Olmedo el único que votó contra la “Ley Micaela”

“Siempre le voy a decir ‘no’ a la ideología de género”, afirmó


Fiel a su estilo polémico, el diputado Alfredo Olmedo fue el único legislador de la Cámara baja que votó en contra de la llamada “Ley Micaela”, que tuvo media sanción por 171 votos positivos.

“Siempre le voy a decir ‘no’ a la ideología de género”, argumentó el legislador del monobloque Salta Somos Todos, sobre el proyecto que impulsa la capacitación sobre violencia de género para los tres poderes del Estado.

“He sido el único diputado nacional que votó en contra de la Ideología de Género. Voy a seguir sosteniendo que Dios creó al hombre y a la Mujer”, escribió el diputado salteño en su cuenta de Twitter.

Olmedo es precandidato a presidente y pocos días atrás visitó al mandatario electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, admirador del régimen militar que gobernó de facto ese país entre 1964 y 1985 y que tiene una prédica antifeminista y homofóbica, en sintonía con la del salteño.

Los ejes de la “Ley Micaela”

El proyecto que tuvo media sanción en Diputados es conocido como “Ley Micaela”, en homenaje a Micaela García, la joven de 21 años asesinada en Gualeguay en abril del año pasado.

La propuesta establece la capacitación obligatoria en cuestiones de género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado, que estará a cargo de del Instituto Nacional de las Mujeres. El organismo realizará indicadores de evaluación sobre el impacto de las capacitaciones, cuyos resultados se integrarán al informe anual.

De acuerdo al proyecto, las personas que se nieguen sin justa causa a realizar las capacitaciones previstas “serán intimadas en forma fehaciente por la autoridad de aplicación (el Instituto) a través y de conformidad con el organismo de que se trate”.

El debate de la iniciativa se produjo luego del fuerte impacto que generó la denuncia por violación que hizo la actriz Thelma Fardin contra Juan Darthés, que movilizó a diputados de todos los bloques a debatir de manera urgente una agenda de género.

 

 

Comentarios
Cargando...