Juicio Correccional | El miércoles se realizan los alegatos por la muerte de Felicitas Lazarte

 

El hecho que se ventila en Juicio ocurrió en la ciudad de Azul.


Entra en la etapa final el juicio correccional por las muertes de Felicitas Lazarte, una nena que había sido trasplantada de corazón, y de su papá, decesos ocurridos en junio de 2015 en Azul cuando el auto en el que circulaban chocó contra un caballo suelto en la Avenida Chaves, de la ciudad de Azul.

Las audiencias se están llevando adelante en el Juzgado Correccional N° 1 de Olavarría con la doctora Cecilia Laura Desiata a la cabeza.

El último jueves los dos hombres imputados prestaron declaración para luego ser parte de un intenso caereo.

El miércoles será el tiempo de los alegatos.

Christian Urlézaga representa al Ministerio Público Fiscal en el juicio, mientras que Gabriel Di Giulio -recientemente designado juez Federal- participará en el debate como Particular Damnificado, en nombre de los familiares de ambas víctimas.

Uno de los acusados de estos homicidios “culposos”, el cuidador del caballo, será representado por el penalista azuleño Pedro De Luca; mientras que la defensora Oficial Adriana Hernández hará lo propio con el otro imputado, es decir, el propietario del animal.

En las primeras horas de la mañana del 29 de junio de 2015 se produjo este siniestro vial donde Felicitas y su papá, llamado Rodolfo “Pino” Lazarte, murieron.

Junto con la madre de la nena, después de que la menor había sido trasplantada exitosamente de corazón, los tres viajaban al Hospital Garrahan de la ciudad de Buenos Aires.

En ese centro asistencial Felicitas había recibido ese nuevo corazón cuando se produjo su deceso.

Sobre la Avenida Chaves, a aproximadamente unos mil quinientos metros de la intersección con la Ruta Provincial 51, los tres circulaban aquella mañana en un automóvil Chevrolet Corsa.

La nena y sus padres viajaban a un control de rutina que Felicitas debía hacerse en el Garrahan.

Pero nunca llegó al centro asistencial ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el camino del automóvil, imprevistamente, un caballo que estaba suelto y se encontraba sobre la cinta asfáltica apareció frente al rodado. Y las maniobras que Lazarte padre intentó para evitar atropellarlo fueron estériles.

El impacto entre el automóvil y el caballo derivó prácticamente en el inmediato deceso del hombre que guiaba el Chevrolet y de su pequeña hija. Al mismo tiempo, la mamá de la nena resultó con lesiones leves por las que ese día tuvo que ser trasladada al Hospital Pintos para ser atendida y recibir atención médica.

La investigación penal que se inició desde la UFI 6 con sede en los Tribunales de Azul, en ese entonces a cargo de Luis Surget, fue la que después se tradujo en los procesamientos de quienes hoy comenzarán a ser juzgados en Olavarría: el cuidador y el propietario del equino implicado en este siniestro vial donde Felicitas y su papá murieron.

Comentarios
Cargando...