Estudio eseverri desktop movile

La Cámara Empresaria en contra del proyecto de horario corrido

En una nota enviada al presidente del HCD, Dr. Bruno Cenizo, las distintas Asociaciones, y empresarios, que integran la Comisión de Comercio Minorista de la Cámara Empresaria de Olavarría mostraron «la preocupación que nos genera el proyecto de ordenanza impulsado por el Frente de Todos referente al establecimiento de un horario corrido para comercios y servicios en Olavarría.»

En la nota explican que, «estamos ante una de las peores crisis económicas de los últimos tiempos, soportando una carga impositiva desmedida, imposibilidad de despido, doble indemnización, tasa inflacionaria altísima, venimos de años de baja de consumo, empresas endeudadas por causa de la pandemia, etc. y en lugar de alentar el consumo buscan generar restricciones que operen de manera permanente sin tener en cuenta diferencias estacionales, ni dinámicas barriales, ni sectoriales, ni estratégicas.»


Además agregan que, «el proyecto dice buscar implementar un horario que favorezca a PyMES locales, consumidores y trabajadores. Lo hacen sin consultar a las PyMES y sus necesidades. Presentaron el proyecto sin avisar, ni entrevistarse con las Entidades Empresarias representativas.»


«Por lo que vivimos el año pasado es falaz suponer que el consumidor se adecúa a los topes horarios, por el contrario, se fomenta la venta ilegal ya que al no tener los comercios abiertos la gente recurre al que le vende cuando lo necesita. De hecho, se vio un incremento sostenido de competencia ilegal cuando las restricciones estaban vigentes. Es contra esto que se debería legislar, puesto que genera fuertes pérdidas en las recaudaciones impositivas -con su consabidos efectos en la educación, salud, seguridad, etc.»

«En otro de los puntos señalan que, «dice suponer una mejora en la calidad de vida de los trabajadores pero no contempla que esos trabajadores ya no podrán ir a almorzar con sus familias, ni llevar los chicos a la escuela, ni asistir a actos escolares, ni ir al médico por superposición horaria, ni pedir la instalación de servicios en sus domicilios, ni comprar en otros comercios, entre muchos otros perjuicios. Tampoco se contempla a los obreros o profesionales de otros rubros (fábricas- construcción-salud etc.) que cuando terminan su jornada no encontrarán nada abierto para satisfacer sus necesidades.»

Y agregan, «tampoco se advierte a los empleadores que el empleado que trabaja en horario corrido debe disponer de 45 minutos de almuerzo- o sea ya no trabaja 8 horas- con un lugar cómodo dentro del local que cuente con microondas y heladera y/o comprar la vianda diaria para sus empleados. No se contempla que el horario bancario y administrativo coincide con el horario comercial y aquellos que no tienen empleados no podrían nunca salir a realizar ningún trámite.»

Por último señalan que, «la iniciativa supone defender a los empleados de comercio pero es un acto de demagogia, con más mirada electoralista que datos fehacientes, puesto que su implementación generaría el cierre de múltiples comercios por la baja rentabilidad y la consabida desaparición de fuentes laborales. Las cajas de vastos sectores comerciales y de servicios pueden dar cuenta de esto con la experiencia del año anterior.»

«No estamos en contra del horario corrido, estamos en contra de la imposición a todos los sectores sin contemplar las dinámicas de los diferentes barrios, las necesidades de cada sector y por sobre todas las cosas la libertad de ejercer el comercio tal y como está contemplado en la Constitución Nacional.»

Comentarios
Cargando...