Justicia bonaerense: Las mujeres son más, pero los varones tienen mayor poder

Más de la mitad de las personas que trabajan en el Poder Judicial Departamental Azul son mujeres aunque, como en el resto de la provincia,  los varones predominan significativamente en los puestos de mayor jerarquía: de jueces de primera instancia, fiscales y defensores a ministros de la Suprema Corte.

De los 1051 agentes judiciales que existen en el Departamento Judicial Azul 578 son mujeres lo que representa el 55% del total sobre los 473 hombres que cumplen distintas funciones.

Los datos se desprenden de un informe elaborado por la Asociación Judiciales Bonaerenses (AJB) que se conoció en las ultimas horas.

. El mismo, con datos actualizados hasta marzo, señala que la Justicia bonaerense tiene 26.492 integrantes, de los cuales 14.846 (el 56%) son mujeres.

La tendencia se mantiene en todos los departamentos judiciales. En Zárate-Campana se da la mayor diferencia proporcional: de 733 puestos, el 63,03% (462) son ocupados por trabajadoras. Le siguen Morón, con el 59,89% (1.026) de 1.713 empleados; La Matanza, 59,53% (918) de 1542; Trenque Lauquen, 58,58% (321) de 548; y San Martín, 58,27 (1.117) de 1.917.

En tanto, La Plata, el departamento judicial más grande de la provincia con un total de 4.893 integrantes, muestra números más parejos y los varones ascienden allí al 47,15% (2.307). Las diferencias también son bajas en Pergamino, donde de un total de 464 empleados el 51,51% son mujeres y el 48,49% son hombres; en San Nicolás, 52,24% contra 47,76% de 760; y en Junín, 53,17% contra 46,83% de 600.

En los dos departamentos judiciales más chicos en cuanto a cantidad de empleados, Moreno-General Rodríguez y Necochea, la prevalencia de mujeres crece un poco. En el primero ocupan el 55,15% de 301 puestos; mientras que en el de la ciudad costera llegan al 54,45% de 393. En un porcentaje similar se encuentra Azul, que tiene 1.051 trabajadores.

El “techo de cristal”

Si bien las mujeres son más en el Poder Judicial bonaerense, los hombres ocupan en general los cargos de poder. El dato no es menor: “En cuanto a la distribución de la fuerza de trabajo considerada por categorías y grupos ocupacionales es posible observar que la proporción de mujeres es mayoritaria en casi todos los niveles, con excepción de aquellas que corresponden a magistrados”, advierte el informe de la AJB.

El órgano máximo de la Justicia provincial es ilustrativo. De los seis integrantes de la Corte la única mujer es Hilda Kogan. El informe de la AJB señala también que hasta marzo el 100% de los jueces de Casación Penal eran hombres: once de once.

Asimismo, entre las escalas más altas, los varones representan el 75% entre quienes ocupan cargos en la Cámara de Apelación, en las secretarias de la Corte, como fiscales generales y defensores generales. Y el 57% entre jueces de primera instancia, subsecretarios de la Corte, secretarios de Casación, fiscales y defensores.

El informe advierte que “estos datos dan cuenta de lo que los estudios de género llaman ?techo de cristal´, es decir, una limitación al ascenso laboral de las mujeres a los puestos de mayor jerarquía, que no están fundados en ninguna norma o dispositivo que actúe como obstáculo para ello”.

El relevamiento del gremio señala además que en la categoría correspondiente a empleados se observa otra diferencia sustancial: mientras que las mujeres son mayoría entre los profesionales y administrativos, los hombres ocupan usualmente los puestos de servicio, técnicos y de obra. (DIB) MT

 

Informe completo

[better-wp-embedder width=”100%” height=”400px” download=”all” download-text=”” attachment_id=”147696″ /]

 

 

Comentarios
Cargando...