La Facultad de Derecho de Azul transita el camino a su vigésimo aniversario


 

Nota de Javier Ciappina / Diario El Tiempo

“Que veinte años no es nada”, dice la letra del tango, pero en este caso el Zorzal parece no atinarle con su poética al sentimiento que por estos días atraviesa el pecho de todos aquellos que -dos décadas atrás- comenzaron a levantar los cimientos de un sueño que desde hace un tiempo se hizo realidad: la Facultad de Derecho de Azul.

“La verdad es que 20 años es mucho”, aseguró ayer la Dra. Laura Giosa, actual decana de la unidad académica local, una de las protagonistas principales de esta historia, ya que viene trabajando desde los albores de la institución educativa con sede en Azul.

La Decana de Derecho dialogó con este medio acerca de esta importante celebración, brindó detalles de las actividades a desarrollarse en este contexto y contó cómo fue la etapa fundacional de lo que en un momento parecía una utopía y que -poco a poco- se fue convirtiendo en certidumbre, gracias al esfuerzo de un grupo de profesionales y también de toda una comunidad.

“Se lo debemos también a la ciudad de Azul”

En principio Giosa hizo hincapié en que “para nosotros ha sido todo un trayecto el recorrido y queremos festejar, celebrar y conmemorar el haber llegado al vigésimo aniversario”.

En ese sentido dijo que la idea es que se realicen diferentes actividades  durante todo el año, pero uno de los epicentros de esta conmemoración será el 5 de abril.

La decana contó que esa fecha fue en la que el Dr. Miguel Ángel Ciuro Caldani brindó la clase inaugural de la Facultad. Por eso es que se desarrollará un acto en el Teatro Español con la presencia del mencionado jurista y de todas  las autoridades de la UNICEN.

Luego de esa ceremonia tendrá lugar una celebración con toda la comunidad académica, “porque creemos que es importante haber llegado hasta acá y se lo debemos también a la ciudad de Azul”.

“La creación como unidad académica no fue sencilla”

Por otro lado, la Dra. Giosa remarcó que “en este caso 20 años ha sido mucho. El trayecto para llegar hasta acá ha tenido sus cuestiones positivas y negativas. Ha costado bastante. Esto no sería una realidad si la comunidad de Azul no se hubiese puesto el proyecto al hombro, en razón de que a través de un porcentaje de la tasa municipal decidió financiar la puesta en marcha de una posible futura facultad de la UNICEN en Azul. Luego, un grupo de legisladores, en ese momento del radicalismo, se consiguió un presupuesto específico”.

La Decana de Derecho continúo diciendo que “la creación como unidad académica no fue sencilla, de hecho en un principio dependíamos de Humanas y después pasamos a ser escuela. Nos llevó bastante tiempo generar esa famosa asamblea en la cual nos transformamos en Facultad”.

“Crecer y consolidarse”

Al ser consultada respecto a cómo está posicionada actualmente la unidad académica a nivel nacional, la Dra. Giosa respondió que “uno de los objetivos que nos habíamos planteado al momento de asumir la gestión era que la Facultad tenga sus propios postgrados, y ya los tiene”.

Además, en este período de gestión, “entramos en el proceso de acreditación ante la CONEAU(Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria), ya que fuimos incluidos dentro del Artículo 43. Estamos esperando la visita de los pares evaluadores, quienes van a determinar el nivel de la oferta académica de la Facultad de Derecho”.

“Estamos muy contentos con lo alcanzado, nos parece que la Facultad tiene una marcada apertura hacia la comunidad y hacia el trabajo con las demás universidades a nivel nacional e internacional. Ha pasado a ser una oferta académica de las que hay que considerar como buena y que se distingue de muchas de las que hay en la zona”, remarcó la Decana, quien paso seguido agregó que el futuro está “en crecer y consolidarse”.

Un  número que “seguramente va a crecer”

Por otro lado, la Dra. Giosa dio a conocer que la matrícula de la Facultad de Derecho ronda anualmente los 200 ingresantes.

“Es un número que se mantiene desde hace varios años. Y creo que luego del proceso de acreditación, ya con los resultados de cada una de las carreras que ofrece Derecho, ese número seguramente va a crecer”, aseguró.

Los alumnos que llegan a cursar las carreras que se ofrecen en la unidad académica local provienen de Azul, la región y también de otros puntos del país que pueden llegar a considerarse como impensados.

“Parece extraño que venga a estudiar alguien que vive en Comodoro Rivadavia, pero sucede. Nos eligen por el plan de estudios y también hay muchos padres que optan por una ciudad que es mucho menos compleja que Buenos Aires y La Plata para adaptarse”, refirió la Decana de la casa de altos estudios.

También señaló que “desde hace varios años tenemos la presencia de muchos estudiantes internacionales, ya sea de México, Colombia, Bolivia. Además hay docentes que vienen a realizar instancias de investigación a la Facultad”.

“Con la presencia de estudiantes internacionales, que en la UNICEN también cada vez son más, tenemos siempre la posibilidad de que Derecho sea una de las carreras donde se puede cursar un semestre y después reconocerlo en  la universidad de origen. Y como hay reciprocidad en estos convenios, nuestros alumnos se van al exterior a hacer un semestre y luego regresan. Eso le da una presencia a la Facultad, y a la propia comunidad académica, que la distinguen del resto”, mencionó.

Los impulsores

En otro tramo de la entrevista, la Decana de Derecho -luego de recordar que fue la encargada de inscribir a los primeros alumnos – expresó que con los Dres. Eduardo Lapenta y Fernando Ronchetti “estamos desde el inicio” del camino que llevó a crear la Facultad.

“Ellos estaban desde un año antes, cuando empezó la Especialización en Magistratura que se trajo de Rosario, que fue cuando se empezó a pensar que en este lugar había una masa crítica como para crear una Facultad de Derecho”, añadió la Dra. Giosa, para luego rememorar que las primeras inscripciones se guardaban en una caja. “La Facultad era una caja; eso es lo que era en ese momento”, indicó.

Por último, la abogada azuleña expuso que hace unos días dialogando con un grupo de los primeros graduados de la unidad académica, una de esas profesionales le manifestó que “de no ser por la Facultad de Derecho de la UNICEN, justo en plena crisis de 2001, ella no hubiese podido estudiar y recibirse. Me dijo que le debe todo a esta institución”.

“Cuando los graduados viene, te abrazan y se emocionan, te das cuenta del impacto que tuvo la creación de esta Facultad en la región, la cual le permitió a mucha gente poder alcanzar un sueño”, concluyó la Dra. Giosa.

Comentarios
Cargando...