Estudio eseverri desktop movile

Manzur analizó con Domínguez una salida al cepo a la exportación de carnes

En el gobierno dicen que «hay vocación de destrabar el conflicto». El martes, reunión clave del nuevo ministro de Agricultura con la Mesa de Enlace.


El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, se reunió hoy en Casa de Gobierno con el flamante jefe de Gabinete, Juan Manzur para hablar sobre las exportaciones de carne, previo al encuentro que mantendrá el martes con los titulares de las entidades que integran la Mesa de Enlace, y que se espera gire en torno a ese tema.

“Junto al jefe de Gabinete @JuanManzurOK analizamos la importancia del sector rural, de las y los productores ganaderos y de los frigoríficos. Creemos en el cuidado de este sector estratégico para el país y para todos los argentinos y las argentinas”, tuiteó hoy Domínguez.

El flamante titular de la cartera agropecuaria, quien asumió el lunes el cargo en reemplazo de Luis Basterra, mantendrá la próxima semana su primer encuentro presencial con los principales representantes de la Sociedad Rural (SRA), Federación Agraria (FAA), Confederaciones Rurales (CRA) y Coninagro.

De manera previa, antes de la asunción y luego del cambio en el ministerio, existieron contactos telefónicos y reuniones con técnicos de las entidades, en especial por las limitaciones existentes para la exportación de carne vacuna. Las entidades colocan a esta cuestión al frente de sus reclamos y pretenden que el Gobierno levante de manera anticipada las restricciones existentes, que inicialmente fueron extendidas hasta el 31 de octubre.

“Hay vocación para destrabar el conflicto”, indicaron fuentes oficiales, quienes deslizaron incluso la posibilidad de que la semana que viene se puedan llegar a anunciar nuevos lineamientos y medidas para el sector.

Por el lado de las entidades ruralistas, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, dijo hoy en declaraciones a radio Continental, que hubo “buenas reuniones técnicas con el Gobierno”, tras lo cual enfatizó que “hay que tomar una decisión con el cepo a la exportación de carne, porque ya los tiempos se estiraron demasiado”.

En la misma línea, su par de de FAA, Carlos Achetoni, -en diálogo con Télam- dijo que el objetivo principal es que “se normalice la exportación con una apertura total”. Achetoni sostuvo que la agenda de temas a tratar también debe incluir “el pedido de que se saque la reglamentación del Banco Central, que no permite que se les otorgue créditos a los productores que retengan más del 5% de la cosecha”, entre otras cuestiones.

En los encuentros previos entre los técnicos de Agricultura y de la Mesa de Enlace y la industria frigorífica se analizaron opciones para cumplir los deseos del Gobierno y de la cadena de la carne: por un lado, mantener los precios aquietados, como desde julio, tras la implantación del cepo, y por otro, volver a liberalizar todas las exportaciones, después de que se permitieran ya varias de ellas. Aún siguen limitados los envíos a China, que irrumpió desde 2019 como uno de los principales compradores en el mundo. Una alternativa en estudio consiste en levantar en forma total el cepo, pero establecer un mecanismo de monitoreo permanente de faena y precios en Agricultura -que ya tiene las herramientas de control necesarias- para evaluar con cierta periodicidad si se encarecen los cortes en el mercado interno y si entonces deben frenarse otra vez exportaciones de ciertos productos a determinados mercados.

Un cese de comercialización podría provocar una suba de precios, como la que impulsó apenas comenzó el cepo en junio. Por eso, en el Gobierno analizan que pactar con el campo puede que no le reporte más votos, pero una profundización del conflicto sí puede quitarle más sufragios de la población que cada vez come menos carne bovina, alimento emblemático del país. A su vez, en el Ejecutivo consideran que no pueden arriesgarse a calmar al campo abriendo la exportación y que eso encarezca los cortes de acá a las elecciones legislativas del 14 de noviembre. Por eso analizan abrir la canilla de los envíos al exterior, pero con la mano puesta sobre ella para cerrarla apenas adviertan subas de precios.

Presión de los gobernadores

Antes de la reunión del martes, la agenda de Domínguez tiene previsto un encuentro el lunes con los ministros provinciales del área, en el marco de un encuentro del Consejo Federal.

En las últimas jornadas, al reclamo de los ruralistas y las entidades alistadas en el Consejo Agroindustrial Argentino por el levantamiento de las restricciones a las exportaciones de carne vacuna, se sumaron también gobernadores de distintas provincias productoras.

El viernes, a través de un comunicado difundido por la gobernación de Entre Ríos, el mandatario provincial, Gustavo Bordet, junto con sus pares de Santa Fe, Omar Perotti, y de La Pampa, Sergio Zillioto, aseguraron que gestionan ante la Nación la apertura total de las mismas.

“Tenemos que aumentar los niveles de productividad. Por lo cual estamos pidiendo que se resuelva el tema de las exportaciones de carne en Argentina porque impacta en nuestras provincias”, indicó Bordet. En este sentido, detalló que en Entre Ríos hay frigoríficos exportadores y “nos preocupa la mano de obra que allí trabaja”.

“En esa preocupación estamos pidiendo al ministro (de Agricultura, Ganadería y Pesca) Julián Domínguez, que sabemos que comparte esta preocupación, que podamos resolver este conflicto para defender la fuente de empleo de los obreros de los frigoríficos como es el caso de Alberdi en Oro Verde y el San José de San José”, concluyó Bordet. (DIB)

Comentarios
Cargando...