Estudio eseverri desktop movile

Juicio por narcotráfico a olavarrienses en Mar del Plata

El Tribunal Oral Federal de Mar del Plata, integrado por los jueces Roberto Falcone, Fernando Machado Pelloni y Nicolás Toselli, realizó este viernes la segunda audiencia a siete personas acusadas de integrar una organización dedicada a la comercialización de cocaína, que operaba ante pedidos telefónicos de ocasionales clientes y distribuía la droga a modo de delivery o al menudeo.

En el inicio del debate, fue el día 12 de noviembre donde el fiscal general Juan Manuel Pettigiani leyó la teoría del caso. De acuerdo a la acusación fiscal, Pablo Rubén Cairo cumplió el rol de comandar la organización: dirigía un esquema en el que, a través de Alejandro Héctor García, se distribuía cocaína a diversos vendedores, quienes posteriormente realizaban la comercialización con otras personas que se comunicaban por mensaje de texto o WhatsApp, y mediante referencias encriptadas, pactaban los encuentros para entregar y recibir la droga.

Estos vendedores fueron, al menos, Hugo Martín Paroli, Gerardo Omar Pacheco, Matín Leal y Ramiro Oscar Jouandon. En tanto, Marcos Aaron Cairo –hermano de Pablo- habría cumplido funciones de ocultamiento y fraccionamiento del estupefaciente que luego era entregado a García, para continuar con la cadena ilícita. Están acusados del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

En la segunda audiencia que se realizó este viernes declararon tres testigos de la querella, se trata de efectivos policiales que estuvieron en los inicios de la investigación y, además, uno de ellos, participó de uno de los allanamientos efectuados en 2018 cuando se produjo la detención de los acusados.

Al momento de requerir la elevación a juicio, el Ministerio Público Fiscal dio precisiones de la modalidad de venta y entrega de estupefacientes por los eslabones inferiores de la organización y describió –con especificaciones de tiempo, modo y lugar- múltiples momentos y episodios que resultan ilustrativos de los que constituyó una actividad constante a lo largo del período investigado.

Este viernes el abogado de uno de los imputados Gustavo Scotto y los demás defensores plantearon quejas por la afectación del «principio de oralidad» del proceso. Señalan que los jueces permiten que un testigo, como los policías específicamente a quienes la defensa está denunciando, esté declarando desde su casa por Zoom. Los jueces consideraron que ese planteo fue extemporáneo.

Comentarios
Cargando...