Medido en remedios, el poder de compra de los jubilados perdió un 50%


La mitad del poder de compra de las jubilaciones mínimas fue “comida” por el aumento de los medicamentos entre 2015 y 2019, según un estudio que publicó el CEPA.

El informe asegura que “mientras que la jubilación mínima en enero alcanzó los $14.068, lo cual implica un aumento de 268,1 por ciento desde
mayo de 2015 (casi 400 por ciento si se considera el bono de $5.000), el precio de venta al público (PVP) de los principales medicamentos subió en el mismo período 455 por ciento”.

“Si se analiza la evolución del poder de compra medido en medicamentos -subraya-, se percibe una brutal caída en el período mayo 2015 a noviembre
2019, que implica la pérdida de la mitad del poder adquisitivo”.

Sigue: “En la variación de precios mensual se observa el sensible incremento de precios de 2019, particularmente en los meses de abril, agosto, octubre y noviembre, con aumentos de 8.7, 11.8, 8.7 y 6 por ciento, respectivamente”.

Asevera que “esta situación es crítica dado que, según el relevamiento propio, el poder adquisitivo del haber mínimo (considerando la evolución del IPC-Indec y el Relevamiento de Expectativas de Mercado -REM- realizado mensualmente por el Banco Central) se retrajo 19,1 por ciento en la comparación entre el promedio del poder adquisitivo de 2015 y 2019, es decir, unos $2.673 mensuales. Si se multiplica esa pérdida por doce
meses, el monto anual alcanza los $32.075 para dicho período de comparación”

Añade que “si se analiza la evolución de la jubilación en dólares, también allí la pérdida es significativa. La jubilación actual implica la reducción de casi la mitad del promedio de la jubilación mínima en dólares en 2015, pasando de u$s441 (promedio 2015) a u$s 246 (promedio 2019)”. “En 2009, en Argentina el 44 por ciento de las defunciones de personas de 60 años o más correspondieron al aparato circulatorio, el 26 por ciento a tumores y el 21 por ciento a enfermedades del sistema respiratorio”, detalla el estudio. Y realza que “esa situación es crítica si se consideran los enormes aumentos de medicamentos para patologías específicas. Ejemplos: el medicamento para patologías respiratorias (Seretide) aumentó 599,4 por ciento a noviembre de 2019; el medicamento para patologías osteoarticulares (Arcoxia) tuvo un incremento de 588,3 por ciento en su PVP a noviembre de 2019; los tratamientos para personas asmáticas o con enfermedades obstructivas crónicas (EPOC) se han visto fuertemente encarecidos. Es importante considerar que el EPOC representa el 13 por ciento de las defunciones por enfermedades respiratorias”, especifica el estudio

Comentarios
Cargando...