Estudio eseverri desktop movile

Inés Creimer en la señalización de la casa del femicida Ricardo Barreda

La concejal olavarriense era amiga de una de las víctimas.


La concejal Inés Creimer participó de la señalización de la casa de la casa del femicida Ricardo Barreda en la ciudad de La Plata.

Desde el martes la casona del centro de la ciudad de La Plata donde hace 30 años el odontólogo Ricardo Barreda asesinó a su esposa, su suegra y sus dos hijas fue señalizada por el Gobierno bonaerense para visibilizar y recordar a Gladys, Elena Cecilia y Adriana, las cuatro mujeres víctimas de femicidio.

“Centro de Memoria activa feminista. Elena Arreche (86), Gladys McDonald (57); Cecilia Barreda (26) y Adriana Barreda (24) vivieron en esta casa donde luego fueron víctimas de femicidio. Recuperar este espacio y transformarlo en sitio de memoria constituye un acto de reparación desde el Estado para la prevención y erradicación de las violencias por razones de género”, se lee en la placa transparente colocada esta tarde junto al portón negro del frente de la vivienda situada en calle 48, entre 11 y 12.

“Nunca se había hecho un homenaje que las reconozca a ellas (las víctimas)”, expresó la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz.

Al respecto la concejal Inés Creimer, amiga de Cecilia, dijo, «la pandemia me dio espacio y tiempo para pensar algunas que cosas que seguramente no me había dado la valentía para hacerlo. Una de esas fue lo relacionado con el asesinato, hoy bien llamado femicidio, de mi amiga Cecilia Barreda. En esos días me dí cuenta que tenía una gran deuda con ella, con su amor y con su amistad, y era la de recuperar su nombre y su rostro».

Creimer dijo que a finales del 2021 se acercó al Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual PBA con la inquietud y la necesidad de rescatar la memoria de las víctimas del múltiple femicida.

Contó además que su propuesta era imponer un nombre a la casa donde vivieron que hiciera referencia a ellas. «La respuesta, fue esto que sucedió ayer y que fue mucho más allá de eso», dijo Creimer.

Tras participar de la señalización ahondó, «fue un encuentro con ellas desde el recuerdo, un ejercicio de la memoria de lo que fueron en vida, pero también un análisis de lo que llevó a esta tragedia. Hoy las podemos mirar en la ventana de la casa de 48 en una imagen hermosa de las 4. Hoy hay en la casa una placa que las nombra. Hoy tienen rostro y también nombre. Seguiremos trabajando incansablemente para que algún día tengamos una sociedad libre de violencias».

Comentarios
Cargando...