis, confirmó a El Diario de la República que encontraron rastros recientes de violación pero también heridas de abusos previos, que datan de entre 15 y 20 días antes del crimen. Y detalló que para matarla la “apoyaron en una superficie dura, que no le dejó mover la cabeza, para poder imprimir mucha fuerza en el lazo que se usó y que le dejó marcas de oreja a oreja”.

La incertidumbre duró poco. Cuando intervino la División Homicidios recolectaron testimonios y datos suficientes para pedir un allanamiento y la detención de Lucas Gómez, el padrastro de Florencia, de 32 años.

La causa está en manos del Juzgado en los Criminal N°3, a cargo de Virginia Palacios, quien confirmó a Clarín la detención. En las próximas 48 deberán tomarle indagatoria al acusado y definir su situación.

Los investigadores creen que “hay elementos suficientes para probar su responsabilidad” y no descartan que haya actuado con la ayuda de un cómplice. (Clarín)

Comentarios
Cargando...