Lunghi sobre Kicillof: “No es fácil el chiquito”

La situación sanitaria del Municipio de Tandil es compleja por estas horas y Lunghi no duda en advertir que puede ir a “un rojo total”.


El histórico Intendente de Tandil, Miguel Ángel Lunghi, sigue realizando polémicas declaraciones en medio de un agravamiento de la situación sanitaria en la ciudad serrana. El jueves apuntó a los vecinos que no usan barbijos y casi enojados los definió de “estúpidos”.

Ahora se conocieron declaraciones que hacen referencia a una reunión mantenida con el Gobernador de la provincia de Buenos Axel Kicillo: “Me le paré al Gobernador en una conversación bastante tensa, no es fácil el chiquito“, espetó el Intendente en declaraciones a Multimedios El Eco de la vecina localidad.

Señaló que él mismo asumió un compromiso con el gobernador Axel Kicillof al momento de negociar la compatibilización del sistema de fases con el esquema del semáforo, en cuanto a implementar acciones específicas de complicarse el cuadro epidemiológico.

En efecto, Lunghi sostuvo que se decidió generar un esquema propio para otorgar mayor movilidad económica, pero reconoció que todo se complicó porque “no ha habido la seriedad necesaria para manejarse”.

“Me comprometí con Kicillof, le dije que tenía firmadas más de cien actas para cambiar de esquema, con algunos no tuvimos comunicación porque nos olvidamos, hay que decir la verdad, pero no importa, la mayoría lo firmó”, deslizó.

Comentarios
Cargando...