Musimundo cerró otra sucursal y agrava la crisis en el interior

Musimundo funcionaba en Luján en un amplio local ubicado en la céntrica calle San Martín al 400 y el cierre, según informó el semanario local El Civismo sorprendió a clientes y vecinos en general ya que no hubo aviso previo.
La cadena de electrodomésticos Musimundo cerró su local de Luján y de esa manera agravó una crisis empresarial que tiene uno de sus focos en el interior bonaerense, donde ya son varias las sucursales que bajaron la persiana.

Musimundo funcionaba en Luján en un amplio local ubicado en la céntrica calle San Martín al 400 y el cierre, según informó el semanario local El Civismo sorprendió a clientes y vecinos en general ya que no hubo aviso previo.

De hecho, en muchos casos, los trabajadores se enteraron del cierre cuando fueron a cumplir su día laboral y encontraron las persianas bajas y carteles pegados en los vidrios que anunciaban el cierre de la sucursal.

El cierre de sucursales de Musimundo tuvo una primera etapa en mayo de este año cuando dejó de operar en ciudades como Tandil, Trenque Lauquen, Pehuajó, Bragado, Chivilcoy y Mercedes. En algunas de, las sucursales eran rentables, en otras pagaban alquileres muy caros.

El principio de fin se dio cuando Carsa, la firma dueña del 50%de Musimundo, “anticipó a la Comisión Nacional de Valores que no cumpliría con el pago de intereses y capital que vencía por la emisión de obligaciones negociables por $116 millones”.

De esta forma, se agravó la situación financiera de la cadena de electrodomésticos que había pedido ante la Justicia comercial la apertura de una convocatoria de acreedores.

el último balance anual de la compañía que tiene bajo su órbita a 124 locales de la cadena Musimundo -otros 130 son manejados por la firma Electrónica Megatone y no mostrarían problemas financieros- ostenta ventas totales a agosto de 2017 por poco más de $6.612 millones y una ganancia después de impuestos de $22,8 millones.

Tal como sucede con otras empresas del sector, la baja en el consumo de bienes durables junto con la inflación generaron menores márgenes de ganancias, pero de todas formas Musimundo estaba lejos de mostrar una crisis terminal. Incluso abrió cuatro nuevas sucursales durante el año pasado (dos en Río Negro, una en Misiones y otra en Buenos Aires) y hasta lanzó ON en marzo pasado.

Ahora bien, el talón de Aquiles para Carsa fue, sin lugar a dudas, su deuda, pero no la tomada con entidades bancarias -que según el BCRA a la fecha asciende a $1.758 millones (toda en situación 1 -sin atrasos en los pagos)- sino la del tipo financiera, reveló Ámbito Financiero. (DIB)

Comentarios
Cargando...