“La universidad pública me cambió la vida”

La primera periodista recibida de la FACSO reflexiona sobre la importancia de la educación estatal, la responsabilidad que tiene un comunicador y también acerca del contexto político argentino

Camila Ale * Agencia Comunica

Lucía Palacios tiene 31 años, es publicista, olavarriense y la primera periodista recibida en la Facultad de Ciencias Sociales. Estudió en la Universidad privada de Ciencias Empresariales y Sociales en Capital Federal y allí trabajó en distintas actividades relacionadas al cine y a la publicidad, sin embargo siempre quiso volver a la ciudad. “Estaba iniciando un proyecto con mi familia pero sentía la necesidad de buscar nuevas carreras para seguir estudiando” relata Lucía y cuenta que nunca había tenido la posibilidad de educarse y estudiar en ninguna institución pública pero quería seguir formándome y atravesar el mundo público.

La recién recibida recuerda que cuando se enteró que estaba abierta la inscripción a la carrera de periodismo en la Facultad, se daba el cambio de gobierno porque había ganado las elecciones Mauricio Macri en diciembre de 2015. En ese contexto político Lucía necesitaba encontrar algunas respuestas y por eso cuando ve la posibilidad de estudiar otra carrera le pareció una gran salida a toda esa incertidumbre que se le presentaba. No podía entender cómo estaba el mundo político de Argentina en sí.

Estudiar en la universidad pública “fue lo más gratificante” subraya Lucía. Para ella es muy importante que haya carreras nuevas, que uno pueda seguir formándose en la ciudad en la que nació. “Esta bueno que se siga ampliando la oferta académica y que el trabajo que hagamos se siga enriqueciendo todo el tiempo” destaca. A lo largo de su trayecto universitario también participó activamente en política desde el centro de estudiantes y esa fue una de las temáticas que eligió para su práctica periodística donde había mucha actividad partidaria para analizar y poner en práctica todos los conocimientos aprendidos. “Eso es un valor agregado” insinúa Lucía.

En cuanto a la práctica diaria, Lucia expresa que el periodismo es un servicio y los periodistas deben brindarse a la sociedad desde la verdad. “Nuestro rol y quehacer diario tiene que ser responsable, tenemos que ser conscientes de lo que generamos en el otro” analiza la nueva periodista y agrega que “si las y los comunicadores informan de forma adecuada pueden solucionar, en parte, la vida de nuestras y nuestros oyentes, o de la gente que nos lee”. Esos valores para Lucía deberían ser ajenos a una persona, siente que tiene una gran responsabilidad por el solo hecho de ser periodista, y todas y todos las y los que ejercen este trabajo deberían sentir lo mismo. “Los medios masivos de comunicación son muy importantes para las democracias y para la sociedad” declara.

Sin embargo “ser la primera periodista para mi no es una responsabilidad, lo tomo con muchísimo orgullo pero no por mí” declara Lucía y argumenta que es solo un dato que refleja que la gente que quiere estudiar periodismo, o alguna carrera afín, tiene esta nueva opción que abre las puertas a las personas de Olavarría y a personas de otras ciudades también. El gran abanico de opciones de estudio es “lo mejor que le puede pasar a una ciudad” expresa.

En relación a la salida laboral, actualmente Lucía está trabajando en Radio Universidad pero le gustaría crear otro proyecto en la Facultad que se conecte con la parte de diseño y visualización de datos. “Las posibilidades están, hay que ver de qué manera lo puedo hacer sostenible” declara al respecto de que hay muchas ideas pero no todas son económicamente rentables. Esas son las limitaciones que el periodismo está atravesando, como por ejemplo contrataciones, sueldos y salarios; “y nosotros no vamos a estar ajenos a ese mundo, por eso es sumamente necesario pensar en nuevos desafíos” argumenta la periodista.

A pesar de la situación que está atravesando el periodismo y el país, “al cambio de gobierno lo veo esperanzador” confiesa Lucía. Recuerda que durante la cursada de Publicidad, en el ámbito privado, estaba en el gobierno Cristina Fernández de Kirchner y sus compañeras y compañeros eran bastantes críticos con las medidas de ese momento. Pero ella agradece que tuvo la posibilidad de elegir y que sus padres en ese momento pudieron mantenerla económicamente para poder hacer lo que le gustaba. En cambio, en pleno gobierno de Mauricio Macri, le tocó atravesar la universidad pública y analiza que si hubiese querido acceder a la educación privada tal vez no podría haberlo hecho.

Por esa razón, “sé que hay mucha gente que no lo puede hacer y por ese motivo valoro mucho la educación pública, me cambió la vida” reconoce Lucía. Cree que es sumamente importante para todas y todos. Descubrió que cursar en universidades públicas te permite tomar decisiones, tener distinta integración y buena relación con tus compañeras y compañeros, y al estudiante se lo tiene más en cuenta. “Valoro haber estado acompañada siempre, pero sobre todo cuando le detectaron una enfermedad a mi mamá” asegura la periodista. Asistir a las clases fue respirar aire puro, juntarse con gente más joven que se reía de cualquier cosa la llenó de energía y tenía la mente ocupada.

En suma, Lucía Palacios, la reciente periodista recibida de la FACSO,le tiene mucho cariño a la facultad, llegó justo en un momento donde necesitaba estar entretenida y pasó a tener un lugar muy preponderante en su vida. “Me permitió todo, pude estudiar y pude acompañar. Me alegra que haya aparecido” reflexiona y agrega que en la institución todos son iguales, nadie es mejor que nadie y todo se unifica. Sin embargo “creo que falta todavía abrir más la universidad, los que accedemos a la facultad por más que sea pública seguimos siendo privilegiados” concluye haciendo referencia a que se hace difícil porque estudiar cuesta dinero y mucho tiempo.

Comentarios
Cargando...