Estudio eseverri desktop movile

Oportunidades…

Escribe: Angélica  Diez, Misionera  de la  Inmaculada  Padre  Kolbe, Olavarría.


Vamos  transitando la Cuaresma desde el Miércoles de Ceniza…  Es  un tiempo  para aprovechar las oportunidades y vivir una auténtica conversión. La conversión del corazón, ese giro interior hacia Dios  tan  necesario para  afianzar  nuestros  valores.

            Cuaresma 2021   y  “doble” Cuarentena , la  que  litúrgicamente   acompañamos  al  Señor  en  el  desierto que  va  preparando  su  entrega  y la  otra  Cuarentena , la  del  Covid 19 que  se  va prolongando. En  este  tiempo, han  sido  muchas las oportunidades que  se  nos han presentado  para  “sacar”  lo mejor   y  lo peor  de nosotros mismos –  hay  que  recocerlo  con la  mano  en  el  corazón ,  como dicen  los  mayores -.  Este  proceso de cambio , conversión  y transformación va  paso  a  paso,  día   a  día y nos  va  mostrando “lo  de  adentro”, lo que  hay  que  erradicar y lo que  hay  que “regar” para  dejar  brotar semillas  de  bien  construyendo  así fraternidad.

            Es  un  llamado  a  seguir  creciendo y,  al mismo  tiempo una plataforma  adecuada  para  que  Dios  con  su  amor reine  en  nuestras  vidas. ¿Será  cuestión  de cambiar el Chip y crear oportunidades? ¡Las  oportunidades  están  al  alcance  de la  mano, de  tu mano,  de  mi  mano ! Ese  gesto  oportuno  de: “saludar  con  alegría”, “ser   agradecido/a”, “desprenderse  de  algo  propio  en  beneficio de  quien  lo  necesita”, esto  es lo  que nos  dignifica  y  sale  de  nuestro  interior  y nos hace bellos y bellas .

             Cuaresma ;  al  mismo  tiempo  que  nos  mueve  a  la  caridad  nos  habla  de ayuno,  de  abstenernos ,  no  tanto  de  comer y  de  beber sino de  algo  más  profundo y constructivo: “ayunar   de palabras hirientes para  transmitir  en  cambio palabras bondadosas”; “ayunar de  egoísmos para  llenarnos  y  desbordar en actos de bien”;

“ayunar  de  pesimismos  para  cambiarlos por formas  nuevas  de  esperanza”. ¿Qué oportunidad  elegís  de  caridad  y  de  ayuno? ¿Cuales   te  parecen las  más  oportunas  para  ponerlas  en práctica  con los  de  casa, los  compañeros  de  trabajo, los vecinos ?                 Sigamos…  las  oportunidades  no  faltarán .Cuaresma –  y Cuarentena “  doble”   es  una  excelente  ocasión  para  crecer  y  compartir donándonos. Será  una efectiva  manera de acompañar a Jesús que se entrega por todos y a  tantos que  hoy  están  sufriendo  las  consecuencias de la enfermedad  y  de la pérdida  de seres  queridos.  Nos  anima  el  papa  Francisco: ¡Qué importante es soñar juntos! […] Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana, como hijos de esta misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos”.(FRATELLI TUTTI, punto  8).

                    (*)  Angélica  Diez, Misionera  de la  Inmaculada  Padre  Kolbe, Olavarría.

Comentarios
Cargando...