Estudio eseverri desktop movile

Investigadora de la FIO analiza materiales sustentables en Madrid

La Dra. Pamela Ramos busca reducir emisiones de CO2.


“Es impactante. Todo es muy antiguo y hermoso”, así define Pamela Ramos los paisajes madrileños. Hace un mes que la docente de la Facultad de Ingeniería de la UNICEN está en la capital española en el marco de una beca de investigación, para avanzar en su posdoctorado vinculado al desarrollo de materiales que capturen Dióxido de Carbono (CO2) y contribuyan a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Hasta fines de julio la especialista trabajará en los laboratorios del Departamento de Química y Ambiente de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, becada por la Fundación Carolina. Pero además de la tarea científica, el viaje incluye la exploración de la historia y la cultura del país, por eso que Ramos pudo recorrer algunos lugares históricos de la ciudad. De hecho eligió hospedarse en el centro de la urbe, a 45 minutos del lugar de trabajo, para poder disfrutar de los barrios. “Cuando llegué estaba muy organizado todo. Comparto un piso con otras seis personas, oriundas de Francia, Colombia, Venezuela, Italia”, detalló.

En principio el viaje de Ramos estaba planificado para mediados de abril, pero logró subirse al avión el 9 de mayo. Hasta aquel momento no se podía circular libremente por España debido a la situación epidemiológica del COVID-19, pero eso cambió al otro día de pisar suelo español: se abrieron bares, restaurantes, y si bien se sigue utilizando barbijo y alcohol, “hay algo de relajación porque además tienen el tema de la vacuna muy avanzado”, contó la ingeniera.

Buenos resultados

En cuanto a la rutina dentro de la Universidad, la Dra. Pamela Ramos señaló que funciona muy similar a la Facultad de Ingeniería, con burbujas y turnos para poder trabajar en los laboratorios, acceder al comedor, etc.

El departamento de Química y Ambiente de la institución madrileña está compuesto por más de un centenar de especialistas. “Tienen edificios y laboratorios muy grandes y lleno de equipos. Con el tiempo me di cuenta que se trabaja igual que acá, los equipos se rompen y ocurren las mismas cosas. Pero la diferencia es que están los equipos dentro de un mismo edificio, entonces es más fácil. Subís o bajas un piso, y tenés todos los equipos disponibles”, contó.

“Hay muchos que solo los manejan los técnicos. Después hay otro equipo, del cual solo hay dos en el mundo, para medir la isotermas de adsorción de dióxido de carbono”, aseguró. “Ponés un material en el reactor, y te indica cuánto CO2 va adsorbiendo a diferentes presiones”, explicó Ramos, “a la semana me capacitaron y ya lo utilizo sola”

La investigadora llevó a Madrid carbones y materiales que fueron elaborados en la FIO, para medir y caracterizar allá. Además, “el tema interesó muchísimo. Ahora cuando tomo mate aparto la yerba y la calcinamos. El trabajo de la investigadora Florencia Jerez en Argentina lo estamos replicando acá”, contó. Los resultados de los primeros carbones que son del grupo de San Juan con el que trabajamos, dieron muy buenos resultados, y los que traje elaborados con residuos de la producción de cerveza y trigo, también tuvieron resultados favorables”, se entusiasmó. El trabajo de la docente se enmarca en el Equipo de Desarrollo de Materiales y Procesos de la FIO (Edemap), del Núcleo de Investigación Tecnológica en Electricidad y Mecatrónica (INTELYMEC).

Cada 15 días, con el equipo de especialistas y el tutor español que supervisa las actividades de Ramos, se reúnen para reacomodar, ajustar y continuar el plan de trabajo. De todas maneras la investigadora argentina cuenta con la confianza de que, una vez que vuelva al país, sus colegas continuarán con las mediciones si el tiempo no alcanzara. “Con otra especialista que está haciendo un posdoctorado estamos trabajando con nuevos materiales, por lo que el contacto va a continuar”, sostuvo. “Me siento muy cómoda”, aseguró.

A días de que comience el verano ibérico y con cinco horas más de diferencia horaria, Ramos aseguró que extraña a su grupo local de trabajo, pero sigue en contacto, “porque me quedaron trabajos pendientes, como tutorías de proyectos finales de carrera, doctorados y demás, que estoy resolviendo, así que estoy en contacto con la FIO”, concluyó.

Comentarios
Cargando...