Estudio eseverri desktop movile

Los hijos de la pavota

Escribe: Carlos Paladino.


Ya forma parte de nuestra tradición, vivir una situación que en todo momento es angustiosa. Uno tras otro los días de los argentinos de buen hacer, son abrumados, afligidos, acongojados por la incertidumbre de lo que nos deparará la próxima amanecida. La aurora llegará con sol o sin sol, con lluvia o sin lluvia; pero, si de algo estamos seguros, es que será una amanecida de porquería. Percibimos que nos han tomado igual a un basurero donde se arroja la mugre, las inmundicias, y también, las cochinadas con conocimiento y deliberación de los hombres que distinguimos y honramos para demostrar que las cosas feas se pueden embellecer. Podemos decir, que le confiamos el porvenir, el de nuestros hijos, el de los nietos y, demás por sobrevenir. Pero, la nueva camada de “salvadores de la patria y del sistema democrático”; no bien amoldaron sus culos en los escaños legislativos, se lanzaron con arrojo de valientes a defender la suerte y la estabilidad de ellos. Los ciudadanos apremiados por una realidad crítica de peligrosa resolución, si han esperado en vano, tanto la estimulación del Estado; aguantar un rato más no les aumentará en demasía sus pesares. Qué podemos increparles a sus indolencias, si fuimos nosotros los que armamos el brazo de esos valientes. Los señores políticos que nos personifican en el Congreso Nacional, no se corresponden con la representatividad que les encomendados. Desde el comienzo de la democracia, diputados y senadores han ocupado sillas que les quedaban grandes. En cierto modo, no hubo otra, que recurrir a afiliados pintores de paredes y muros con eslóganes de tal o cual bandería política. Hemos sido testigos de discusiones por haber conseguido los mejores paredones de la ciudad para pegar la cartelería partidaria. Eso acrisolaba méritos. En principio se entendió que era una etapa que debíamos ir superando hasta que el sistema se fuera consolidando. De puro timoratos nos conformamos con “bueno, tenemos poco tiempo de democracia, tenemos que aprender”; y con esa simple evasiva veíamos llenar lista (en algunos casos) con el colmo de la inexperiencia laboral.  En otras palabras, jugábamos con la expectativa de que a medida que tomáramos práctica y conocimiento, iríamos instruyéndonos y cultivándonos en bien de solidificar la república. Nos ilusionábamos con la idea que, a medida que pasaran las elecciones, los Partidos designarían personas cada vez más idóneas, más calificadas, más comprometidas con la jerarquía del cargo a asumir. Eso no sucedió en ningún nivel, casi cuarenta años de darle tiempo al tiempo para comprobar que nuestra pasividad, nuestra ociosidad ha dado lugar a que un hato de imprudentes nos asga sentir: hijos de la Pavota.                              

                                                          —ooo—

Arrancamos la semanita de Fin de Año, con la señora vicepresidenta de la Nación, “batiendo el parche”, por haber conseguido otro sobreseimiento (¿y van…?) por “presunta evasión tributaria” en Santa Cruz. Una nueva victoria sobre la Justicia que se agrega a las ya conocidas causas “dólar futuro: memorándum con Irán y Hotesur ´Los Sauces”. Luego de dar una voltereta, de deudora millonaria de la AFIP, pasó a determinarse la inexistencia de deudas. Según Marcó del Pont, no le asiste deuda tributaria; que es lo que realmente importa. Los detalles son extensos y complejos. En verdad, Santa Cruz, es una provincia donde las brujas hacen que los dineros mal habidos, – sortilegios de por medio -, vuelen o se esfumen del lugar donde debían estar custodiados. Viene al caso recordar los 630 millones de dólares producto de regalías mal liquidadas de YPF, entregadas en 1992, por el presidente Carlos Menem al gobernador Néstor Kirchner. Ese dinerillo no está ni se sabe cuál fue su destino.

 Lo que sí es importante, es que cantidad de contribuyentes, grandes y pequeños, están siendo investigados por evasión, desde cinco y seis años atrás. Ahí, andan muchos comerciantes buscando papeles viejos que justifiquen sus ingresos. Si los que legítimamente deben pagar no lo hacen, el Estado deudor, de algún recóndito lugar tiene que compensar ese faltante. Están juntando plata que ya muchos hijos de la pavota liquidaron.    

Haciendo honor a que cada legislador de la provincia de Buenos Aires – según el consultor económico Roberto Cachanosky – le cuesta al Estado 27.300 dólares mensuales (sueldos, asesores, varios y demás) es que objetamos el accionar negligente de la clase política.  ¿Alguno se merece cobrar sueldo tan importante, si tenemos en cuenta el desarrollo positivo que le generan al país?  Seguramente que no, sin embargo, los que los abonan son parte de un pueblo que se ve sumergido en un charco del que no consigue sacar la cabeza y. encima, le mandan salir a cubrir – pueda o no pueda – este desbocado despropósito del déficit público. Sin embargo, el radical-kirchnerista-camporista, Leandro Santoro despotrica: “¡Menos gente paga Ganancias y Bienes Personales, no aumentamos el déficit y la derecha denuncia impuestazo!”. Sin palabras, eso se llama opinar para que lo escuchen aquellos que lo gratifican abultadamente. aún sin haberlo ganado.   ¿El amigo Santoro aprueba que de cada 100 pesos que genera una hectárea agrícola; la presión tributaria se queda con 64 pesos, ¿así como el permanente hostigamiento a los que, juntando bronca, agachan la cabeza con tal de mantener abierto sus negocios?

Otro desparpajo semanal hecho con habitual naturalidad, lo continuaron dando a conocer los componentes de la clase legisladora, que, gracias a Dios, nos vino sacar la soga del cogote; una soga presta a hacernos sacar la lengua al extremo. Las traiciones en el cuerpo legislativo quedarán impresas en los libros de historia; sucede que una pandilla de miserables no repara en ver que sus deslealtades promueven una serie de perjuicios a sus propios votantes. No los entienden ni se ponen en sus zapatos, y si los entienden no les importan un comino. Meterle en la cabeza a un congresista que cambie su voto, no requiere de habilidades ni argumentaciones consistentes, Con esta ralea de políticos podemos hacer numerosas listas. A los tres legisladores que se fueron de vacaciones arguyendo motivos que no condicen con la reprobación de la situación crítica que sufre el país; un nuevo diputado, santafesino (no lo nombramos porque tampoco lo hicimos con los otros tres), se hizo la rata a la sesión de Presupuesto. Justo a la hora de votar el hombre gozaba de vacaciones, dándose la gran vidurria, en las Islas Maldivas, acompañado de su pareja. Hay que ser un verdadero…mal nacido, ¿no? El gentío vulgar, malo y envidioso; es, asimismo. egoísta y ruin; no quiere aceptar que la gente especial vive tan ocupada y traumatizada por el trabajo que “necesita desenchufarse” un poco. Caso contrario corren peligro de un patatús irrecuperable. En cambio, el pueblo trabajador y los malnacidos en la pobreza, agobiados por las dificultades y las carencias; recurren a otros modelos para desconectarse de la realidad. Alguno que otro descansa un fin de semana en cualquier lugar; otros pintan el patio de la casa; más de uno aprovecha para arreglar la casa; también el jardín necesita que alguien se ocupe de él y, sabemos de alguien que piensa en hacer una quinta en el fondo del terreno, por si las moscas. ¿Vio? … ¡Es lógico, no va a comparar! Una cosa es el “señor” y muy distinto el lacayo que acompaña y obedece a su señor

                                                  —ooo—

Con esto solo la semana no se dio por satisfecha. Un dulce corolario orientó la bitácora legislativa. Siempre con la brújula alineada en el mismo sentido; hacia las conveniencias personales. ¿Se acuerdan del acuerdo construido entre “notables de la política” respecto de las reelecciones indefinidas de intendentes, etc.? Bueno: “Los míos, los tuyos y los nuestros”, votaron la norma que determina que “los mandatos de los Intendentes, Concejales, Consejeros Escolares, Diputados y Senadores que hayan iniciados como resultado de las elecciones del año 2017, 2019 y 2021 serán considerados como primer período a los efectos de la aplicación de la presente Ley” Conclusión le otorgan a un conjunto de políticos la posibilidad de continuar en funciones cuatro u ocho años más” A unos cuantos los tenemos aún presentes, ¿se imaginan seguir soportándolos durante todo ese tiempo? Es una burla para ridiculizarnos a cara descubierta. En otras palabras, lo dijo el Diputado Lanaro: “Vergüenza nos debería dar, nos votaron en contra de los privilegios, del statu quo y estamos acá, haciendo todo lo contrario” (Infobae) Buen resumen, la mayoría del pueblo argentino especuló con la viabilidad que el llamado a elecciones de brindaba la probabilidad de ir cambiando los abusos oscuros y fraudulentos cometidos en el corazón del Cuerpo Colegiado Privilegiado. Los legisladores con un solo voto pueden asignarle a la sociedad, un perjuicio económico y antimoral de graves consecuencias. De igual manera exponen de forma solapada el desprecio a las buenas intenciones que persigue una nación. Más ocurridos plasmaron esta semana; pero, aquí nos quedamos.

Ya vendrá el tiempo en que los hijos de la Pavota, tendrán que desarmar los brazos de aquellos valientes.

Comentarios
Cargando...