Estudio eseverri desktop movile

Lavado de activos: Excarcelaron al olavarriense Sandro Ciarpella

El Juzgado Federal de la ciudad de Azul que tiene a cargo la causa dispuso que el martillero local continúe el proceso en libertad. Su abogado habló con En Línea Noticias y adelantó que ahora van por el «sobreseimiento». Apuntan a irregularidades que habría cometido un oficial de la policía en los allanamientos y que, precisamente, ahora está siendo juzgado por coimas.


El Juez Federal de Azul, doctor Martín Bava dispuso otorgar la excarcelación del martillero local Sandro Ciarpella quien se encontraba detenido desde noviembre del 2020 cuando se realizaron una serie de allanamientos que tenían antecedentes en la investigación que se venía llevando adelante contra los hermanos Cairo, ubicando a estos como jefes de una banda dedicada al tráfico y comercialización de estupefacientes.

En el marco de esta megacausa Sandro Ciarpella se encuentra procesado por considerarlo autor penalmente responsable de co-autor del delito de Lavado de Activos agravado por haber sido cometido con habitualidad.

En Línea Noticias accedió a la resolución que dictó el doctor Bava otorgando la excarcelación donde además se pudo constatar que la medida contó con el aval del Fiscal Santiago Eyherabide. La medida no encontró rechazos a los pedidos realizados por la defensa técnica del encartado que encabeza el doctor Gustavo Scotto.

El Juez Federal Martín Bava entendió en su resolución que lo aportado por la defensa más la fianza ofrecida fueron motivo suficiente para aplicar el instituto de la excarcelación señalando en este punto «Ante ello también he de valorar y ponderar las reiteradas declaraciones espontáneas prestadas por el encausado, las que implican presunciones que me persuaden en considerar la intención de Ciarpella de estar a derecho» y agrega más adelante «debe sopesarse que el encausado no se ha ausentado de modo alguno de este proceso. Contrario a ello, previo a su detención, permaneció en su domicilio particular y al tomar conocimiento del auto de procesamiento y prisión preventiva, se hizo presente en la sede de la DUOF (Policía Federal) de Olavarría para cumplir la manda judicial».

El Juez Federal de Azul, Martín Bava encargado de dictar la excarcelación de Ciarpella.

En otro punto de la resolución que hace lugar al pedido de la defensa de Ciarpella, el Juez Bava sostiene «desde el dictado de la coerción a la fecha, ha pasado un tiempo prudencial que merece una revisión dadas las circunstancias que se han observado. Entiendo que las razones que motivaron su adopción se encuentran atenuadas, por lo que no debe prolongarse su mantenimiento (…) debo apreciar que el encausado no posee antecedentes penales, que ostenta arraigo comprobado en la ciudad de Olavarría, y que no solo se puso a derecho desde el inicio de la investigación sino que también ofreció su testimonio para dilucidar los hechos que se le recriminan».

En su escrito, párrafos antes de la parte resolutiva, agrega en referencia a Ciarpella «su actitud frente a esta causa ha sido de plena colaboración, tanto mostró una actitud procesal colaborativa, aportó la totalidad de datos, domicilio de residencia y demás circunstancias personales, participando en los actos procesales que fue convocado».

Para Bava, y lo funda con fuerte criterio, es su convencimiento de que Ciarpella ni se fugará ni tampoco pondrá trabas al accionar de la justicia dado que el Magistrado Federal escribe «un análisis conglobado (…) impiden establecer un marco de sospecha grave que permita presumir que, en libertad, el Sr. Ciarpella se dará a la fuga o entorpecera la investigación».

Más allá de la excarcelación Sandro Ciarpella continúa siendo investigado y no se aleja del proceso judicial toda vez que, entre otras medidas, el Juzgado Federal de Azul prohíbe su salida del país y de Olavarría, sin previo aviso al Juzgado.

Se le suma a esto que desde el momento que quede en libertad, Ciarpella deberá presentarse cada 15 días en la sede de la DUOF (Policía Federal) al tiempo que se le decreta la prohibición de acercarse al resto de los imputados en la causa que se inició en el año 2018 luego de una exhaustiva investigación.

El Fiscal Santiago Eyherabide había solicitado que Ciarpella sea sometido a control de monitoreo mediante colación de pulsera electrónica algo que fue desestimado por el Juez Bava en la misma resolución donde lo excarcela.

«Vamos por el sobreseimiento»

Foto: Enrique Zelaya – El Popular. Archivo

Al ser consultado sobre la resolución firmada en la ciudad de Azul, el abogado de Sandro Ciarpella dejó en claro que ahora se trabajará en buscar el sobreseimiento de su pupilo.

Aclaró primero que el Juzgado Federal de Azul al dictar la resolución «se ajusta» a lo que venía solicitando la defensa de Ciarpella. En este punto mencionó que él tomó la causa en el mes de abril y recordó «si bien yo no intervine desde el principio, hubo otros letrados que pidieron lo mismo, con resultados negativos».

Luego de esto Scotto señaló «a partir de que yo tome intervención, trabajando sobre las irregularidades del proceso, más que nada en la inconsistencia de la investigación y por supuesto presentando una fianza como la excarcelación lo permite. El Juzgado otorgó la excarcelación, comunicando la decisión también al Fiscal y el Fiscal estuvo de acuerdo dando cuenta de la magnitud de la fianza que nosotros habíamos ofrecido».

El doctor Gustavo Scotto le dijo a En Línea Noticias «creemos también que vamos a lograr el sobreseimiento. Ahora vamos a trabajar con tranquilidad, con él en la libertad».

Recordó Scotto que desde la detención de Ciarpella a la fecha «hubo muchos hechos nuevos, con la causa precedente».

Hay que recordar que Ciarpella quedó involucrado luego de que se iniciara una causa precedente que tiene como detenido a los hermanos Cairo, entre otros. En ese caso se investiga tráfico y comercialización de estupefacientes.

Scotto dijo «allí hay un hecho importante que es el proceso que se le está llevando adelante a uno de los oficiales que participó en todos los allanamientos que fue Lisandro Zanazzi» y recordó que el Policía perteneciente a la división de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado está siendo sometido a un juicio oral y público acusado de «coimear» a bolicheros de Olavarría en hechos que acontecieron y se denunciaron en el año 2017.

«Eso dará lugar a un hecho nuevo porque nosotros venimos denunciando esta misma irregularidad por la que fue llevado a juicio, esa misma irregularidad es la que cometió en los allanamientos a estas personas. Ahora esperamos tener resultados positivos con una condena ya directamente de un Juzgado», dijo Scotto en lo que espera sea una condena de la doctora Cecilia Desiata al Oficial Lisandro Zanazzi.

Precisamente Scotto explicó y cerró «se puede denunciar como hecho nuevo, si bien se debate en el Juzgado Correccional. Tiene que ver el hecho, que sea la misma persona, que sea el mismo delito. Eso dará lugar a la revisión de la imputación. Durante este tiempo, desde el mes de abril que tome intervención, se trabajó para la excarcelación. Hubo mucho que trabajar. Se llega a la excarcelación porque lo primero que busco es la libertad después se trabaja en la causa de fondo».

Los orígenes de la investigación

Desde el año 2018 Sandro Ciarpella estaba siendo investigado por la Justicia Federal de Azul siempre bajo las directivas del doctor Martín Bava. Precisamente aquel año ordenó allanar la inmobiliaria de Sandro Ciarpella aunque en aquel entonces no se había avanzado ni su detención ni procesamiento, algo que si sucedió en el año 2020.

En aquellos allanamientos, realizados en Moreno 3181, la policía secuestró cinco talonarios de facturas, mas de una veintena de carpetas con documentación correspondiente a los hermanos Cairo, alrededor de 13500 pesos, un celular, una camioneta Ford Ranger.

La causa y la investigación gira alrededor de los hermanos Cairo que si habían sido detenidos en 2018

En el año 2018 se ubicaba a los hermanos Marcos y Pablo Cairo como líderes de una banda que se dedicaba a la comercialización de estupefacientes y posterior lavado de dinero mediante la compra y venta de propiedades inmobiliarias.

Se leía en la acusación del año 2018 que la banda operaba en Olavarría, al menos desde agosto de 2014 y en palabras de la acusación los integrantes para llevar adelante la maniobra delictiva contaban con “un esquema en el recibiría los pedidos de los clientes de forma telefónica y de modo delivery o al menudeo se entregaría el material estupefaciente a los clientes”.

Una de las principales hipótesis, con semiplena prueba existente, es que con el dinero que se obtenía producto de la venta de estupefacientes los  involucrados realizaban operaciones comerciales mediante la compra de inmuebles y vehículos, algo que también consta en el expediente judicial.

Si bien este año la causa había tenido algunos movimientos, hasta esta semana no se habían concretado nuevas detenciones. Es importante señalar que en el mes de Agosto llegó a Olavarría una comisión policial de la Unidad de Investigaciones de Activos Ilegales de la Policía de la provincia de Buenos Aires, con sede en La Plata que realizó diversos allanamientos y secuestro de documentación.

Comentarios
Cargando...