Gero Caro: “La posibilidad de no binarismo es liberadora para todes”

Gero Caro, primera persona en Argentina que recibió su certificado de nacimiento con género indefinido, habló sobre su experiencia, las adversidades y los desafíos que implica definirse de la manera en la que uno se autopercibe.

“En una sociedad que es meritócrata y además existe un binarismo y machismo muy grande, a la gente que viene luchando y que no es varón, blanco y de clase media alta le cuesta mucho más todo”, expresó Gero Caro, primer persona en recibir un certificado con género indefinido en Argentina. En entrevista con Radio Universidad explicó cuáles fueron y van a seguir siendo los desafíos, de qué manera ayudaron los apoyos de otras personas en este trayecto y cómo es la realidad de otras personas en su misma situación.

¿Cómo es vivir en Mendoza sin ser hombre ni mujer?

No sé si es muy distinto a cualquier otro lugar pero es verdad que Mendoza puede ser un poco más cerrada o estructural. Por suerte tengo ciertos privilegios que hacen que no me haya costado tanto.

¿A qué privilegios te referís?

Color de piel, clase social, estudios… Eso hace que uno no tenga tanto rechazo por parte de la sociedad. La verdad que no me ha sido muy difícil pero depende mucho el apoyo familiar, los amigos; hacen que las cosas que van surgiendo no te afecten tanto.

¿Cuándo comenzaste a tratar de querer definirte como te autopercibís?

No fue hace mucho, uno tiene que ir recolectando información para entender lo que está sintiendo… Ya venía con esta idea en la cabeza de que no creía en los géneros como las estructuras que nos plantea la sociedad. Existen tantos géneros como personas pero necesitaba un poco más de teoría y de ejemplos de personas. Empecé hace dos o tres años con la hormonización y ahí tuve que empezar a dar respuestas de porqué lo hacía. Todos me decían que entonces era transexual, pero yo no me percibo de esa forma. Ahí empecé a decirlo y hace unos meses me dijeron que eso podía ser una opción.

Debió haber sido un desafío muy grande en cuanto a lo legal…

Con respecto a eso estamos todavía en el principio, por ahora hemos tenido el acta nada más. Nos queda un camino, un largo camino y creo que hay muchas personas expectantes para ver qué pasa.

Ahora ya no estás en el anonimato…

No, para nada. La idea es esa, que se difunda y de esa manera muchos se puedan acercar; que hagan las preguntas que necesitan, que tengan la información. A mí me pasó que uno no tiene la información, no llega. La mayoría de los casos que ha habido en el mundo eran de personas inter-sex, que no es mi caso. También habían sido judicializados algunos de ellos. No es así con respecto a personas que se perciben de esta forma, ya que personas hay un montón. Legales hay muy pocos casos… Y en mis condiciones mucho menos.

¿Estás esperando la partida de nacimiento?

La partida la tenemos, estamos esperando empezar a tramitar el DNI. También era algo nuevo, había que instruirnos y esperar para que el proceso se pueda dar más correctamente.

Se debería también poder aplicar al pasaporte o si alguien quiere tener la visa. Que sea un trámite único.

Sí, es lo que pienso. Lo que pasa es que no existe el formulario con estas características, hay que generarlo e instruir a las personas para que lo puedan hacer. Es un trabajo de docencia, ir enseñando, por qué esto es legal y lo podemos ir percibiendo de esta forma. Para poder entenderlo tuve que instruirme y buscar.

Somos una sociedad que se define a través de un sistema binario, entonces es difícil percibirnos a nosotros mismos de otra forma cuando fuimos criados así.

La posibilidad de no binarismo es liberadora para todes. Una frase que se dice mucho es que esto también es una gran lucha para el feminismo. Rompería con la brecha entre un género entre otro, la cual decanta en el clásico “Boca vs River”: uno quiere ganar y el otro va a terminar perdiendo… La idea entonces es que tengamos equidad.

¿Cómo fue el apoyo de Eleonora Lamm?

A Eleonora la conocí hace un año justamente por esto. Necesitaba a alguien que me respaldara para hacerme la masculinización de pectorales por la obra social. Esta me pedía el DNI y ella dijo que no lo necesitaba y me apoyó en eso. Después, charlando, me comentó que lo que yo quería, que era no tener género en el DNI, se podía hacer.

¿Qué pasó cuando te dijo eso?

No lo podía creer, ahí nomás le dije “lo hacemos”. Obviamente estaba planeado que se iba a mediatizar y que iba a haber repercusión. Entonces lo pensamos en visibilizar como una militancia en el hecho de que todo el mundo que se entere de esto, y que lo necesite, lo pueda hacer.

Fui al Registro Civil e hice el formulario normal que puede llegar a hacer cualquier persona que quiera hacer un cambio de género. A ella, entonces, como Subdirectora de Derechos Humanos de la Provincia le piden que respalde esto. Ella lo respalda con un escrito y charla también con las personas del Registro Civil; fue a dar una charla en la que se juntan todos los registros de la nación para explicarles que esto es legal.

Vale aclarar que esto se apoya en la Ley de Identidad de Género promulgada en 2012

Exacto, en el artículo N°2 dice que la persona puede percibirse de cualquier forma, no específica un género. Hay personas que hace mucho tiempo vienen diciendo que esta ley no es binaria, pero no habían llegado a que esto se pudiera aprobar. Se apoyan muchas cosas que han salido en los últimos años que comprueban que no es una ley binaria. Es más, estaría siendo inconstitucional que no la veamos de esta forma.

¿Qué podes decirle a alguien que quiere iniciar con todo esto?

Creo que el apoyo familiar siempre es una ayuda y yo lo tomo como un privilegio. Les diría a todos que lo hagan y que lo pueden hacer. Si necesitan apoyo de algún tipo, a mí me pueden encontrar en las redes. Siempre estoy dispuesto a lo poco que puedo hacer por si tienen preguntas o necesitan apoyo.

De a poco vamos a ir terminando los trámites de las tarjetas de crédito, por ejemplo, y de a poco va a ir saliendo. Que no tengan miedo para hacerlo, vamos a ser muches y la visibilidad es importante para que vean que estamos… Estamos pidiendo equidad de derecho para todes.

Desde tu lugar de medique ¿Cómo es la situación en la salud?

Intento militar en todos los espacios que pueda. La salud ha demostrado, más que nada en este último tiempo, que es un poco cerrada. Lo bueno es que podemos irnos generando espacios para nosotres. Me vuelve a pasar lo mismo, porque creo que por ciertos privilegios no tengo rechazos en el ámbito profesional.

Esto último lo marcaste muchas veces y pienso en los que no lo tienen.

Para esto necesitamos leyes como el cupo laboral trans. Quieras o no, como yo me identifico está muy ligado a la transexualidad y es una de las grandes luchas que veníamos teniendo. La mayoría de las personas trans no llegan a un puesto de trabajo por la discriminación. En Mendoza existe un caso de una enfermera que es trans y que realmente le ha costado muchísimo mantener su trabajo. Por eso digo que tengo privilegios; nunca he llegado a ese tipo de casos, todo lo contrario. Las personas que los tenemos, debemos llevar la lucha más adelante ya que tenemos la posibilidad.

¿Percibís que esta es una sociedad muy discriminadora? Ya que no podemos pensar ni en colectivos ni en minorías.

La verdad es que la mayoría de las veces reaccionamos por miedos, nos cuestan mucho los cambios. Tenemos mentes muy perezosas con respecto a eso y hace que el miedo sea lo que responda. Uno no quiere cambiar, es lo que primero nos sale. La personas que llegamos a esta situación es porque no podíamos llevar la vida de otra forma, gracias a esto buscamos un cambio. En una sociedad que es meritócrata, y además existe un binarismo y machismo muy grande, la gente que viene luchando y que no es varón, blanco y de clase media alta le cuesta mucho más todo. Cuantas más minorías sumes a cada persona más difícil se hace.

Hasta hace poco ser transexual o género disidente era una patología, siendo que lo que produce la patología es cómo la gente te hace sentir. Hace que todo se convierta en un peso si uno no tiene el apoyo de la familia o si no tiene, un trabajo. Si ni siquiera tienen un trabajo ¿Cómo van a seguir adelante? Terminan muchos en la prostitución que es lo que más se da. Como sociedad tenemos que ir creciendo y los miedos se tienen que ir yendo. La mayoría de las personas no leemos sobre esto y es importante que nos vayamos informando. Como sociedad podemos ir cambiando pero necesitamos mucho del trabajo del todes.

Comentarios
Cargando...