Liliana Schwindt: el Gobierno obliga a los argentinos “a elegir entre comer o pagar las tarifas”

Dirigentes del Frente Renovador cuestionaron al Gobierno por el aumento en las tarifas de luz y de gas
El Frente Renovador volvió a responsabilizar al Gobierno por un nuevo tarifazo a los servicios.

Liliana Schwindt, a cargo del área consumo del espacio, señaló que en dos años se aumentó en promedio más de 500% la electricidad y más de 400% el gas.

“La situación es muy difícil, y todavía faltan otros aumentos que se determinaron en las audiencias públicas, por lo que todo va a empeorar. Lo que ellos llaman

‘gradualismo’ es aumentar considerablemente las tarifas, dos veces al año. Gradualismo sería un aumento acorde con el salario y las paritarias. Subió todo: el transporte, la nafta, las prepagas, y los alimentos sin control”, expresó la ex diputada nacional.

“Según el dato del INDEC, en los primeros 2 meses la inflación fue de 4,2%. Con ese escenario, que el Gobierno le ponga un techo a paritarias del 15% es inadmisible e ilógico. Plancharon los salarios, pero no pueden frenar la suba de los precios”, sostuvo Schwindt.

“En el caso alimentos, ya no hay excusas. A fin de año, se votó la Ley de Defensa de la Competencia, tienen las herramientas para controlar la cartelización y el abuso de los formadores de precios”, agregó.

Schwindt agregó que: “Desde hace 3 años que, junto con Sergio Massa, venimos advirtiendo por el mal manejo que hace el Gobierno del tema tarifario y el daño que le está provocando a los argentinos.

 

Ellos querían frenar la inflación, pero están cada vez más lejos de cumplir con esa promesa. Es el mismo gobierno cuando le permite a los empresarios que apliquen tarifazos, que aumentan el índice inflacionario. Tienen mentalidad de empresarios, no les importa la gente”.

La ex presidenta de la Comisión de Defensa del Consumidor en Diputados también se refirió a la situación en el interior de Buenos Aires: “Pasa en Bolívar y en toda la Provincia. Las cooperativas eléctricas están preocupadas por la capacidad de pago de los usuarios y apoyan los reclamos de comerciantes, Pymes y consumidores,
porque saben que ya no se puede justificar semejante ajuste que quiere seguir haciendo el Gobierno.

 

Están destrozando a los pueblos. Cierran comercios, Pymes y fábricas, y la gente se está quedando sin trabajo”.
“Siguen autorizando aumentos y obligando a la gente a que se arregle como pueda. Se viene la suba del agua, AySA pide un 26%, y en el interior es peor, acorde a cada distribuidora.

 

En abril, suben el transporte y el gas, cerca de un 40%; y lo único que le han ofrecido a los usuarios hasta ahora es una Tarifa Social, que no alcanza, y la facturación en cuotas”, afirmó.

“Desorganizaron la economía familiar de los usuarios. Para esconder el tarifazo, en el mes de agosto y antes de las elecciones, ENARGAS emitió una resolución que indicaba como medida excepcional una modalidad de pago diferido ‘para facilitar la cancelación de las facturas de los consumos de invierno’.

 

Es decir, cada factura se podía pagar un 50% antes de las elecciones y el resto justo después de la votación”, concluyó Schwindt.

 

Comentarios
Cargando...