Olavarriense reclamó en tribunales por la salud de su hijo preso en la Unidad 38

El joven detenido fue condenado a 17 años de cárcel por el homicidio de una remisera ocurrido en septiembre de 2017. Su padre reclama por correcta atención medica.

Fuente: Diario El Tiempo.

En la mañana de este martes un olavarriense llevó adelante una protesta en la puerta de ingreso a la sede del Poder Judicial de Azul. Durante su reclamo solicitó que su hijo, que está preso por un asesinato por el que meses atrás fue condenado a diecisiete años de cárcel, reciba atención médica a causa de una lesión que presenta en una de sus piernas, la cual le había sido provocada mientras estaba privado de la libertad en la Unidad 7 de Azul.

El olavarriense expresó en declaraciones al Diario El Tiempo que su hijo no puede caminar a causa de esa lesión, que le fuera provocada mientras estaba privado de la libertad en la Unidad 7, el lugar donde, tras protagonizar una reyerta con otros internos, guardias del penal azuleño le efectuaron disparos con postas de goma.

Actualmente el joven está preso en la Unidad 38, una de las cárceles con asiento en la localidad olavarriense de Sierra Chica, después de que había sido trasladado a ese penal meses atrás.

En aquel incidente donde resultó lesionado había recibido al menos dos disparos en una de sus piernas, lesiones que -según su padre contó en una charla que mantuvo con EL TIEMPO- le impiden caminar normalmente, por lo que tiene que utilizar muletas para poder desplazarse.

Roberto Ariel Almeida, un joven oriundo de Olavarría que tiene 20 años de edad, se llama el interno por el que su papá realizó en la puerta de Tribunales en la mañana de este martes esa protesta para que reciba lo que el hombre considera tiene que ser una adecuada atención médica.

Actualmente el joven se encuentra a disposición del Tribunal Oral en lo Criminal número 2.

A fines de octubre pasado, en el TOC 2 había sido condenado en primera instancia a esos ya mencionados diecisiete años de prisión, tras la realización de un juicio donde fue hallado autor del asesinato de una remisera, un hecho que en Olavarría se produjo en noviembre de 2017.

“No puede apoyar el pie y está con muletas”

Roberto Albino Almeida, un colectivero olavarriense que tiene 53 años de edad, se llama el padre del imputado y quien, en la mañana de este martes, llevó a cabo esa protesta en la puerta del Palacio de Justicia local.

Su idea, expresó, era poder entrevistarse con la magistrada Alejandra Raverta, la actual titular del Tribunal donde su hijo fue juzgado y condenado a fines del pasado mes de octubre,

Según señaló en ese contacto que mantuvo con este diario, “el calvario mío empezó hace seis meses”, teniendo en cuenta lo que había sucedido con su hijo mientras permanecía privado de la libertad en la Unidad 7, después de que “yo mismo lo había puesto a disposición de la justicia” cuando en Olavarría se investigaba el asesinato de la remisera, el hecho por el que el joven resultó condenado a esos ya referidos diecisiete años de prisión.

Almeida hijo está privado de la libertad desde días después a registrado en la vecina ciudad ese homicidio por el que hace dos meses resultó sentenciado en primera instancia.

Según su papá, el 9 de junio de este año -mientras el joven estaba preso en la Unidad 7- se registró ese incidente donde resultó lesionado en una de sus piernas a causa de disparos con postas de goma que le fueron efectuados por agentes del penal que intervinieron en una disputa entre presos que en ese entonces se había generado.

“Hubo una pelea entre internos a golpes de puño y entraron los del sistema carcelario y a mi hijo le pegaron dos tiros. Uno en el pie y otro en la rodilla de su pierna izquierda”, relató el hombre desde la puerta de Tribunales.

Siempre de acuerdo con su versión de lo sucedido, no bien resultó herido su hijo fue trasladado al Hospital Pintos, aunque al día siguiente lo trajeron de regreso a la Unidad 7 y “lo metieron en un buzón”, sin que en ese entonces “se le diera ningún diagnóstico” sobre las lesiones que presentaba en una de sus extremidades inferiores.

“Ahora no puede apoyar el pie y está con muletas”, agregó el hombre sobre el estado de salud de su hijo, que está preso en la Unidad 38.

También dijo que a causa de esos disparos que recibió en aquel incidente en el penal de varones de Azul “quedó inválido de la planta del pie”, una situación por la que actualmente no está recibiendo ningún tipo de tratamiento médico mientras permanece privado de la libertad, algo por lo que el hombre reclama.

Su intención con esa protesta que llevó a cabo en Tribunales era poder entrevistarse con la jueza Alejandra Raverta; aunque reconoció que telefónicamente ha mantenido contacto en varias ocasiones con la magistrada azuleña.

Almeida sostuvo que su hijo no puede permanecer actualmente en ninguna unidad penal por el estado en que se encuentra a causa de esas lesiones que presenta en una de sus piernas.

Por tal motivo, está a la espera de que le concedan el arresto domiciliario. En otras palabras, una morigeración a esa prisión preventiva que está purgando por ese homicidio por el que resultara condenado meses atrás en el debate desarrollado en el TOC 2.

“No hay cárcel que esté preparada para la lesión que tiene”, afirmó con relación a la situación por la que actualmente atraviesa su hijo, de quien señaló que hasta tuvo que encargarse él de conseguirle las muletas porque el Servicio Penitenciario no se las proporcionaba.

Mientras lo visita semana tras semana en la Unidad 38 de Sierra Chica, Almeida padre contó que tomó esta determinación de venir a protestar a Tribunales “para que empiecen a curarlo”.

“Hoy vinimos en forma pacífica y mi idea es que baje la Jueza a hablar acá con nosotros. Lo que reclamo es que atiendan a mi hijo, que cumplan con la obligación que tienen que cumplir. Alguien se tiene que hacer cargo de esto que le pasó estando en la cárcel. Si sigue sin cura, como no le irradia sangre, corre peligro de que le amputen el pie. Esto me lo dijo un perito que en su momento lo vio, ya que a mi hijo nunca se lo curó ni se lo operó ni nada por el estilo”, agregó el colectivero olavarriense mientras llevaba cabo esta protesta en la puerta del Palacio de Justicia local.

Comentarios
Cargando...